Ruggero Pasquarelli contó por primera vez que tuvo cáncer a los 14 años y mostró la cicatriz: “Es el recuerdo de algo muy fuerte”

ESPECTÁCULO 11 de julio de 2022 Por Carola LEVI
ruggero-pasquarelli-confeso-que-estuvo-cerca-de-la-muerte-debido-a-un-cancer-1384441

Ruggero Pasquarelli fue uno de los que dio un paso adelante en Podemos Hablar, cuando convocaron a quienes “vivieron la muerte de cerca”. Un poco conmovido por el recuerdo, el joven de 28 años reveló por primera vez lo que le sucedió en la adolescencia.

“Esto es algo que nunca lo conté y fue muy heavy”, admitió en un principio. Pero estaba decidido a contarlo. “Cuando tenía 14 años, me diagnosticaron un linfoma en el brazo, como un tumor benigno de la piel, y me salieron muchas ronchas y pelotitas por los brazos”, explicaba, tocándose las extremidades.

“Fue un momento muy preocupante por mi familia y, al mismo tiempo, yo no estaba tan al tanto porque mis padres no me contaban lo que me estaba pasado”, agregó visiblemente emocionado.

En su inocencia, pensaba que le había picado algún bicho, porque tenía mucho escozor. “A mí me picaba mucho, pero me decían que no me rasque”, recordó.

Ruggero comenzó a sospechar de que se trataba de algo más serio, cuando sus padres mostraron gran preocupación. “Hasta que llegó el momento de empezar a hacerse análisis”, dijo. “Yo pensaba que era algo normal que podía pasar en la vida de cualquier persona, pero era un cáncer benigno”.

El tratamiento necesario hizo que se diera cuenta definitivamente de que se trataba de algo serio: “Llegó el momento de la operación y me quedó una cicatriz en el brazo”.

Ruggero Pasquarelli se quitó el saco, se arremangó la camisa, y mostró el lugar donde le había salido el tumor. “La quiero mostrar porque quedó una linda cicatriz y es un recuerdo de algo muy fuerte”, aseguró.

Y detalló: “Me sacaron varias pelotas que tenían en los brazos”, y agradeció la devoción de su madre, que rezó por su recuperación. “Me desapareció todo.”, dijo, explicando que una vez que le sacaron el tumor más grande, “como si fuera la mamá de todo”, explicó.

Aunque debe hacerse chequeos anuales, Ruggero está muy bien y superó el mal momento de la adolescencia.

Fuente: la100.cienradios.com

Te puede interesar