En un gesto de unidad, el Movimiento Evita evitó enfrentarse a Cristina Kirchner pero insistió en su armado político para 2023

POLÍTICA 10 de julio de 2022 Por Andrés Klipphan*
2T4NHENF3FDINBH5LBMVG44WSY

Con una defensa cerrada a la economía popular; sin críticas directas o explícitas a Cristina Fernández de Kirchner; con reclamos al Congreso Nacional para que se aprueben leyes como la de Tierra, Techo y Trabajo y la firme decisión de competir en los comicios de 2023 a través de la construcción “de un espacio político y social de los movimientos populares” para “ya no ser espectadores de los acuerdos de otros”; el Movimiento Evita, el más albertista de todas las organizaciones sociales, cerró el 6to Congreso Nacional “Oscar Valdovinos” del que participaron otros dirigentes del campo popular como Juan Grabois del Movimiento de Trabajadores Excluidos; Juan Carlos Alderete, líder de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Daniel Menéndez coordinador nacional de Somos Barrios de Pie.

Ese nueva agrupación, que formara parte del Frente de Todos será “un espacio político que pueda debatir un proyecto de país que tenga en el centro a la economía popular y el protagonismo de las mayorías en la política”.

El objetivo, según destacaron en el documento final, es: “Fortalecer el Frente de Todos, fortalecer la unidad de más y más sectores para que 2023 no sea recordado como el año en que el neoliberalismo volvió al gobierno, sino el año en el que la unidad del peronismo volvió a demostrar que tiene capacidad de gobernar la Argentina y construir unidad nacional en favor de las grandes mayorías populares”.

El debilitamiento de Alberto Fernández ante los embates que recibió por parte del kirchnerismo, sobre todo de Cristina Fernández y el diputado nacional Máximo Kirchner, habían llevado al anuncio de la intención de formar un nuevo partido político. El congreso del sábado lo reafirmó y potenció.

Al promediar el encuentro, una pantalla gigante transmitió el saludo de Alberto Fernández, Sergio Massa, Juan Manzur, Héctor Daer, Malena Galmarini, Wado De Pedro y Pablo Moyano.

Los 78 segundos de los mensajes editados fueron una muestra más de distención que intenta demostrar el gobierno después de dos semanas de crisis interna en la que renuncio el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien fue reemplazado por Silvana Batakis, una economía cercana a la dos veces mandataria de la Argentina.

La presencia del ministro del Interior en el video, un hombre de La Cámpora y cercano a Cristina Kirchner también fue significativo y va en el mismo sentido: mostrar la nueva unidad dentro del Frente de Todos.

“El principal mandato es ganar, no hay alternativa, el Movimiento Evita hasta el último día de este gobierno va a intentar que al Presidente le vaya lo mejor posible, porque si le va bien, a nuestro pueblo le va bien”, expresó con firmeza Emilio Pérsico, uno de los líderes del Evita, junto a Fernando “Chino” Navarro, al cerrar el encuentro.

En el documento final se hizo una referencia explícita a la interna del Frente de Todos, que los últimos días trataron de moderar.

“Vivimos una situación económica y social difícil después de una pandemia que golpeó al mundo entero, no solamente en lo económico, sino también en la esperanza de que un mundo mejor puede existir. La salida de esa situación llevará mucho tiempo, y mucho más en una economía como la Argentina que ya venía golpeada por políticas neoliberales y por una deuda externa insostenible. Nuestro gobierno ha trabajado incansablemente, pero eso no es suficiente. No es suficiente porque dos años y medio es muy poco tiempo para reorientar la economía y a pesar de haber crecido enormemente, los resultados van a tardar en sentirse; no es suficiente porque Argentina acarrea problemas estructurales que solo se terminarán con soluciones de fondo, como la inflación, la concentración económica y la restricción externa; y no es suficiente porque la unidad de nuestro frente político necesita fortalecerse y superar las diferencias que a veces priman sobre los acuerdos”, sostienen los dirigentes populares más afines al Jefe de Estado.

