Economía espera que el FMI apruebe nuevas metas trimestrales y evitar así un waiver

ECONOMÍA 18 de junio de 2022 Por Estefanía Pozzo*
guzman-y-georgieva

La aceleración del gasto público y la dificultad del Banco Central para acumular reservas pusieron en duda el cumplimiento de las metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional para el segundo trimestre. Si bien en el Ministerio de Economía ratifican que las metas anuales están garantizadas y que las decisiones del programa económico se orientan a sostener lo firmado, sí abrieron un canal de discusión con el staff del organismo para “recalibrar” los objetivos del segundo y tercer trimestre, que tanto el Fondo como los funcionarios ya admiten que no se cumplirán como estaban previstas originalmente. En ese sentido, según supo Ámbito de fuentes oficiales, ya hay acuerdo con los técnicos en un nuevo esquema de objetivos trimestrales, pero la definición está ahora en manos del directorio ejecutivo, que encabeza Kristalina Georgieva.

La expectativa en los despachos oficiales es que las nuevas metas trimestrales sean aprobadas y avaladas por el Board del Fondo en la revisión del 24 junio, cuando también deba aprobar lo hecho por Argentina en los primeros tres meses del año, objetivos que el país logró cumplir cómodamente. Un funcionario con conocimiento de las negociaciones lo graficó con una metáfora: “El Fondo mira el espejo retrovisor (por lo hecho anteriormente) pero también está mirando hacia adelante”. De la decisión que tome el órgano político del FMI definirá si el país debe o no pedir formalmente un waiver, es decir, una dispensa por no haber logrado aquello a lo que se había comprometido.

Según le comentaron a este diario, “va a haber una readaptación de las metas” y esto se justifica en el especial impacto que la guerra en Ucrania produjo en la economía global y también en la local. Este impacto, aseguran en el gobierno, tiene un fuerte componente estacional, sobre todo derivado de las importaciones de energía y de la aceleración del gasto para inyectar ingresos en los sectores más vulnerables, en los que impacta de manera especial el aumento de los precios de alimentos. “Tenemos un compromiso sobre metas anuales y empezar a pensar sobre cómo readaptar”, ratificaron. “Hoy llegamos a un acuerdo que va en línea con lo que se está comunicando acá”, dijeron sobre el diálogo con los técnicos del FMI.

Sobre el waiver, el funcionario aseguró que “depende”. “Primero se va a sentar el directorio, hay que revisar la metas, tenemos un acuerdo con el staff de que debería haber una revisión también”, pero eso queda “a consideración del directorio, que se reúne el 24”. “Si se aprueba la revisión, cuando nos sentemos en agosto se mirará hacia atrás”, detallaron.

El acuerdo con el organismo contempla que, para fines de junio, el Gobierno tiene un tope de déficit fiscal primario de $566.800 millones, un objetivo de acumulación de reservas de u$s4.100 millones y un techo de asistencia monetaria de $438.500 millones.

 

 

* Para www.ambito.com

Te puede interesar