Nuevo escándalo kirchnerista: El juez quiere saber que pasó en Córdoba

JUDICIALES 13 de junio de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
2E44HAQJFRGDVLR3KJRPRJSEH4

La Justicia federal ordenó retener los pasaportes a los ciudadanos iraníes que eran tripulantes del avión de carga venezolano que se encuentra en el aeropuerto de Ezeiza y en el que viajaban 14 ciudadanos del país carioca y cinco del país árabe.

Al abrir su despacho este lunes, el juez federal Federico Villena le ordenó a la Dirección de Migraciones –que depende del ministerio del Interior- que retenga el pasaporte de los cinco iraníes (alojados hasta ahora en un hotel), por lo que no podrán salir del país al menos por las próximas 72 horas.

Antes de aterrizar en Ezeiza, el avión –que transportaba autopartes- hizo una escala el lunes 6 de junio en el Aeropuerto Ambrosio Taravella de Córdoba, a donde había sido desviado por niebla.

Ahora la Justicia investiga para saber si en esa escala se abrió la bodega y se bajó algo antes de llegar al aeropuerto internacional de Ezeiza.

“Habré de requerirle a la Señora Directora de la Dirección Nacional de Migraciones que mantenga retenidos a la orden de este Tribunal los pasaportes de los ciudadanos iraníes Mohammad Khosraviaragh; Gholamreza Ghasemi; Mahdi Mouseli; Saeid Vali Zadeh; y Abdolbaset, Mohammadi por el término de setenta y dos horas”, ordenó el magistrado.

En la noche del domingo, Villena había rechazado un habeas corpus presentado por un abogado particular que representa a toda la tripulación del Boeing 747-300M matrícula YV3531 de la empresa venezolana Emtrasur, que se encuentra retenido en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, a cuya terminal de carga arribó el lunes 6 de junio.

Villena también aceptó este lunes como querellante a la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), que se había presentado el fin de semana como querellante en la causa que pide investigar la situación generada por la aeronave de carga retenida en el aeropuerto.

AVIÓN: “SE PUSO EN RIESGO LA SEGURIDAD”
“Al dejar entrar a este avión se puso en riesgo no solo la seguridad de todo nuestro país, sino de América del Sur. Dejarlos ir a los tripulantes sin haberlos indagado al respecto (...) sería una oportunidad perdida de poder ayudar a combatir el terrorismo internacional”, dijo la DAIA en la denuncia.

Fue la DAIA la que pidió al juez que les retenga los pasaportes a los tripulantes del misterioso vuelo y que tampoco deje salir del país a la aeronave y a los ciudadanos iraníes, en tanto no avance la investigación.

El ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero, afirmó este lunes que el Gobierno espera que el juzgado determine “el procedimiento a seguir” en el caso del avión

“No tenemos ningún tipo de requerimiento diplomático de Venezuela. Es estrictamente una cuestión de seguridad. La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) actuó bien, conforme a las normativas, y pasó a ser (un tema) judicial. Cuando se determine en el juzgado el procedimiento a seguir, será lo que vamos a hacer”; explicó el canciller en declaraciones formuladas esta mañana a la radio FM Urbana Play.

El funcionario indicó que el avión “en principio paró en Córdoba” antes de dirigirse hacia Uruguay, donde el Gobierno de ese país impidió su maniobra.

“Paró en Córdoba esos días de mucha niebla que los aviones no podían bajar en Ezeiza. En ese contexto, bajó a Córdoba y luego fue a Ezeiza”, detalló.

En tanto, explicó “las fuerzas de seguridad argentinas lo retuvieron” y eso derivó en la investigación que “todavía no tiene resultados”.

“Este tema por supuesto que activa todas las sensibilidades y es algo totalmente razonable. Queremos ser muy cautos y separar las cosas. Nosotros seguimos con nuestros reclamos al gobierno iraní de que exista colaboración para la investigación de fondo en la causa AMIA y es algo que vamos a seguir permanentemente reclamando”, subrayó.

Además, expresó que, en esa causa, “se renovaron las alertas rojas” y, aunque Argentina “continúa con su reclamo e investigación”, siempre hay trabas “por esta parte del Gobierno iraní que no acepta colaborar con la justicia argentina”.

El juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena determinó este domingo que la Dirección Nacional de Migraciones “actuó en el marco de sus facultades” en el caso del avión de carga venezolano demorado en Ezeiza y declaró “abstracto” el hábeas corpus presentado por el abogado de la tripulación.

En la resolución, emitida un domingo en razón de tratarse de una solicitud de hábeas corpus, el juez repasó los últimos acontecimientos vinculados a la llegada al país del Boeing 747 Dreamliner de la empresa Emtrasur, con matrícula venezolana YV3531.

En ese sentido, mencionó que la aeronave “fue sometida a un exhaustivo control por parte de la PSA, personal de la Dirección General de Aduana (DGA), Dirección Nacional de Migraciones (DNM) y de la Policía Federal Argentina (PFA)”.

Con información de La Voz del Interior

Te puede interesar