Aseguran que el Cannabis mejora la vida sexual

CIENCIA 14 de julio de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
masturbacion-sexojpg

El consumo de Cannabis en una "dosis correcta" puede otorgar mayor sensibilidad y mejorar la vida sexual de las personas, aunque restan investigaciones que den status científico a la hipótesis, ante las dificultades de formalizar estudios con una sustancia considerada ilegal en muchos lugares del mundo.

Por tanto, la "evidencia anecdótica" sugiere que la dosis correcta de cannabis puede hacer que los orgasmos de una mujer sean más satisfactorios y aumentar el deseo sexual.

Esto se debe en parte a que el cannabis puede potenciar los sentidos y también aliviar algunos de los síntomas que inhiben el deseo, como la ansiedad, el insomnio o el dolor.

Lo cierto es que, según la "evidencia limitada", la droga parece mejorar la experiencia sexual entre muchas mujeres que ya la usan.

La doctora Becky K. Lynn, experta en medicina sexual y menopausia, afirmó que sus pacientes suelen confesarle que "si uso marihuana, puedo tener un orgasmo, no hay problema".

Lynn, profesora de la Universidad de Saint Louis, Estados Unidos, hizo un estudio en el que encuestó a 373 mujeres. De ellas, el 34 por ciento dijo haber consumido marihuana antes de la actividad sexual y la mayoría dijo que resultó en un aumento del deseo.

En el estudio, publicado en The Journal of Sexual Medicine, el 16 por ciento informó que el sexo era "mejor en algunos aspectos y peor en otros", y un poco menos del 5 por ciento dijo que era "peor".

Además, una encuesta en línea de más de 200 mujeres y hombres que consumen cannabis encontró que casi el 60 por ciento dijo que el cannabis aumentaba su deseo sexual, y casi el 74 por ciento informó una mayor satisfacción sexual.

Encuestas sesgadas

Cabe señalar que, hasta el momento, "hay muy poca investigación sobre el cannabis y la libido", en parte porque la investigación sobre el cannabis ha sido notoriamente difícil de financiar, siendo una droga ilegal a nivel federal en los Estados Unidos.

La mayor parte de la investigación que existe se basa en datos de cuestionarios, que están muy sesgados hacia las personas que ya consumen cannabis y no son representativos de la población general, lo que dificulta sacar conclusiones firmes.

 

 

Con información de www.ambito.com

Te puede interesar