Detrás de la informalidad de algunos comercios, hay un funcionario "entongado"

OPINIÓN 18 de junio de 2022 Por Carlos ZIMERMAN
2301201058_Municipales-Rafaela-Santa-Fe

Las tristes imágenes de la señorita que luego de ser despedida de un super chino de Rafaela, que recorrieron toda la Argentina y otros lugares del mundo, hay una historia de una persona que de ninguna manera debe ser minimizada.

Más allá de su reacción, que de ninguna manera compartimos pero que no somos nadie para ponernos en implacables fiscales, es evidente que la trabajadora manifestó un hartazgo generalizado a un trato laboral precario e informal que nadie puede desconocer ni mirar para otro lado.

Es verdad que se da en todo el país, pero llama mucho la atención en una ciudad relativamente chica como es Rafaela, en donde todos nos conocemos y nadie puede decir que ciertas cosas le son ajenas, menos los funcionarios públicos de la municipalidad, de la Afip o de organismos de trabajo. Ellos son los que tienen que controlar la formalidad laboral y muchas otras cuestiones en el funcionamiento de un negocio que son imprescindibles para su funcionamiento.

No es posible ni lógico que a un ciudadano que quiere poner un pequeño kiosko para poder llevar el pan a su mesa se le exijan miles de requisitos, que en muchos casos terminan en el desistimiento , y otros, que tienen grandes facturaciones, ni siquiera entreguen una mísera factura de compra.

En Rafaela pasa también con los comercios de ciudadanos bolivianos y con otros, los denominados "NYC", que tienen sus vínculos aceitados para poder trabajar en la informalidad,

Que nadie se engañe, que nadie se sorprenda, detrás de comerciantes inescrupulosos que trabajan en la informalidad, siempre hay un funcionario de turno "entongado".

Te puede interesar