El excedente de pesos estimula la compra de dólares y la huida de bonos del Tesoro

ECONOMÍA 11 de julio de 2022 Por Luis BELDI
WGQZNG5M4NDWFMPKWAV4ZNFLPA

El “blue” no va a tardar en achicar la brecha con los dólares financieros, que es de $15. Subió $16, a $273, el viernes y está lejos de los $289 del MEP y de los $300,89 del contado con liquidación. Pero también está muy separado del dólar “solidario” (la cuota de USD 200 mensuales que pueden comprar particulares autorizados) que cotizó a $220,28 y permite ganar cerca de $10 mil a través de la operación bautizada “pure” -vender los dólares solidarios en el “blue”-. Por eso la demanda de dólares solidarios se mantiene en USD 70 millones diarios.

El Banco Central se encontró con un dilema y le fallaron todas las recetas. El mercado le quitó el financiamiento en pesos y quiere poner en valor a los bonos del Tesoro que los inversores rechazan.

De hecho, los pequeños y medianos ahorristas retiraron el viernes $13 mil millones de los fondos en bonos CER.

Un informe de AdCap Grupo Financiero señala que los fondos dollar linked, que están atados al ritmo de devaluación del dólar mayorista, son los únicos que reciben suscripciones. “Según estimaciones privadas -señala AdCap- el Banco Central intervino en el mercado de bonos en pesos con compras netas por $30 mil millones y hasta el momento el 76% de estos pesos han sido esterilizados a través de pases a un día”.

“Esta es una cadena de errores por parte del Banco Central donde el último fue prorratear las suscripciones de Leliqs de los bancos a los que les dieron 60% de lo que las entidades querían para obligarlos a comprar Bonos CER. Esto comenzó el mes pasado con una emisión de $1,3 billones. Una parte fue para financiar al Tesoro, otra para comprar bonos en pesos y otra para pagar Leliq.

El gran salto

La cuestión es que terminaron con un 13% de emisión sobre el stock total en un mes. Si le sumamos las medidas contra las importaciones, que enviaron a los importadores al dólar financiero, el resultado fue que terminamos con un salto de 50% en los dólares alternativos en los últimos 30 días. Si no modifican la política monetaria van a complicar más la economía. Hay proveedores que no venden porque no saben que precios aplicarles a sus productos y ya estamos a las puertas de ciento por ciento de inflación”, señaló el analista financiero Christian Buteler.

Por otra parte, el viernes fue un día negativo para las reservas del Banco Central. No solo porque vendió USD 100 millones a importadores, sino porque pagó USD 1.285 millones al FMI y USD 425,6 millones a tenedores de cupones de bonos Globales que residen en el exterior.

Hoy deberá pagar a los tenedores locales y serán otros USD 250 millones. Por esta situación, las reservas del Central el viernes bajaron USD 1.767 millones a 40.451 millones y están cerca de perforar el piso de 40 mil millones.

Los bonos de la deuda con ley extranjera, siguen en baja y el viernes el riesgo-país subió 23 unidades (-0,8%) a 2.648 puntos básicos.

La inflación se está encaminado a los tres dígitos anuales. Se habla de más de 7% y de hasta 8% en julio. Así y todo, los inversores no quieren bonos indexados del Gobierno. Eligen los bonos de deuda privada que están atados al dólar o están emitidos en dólares billete. El éxito de la colocación de Cresud, que renovó más de 90% de su deuda, reafirma esta tendencia del mercado.

El Central piensa jugar esta semana su carta más fuerte: una significativa suba de las tasas de interés.

Fuente: Infobae

Te puede interesar