El padre de la familia que murió en el incendio en Recoleta al enterarse de la tragedia: “Dios los dio y Dios se los llevó”

SOCIEDAD 05 de julio de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
isaac-jabbaz-se-entero-este___Yqx_a_OkU_1256x620__1

El padre de la familia víctima del incendio en Recoleta, Isaac Jabbaz, se encuentra conciente y presenta una gran mejoría. Además, recibió la visita del rabino Samuel Levin luego de ser notificado del fallecimiento de sus hijos y su esposa. Así lo confirmó la Agencia Judía de Noticias (AJN).

 
Junto a él, también estuvo su hermano Marcos Jabbaz -que fue a acompañarlo tras recibir la noticia- y el rabino Eliahu Hambra, quien compartió detalles del encuentro en sus redes sociales.

"Anoche acompañé al Gran Rabino Shamuel Levin, en su visita a Isaac Jabbaz, quien se está recuperando. Ayer Isaac también fue informado de la terrible tragedia que padeció su esposa e hijos", escribió en su cuenta de Twitter.

 
En el mismo posteo, reveló la reacción del hombre al enterarse de la muerte de su familia: "Con inmenso dolor, respondió que recibe con compasión todo lo que Dios determina" reveló.

Eliahu Hambra fue más explícito, luego, en diálogo con el portal Infobae. "Lo tomó con mucha fe, dijo que ‘Dios los dio y Dios se los llevó’”, dijo al respecto de la reacción.

El pasado 23 de junio se desató un impresionante incendio en el séptimo piso de un edificio ubicado en la calle Ecuador al 1000, a metros de avenida Córdoba, en el barrio porteño de Recoleta. En el departamento vivía la familia Jabbaz, de la que fallecieron cinco miembros: la madre y cuatro de sus hijos.

Uno de los sobrevivientes, el padre de la familia, Isaac Jabbaz, se encuentra internado, está consciente, evoluciona favorablemente y en la tarde del lunes le explicaron lo ocurrido durante la tragedia.

En el siniestro murieron Sofía Jabbaz-Kibudi (esposa de Isaac), de 50 años, y cuatro de sus hijos: Camila, de 17 años, Esther Shira, de 9 años, Miriam, de 8 años y Rafi Orly Jabbaz, de 3 años. Todos ellos fueron inhumados en el Cementerio Judío Sefaradí Bene Emeth de Banfield.

El edificio del incendio se encuentra cerca del tradicional barrio judío de Once, donde vive la mayor cantidad de familias judías ortodoxas de la Argentina, a pocos metros de la Yeshivá (escuela de estudios religiosos) Jafez Jaim del rabino Samuel Levin. Los hijos de la familia que sobrevivieron comenzaron esta semana su vida normal y retomaron sus estudios en la Yeshiva.

El padre de la familia, Isaac Jabbaz, ya presenta una gran mejoría y espera su alta médica para el jueves, aseguró en diálogo con la Agencia de Noticias AJN, el presidente de Vaad HaKehilot, Eliahu Hamra, quien lo visitó en el sanatorio Anchorena de San Martín junto al rabino Samuel Levin.

La AMIA también se encuentra acompañando a los Jabbaz y brindándoles toda la ayuda posible. Dos hijos mayores de la familia declararon ante la Justicia y señalaron que habían dejado enchufado un monopatín eléctrico, el elemento que la investigación sospecha que fue el causante del episodio.

Los vecinos del edificio siguen sin saber cuándo podrán volver a vivir en sus hogares. La tragedia obligó a cortar el gas y la electricidad, que siguen interrumpidos. Y aunque algunos vecinos fueron alojados por familiares y otros se hospedan en hoteles, otros piden ayuda a la comunidad judía, a la que pertenecen buena parte de los habitantes del inmueble.

En el edificio comenzaron a trabajar en el cambio de todo el sistema eléctrico para que la gente pueda volver lo antes posible.

Fuente: Clarín

Te puede interesar