La fecha del encuentro fue fijada hace meses, pero coincide con los cuestionamientos que realizó la Vicepresidenta al Movimiento Evita por la “tercerización” de las políticas sociales.

“Hoy la realidad del trabajo la expresan las organizaciones sociales en conjunto con los sindicatos. En las fábricas y en los barrios. En relación de dependencia en una empresa privada y en cooperativas y en unidades productivas”, expresaron desde el escenario los expositores. Navarro fue quien abrió el 6to congreso del Evita. Lo hizo con estas palabras: “Junto con 2.570 congresales que representan a todas las provincias del país nos reunimos para debatir, repensar y definir los ejes de construcción de nuestra organización social”. Navarro también es funcionario nacional. Se desempeña como secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete.

Malestar por el Salario Básico Universal

El Evita forma parte del la Unión Trabajadores de la Economía Popular junto a otras organizaciones como Somos Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y el Frente Popular Darío Santillán, entre otros.

La decisión del gobierno de Alberto Fernández de no impulsar el Salario Básico Universal, una iniciativa de Juan Grabois, el líder de MTE y estimulado por Cristina Fernández, generó malestar entre los miembros de la UTEP. Tanto fue así que Grabois anunció que el próximo miércoles 13 de julio organizarán “con asambleas en todos los barrios y espacios de trabajo del país para definir medidas concretas de lucha y conquistar aumentos de sueldos y jubilaciones, el salario básico universal y el aguinaldo para los cooperativistas” y en una amenaza que parece al Gobierno, dijeron a través de un comunicado de prensa: “Las puertas que cierran los de arriba, las abrirá la lucha del pueblo”.

Congreso multitudinario

El encuentro tuvo lugar en el estadio cubierto de Argentinos Juniors, y contó con la presencia de los principales dirigentes del Evita de todo el país. Los paneles de discusión estuvieron conducidos por Fernando el “Chino” Navarro; la intendenta de Moreno, Mariel Fernández; el diputado nacional Leonardo Grosso, Lucila de Ponti; el ex Jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina; Jonathan Thea; Alex Roig; el secretario gremial de la UTEP, Gildo Onorato; el secretario general de la UTEP, Esteban “Gringo” Castros; el diputado por Santa Fe Eduardo Toniolli; Cecilia Barros, y Pérsico, entre otros, quien también es el secretario de Economía Social.

Pérsico, uno de los referentes de los movimientos populares y funcionario en el ministerio de Desarrollo Social, resulto favorecido en el congreso, fue reelegido como secretario general del Movimiento Evita. Tres semanas antes había sido apuntado por Cristina Fernández por la “tercerización” de los planes sociales como el Potenciar Trabajo; un programa que está a su cargo desde la secretaría de Economía Social. La vicepresidenta también había reclamado mayor “control” de esos planes en medio de las denuncias por irregularidades.

En uno de los párrafos más críticos al espacio político que integran, el documento afirma: “Queremos un peronismo que hable de los problemas y que también pueda resolverlos, sin dar más excusas. Nuestro pueblo nos necesita, y no vamos a estar a la altura de esa necesidad si seguimos lastimando la unidad y vetando a los que piensan diferente”. Esas palabras, en buena parte, sintetizaron las jornadas de debate, y resalta que el Evita apunta a “construir un espacio político para competir en las elecciones de 2023″, para presentarte batalla, sobre todo, a los intendentes del conurbano bonaerense y la propia agrupación kirchnerista La Cámpora que también se moviliza en busca de ampliar su base política y electoral.

“Nuestro pueblo nos necesita: si seguimos lastimando nuestra unidad y vetando a los que piensan diferente no estamos a la altura de sus necesidades”, concluye el documento de fuerte contenido político hacia dentro y fuera del Frente de Todos pero sin hacer mención a las fuertes críticas que supo expresar Cristina Kirchner hacia los movimientos populares y sobre todo al Evita.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar