En medio de la incertidumbre económica, el kirchnerismo presiona en el Senado para avanzar con la ampliación de la Corte Suprema

POLÍTICA 06 de julio de 2022 Por David Cayón*
2NTFMHKWKZFZLP25FS7R6S5GXE

Con la discusión por la modificación del Consejo de la Magistratura empantanada en la Cámara de Diputados, el kirchnerismo buscará avanzar mañana con otro proyecto de ley que busca modificar la estructura de la Justicia. En lo que será una nueva sesión especial, el oficialismo intentará darle media sanción al texto que amplía la cantidad de miembros de la Corte Suprema y lo lleva de cinco a veinticinco jueces.

El proyecto de ley presentado por el Frente de Todos, a pedido de 16 gobernadores del oficialismo y que cuenta con el apoyo de Cristina Fernández de Kirchner, está pronto a ser debatido mañana, ya que el dictamen fue firmado el último miércoles, tras una audiencia de la que participaron siete gobernadores del oficialismo que se presentaron para darle respaldo a la medida.

La duda que persiste es si el kirchnerismo cuenta con el número necesario para poder darle media sanción a la norma, ya que algunos senadores aún no hicieron público su posicionamiento.

El interbloque del Frente de Todos está compuesto por 35 senadores y, para lograr la media sanción, necesita que estén todos presentes y sumar otras dos voluntades; en ese rol suelen aparecer el rionegrino Alberto Weretilneck, la misionera Magdalena Solari Quintana y la riojana Clara Vega.

Según confiaron fuentes palaciegas, la misionera Solari Quintana acompañará al oficialismo y el rionegrino Weretilneck va con un proyecto propio: propone una Corte de 16 miembros. En tanto, aún resta saber qué va a hacer la senadora Clara Vega: integra un monobloque y, aunque suele votar con el Frente de Todos, en esta ocasión presentó una iniciativa en la que sólo plantea la paridad de género, pero no el aumento del número de jueces.

Donde hay más incertidumbre es dentro del interbloque del Frente de Todos porque hay dudas respecto de lo que harán Marcelo Lewandowski y Adolfo Rodríguez Saá, ambos integrantes de la bancada del Frente Nacional y Popular que conduce José Mayans.

En el primer caso, las dudas sobre el santafesino se deben a que el gobernador de esa provincia, Omar Perotti, no firmó el pedido junto a los otros 16 gobernadores del PJ.

En el caso de Rodríguez Saá, la discusión parece ser menos más profunda. El puntano presentó un proyecto para llevar la Corte a 15 miembros, lo que demuestra su vocación de ampliar el Máximo Tribunal; sin embargo, la duda en el interbloque se debe a que su hermano, el gobernador Alberto Rodríguez Saá, es uno de los impulsores del proyecto de un Tribunal con 25 miembros y “el Adolfo se opone a todo lo que venga del Alberto”.

En ese contexto, y por más que sume las voluntades de los senadores que están por afuera de los interbloques del oficialismo y la oposición, el Frente de Todos no contaría con el número necesario para lograr el quórum y su posterior media sanción.

“A esta hora, mañana hay sesión”, reflejó un senador kirchnerista tratando de explicar el estado de situación de las negociaciones. Por el lado de la oposición siguen de cerca las tratativas. “Pueden llamar a sesionar en cualquier momento”, admiten.

Los senadores de Juntos por el Cambio decidieron no asistir a las reuniones de comisión en las que se debatieron los proyectos y se presentaron especialistas como muestra del rechazo a la norma que impulsa el kirchnerismo en la Cámara Alta.

Mientras esperan el llamado de la Presidencia del Senado a sesionar, el titular del interbloque de Juntos por el Cambio, Alfredo Cornejo, ya dejó en claro el posicionamiento que llevarán al recinto: “Mientras la zozobra de los cambios en Economía angustia a los argentinos, Cristina Kirchner impone en el Senado de la Nación la votación para la ampliación de la Corte Suprema de Justicia. Será el jueves. En medio de este clima, ellos están preocupados solo por eso”.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar