Empleo público en la mira: cuánto creció y qué sueldos cobra el sector

ECONOMÍA 13 de julio de 2022 Por Paula Krizanovic*
464090

En pos de la búsqueda del equilibrio fiscal, la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis, anunció este lunes su primer paquete de medidas, e incluyó el congelamiento de las contrataciones en el Estado. 

"No vamos a gastar más de lo que tenemos", fue un de las frases resonantes del discurso de la funcionaria cercana a Daniel Scioli, actual ministro de Desarrollo Productivo. "Las medidas tienen que ver con garantizar el equilibrio fiscal. Creo en la solvencia del Estado como promotor de la actividad económica y la generación de puestos de trabajo. Pasadas las situaciones de crisis extraordinarias, tenemos que retomar el sendero de equilibrio", insistió Batakis.

Hasta el momento, datos derivados del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) de abril 2022 muestran que el empleo público representa alrededor de 3,2 millones de puestos de trabajo. Resta ver cómo cae en el arco político esta nueva era de la austeridad del gasto público y cuánto de lo anunciado este lunes la ministra puede efectivamente poner en práctica. 

Pero es sin dudas una señal (¿la primera?) para parte del electorado argentino que desde la pandemia viene pidiendo al menos algún gesto político, a cambio de los sacrificios económicos que enfrentó, sobre todo, la clase media. ¿Pero qué significa efectivamente "frizar" las contrataciones?

Congelamiento del empleo público

"La implementación de congelamiento de la toma del personal que hoy tenemos vigente se amplía a todos los organismos del Estado", anunció Batakis que aspira a la administración eficiente de los recursos estatales.

Esto quiere decir que la pausa en las contrataciones de personal que estaba vigente hasta el momento solo en la administración central del Gobierno, se extenderá a todos los organismos del Estado y entes descentralizados.

Con este congelamiento de las contrataciones, sumado a la eficientización del manejo de los presupuestos de cada ministerio y empresa estatal –que se realizará a partir de un sistema de cuentas únicas- Batakis espera generar ahorros de 600.000 millones de pesos, que contribuirían a la meta de equilibrio fiscal.

Todo esto se realizará una vez que se modifique el artículo 8 de la Ley de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público Nacional (Ley N° 24156) para aplicar tanto el congelamiento de empleo como el sistema que ajustará los gastos para aquello que no son contrataciones (que incluye también el pago de trabajos puntuales a personas que se desempeñan de manera independiente)

Qué dice la Ley de Administración Financiera sobre empleo público

La mencionada ley establece y regula la administración financiera y los sistemas de control del sector público nacional. Data de 1992 pero el artículo 8, que planea modificar la ministra, fue reformulado ya en 2003.

El artículo distingue entre la Administración Nacional y organismos descentralizados, las empresas y sociedades del Estado y los entes públicos (que no integran la Administración Central), y se determina cómo deberán realizar su rendición de cuentas.

La Administración Central incluye a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como el Ministerio Público. Entes descentralizados son, por ejemplo, las Universidades Nacionales de gestión pública.

Empleo público: datos oficiales

Vale la pena recordar que el Instituto Nacional de Estadística y Censos, INDEC, considera en sus informes sobre salarios que el empleo público representa al 29,9% de la Población Económicamente Activa (PEA).

De acuerdo a datos del último relevamiento del trabajo registrado que realizó la cartera que dirige Claudio Moroni, en abril la PEA era de 12.615 millones de personas, lo cual implicaba un crecimiento del 4,8% en un año en la cantidad de trabajadores con empleo "en blanco" (+572,8 mil trabajadores).

De ellos, 9.923 millones eran asalariados en relación de dependencia y 2.693 millones estaban registrados como monotributistas o autónomos.

En esos 12 meses entre abril de 2021 y el mismo mes este año, el empleo en el sector privado registrado había crecido un 3,5% (+205.700 personas), en el sector público 3,1% (100.600 empleos) y un 11% los trabajadores registrados como independientes, que facturan a empresas privadas pero también, en muchos casos, al Estado.

Como se observa en los datos oficiales, la expansión del empleo público estuvo en línea con lo ocurrido en el mercado y responde a la misma recuperación post-pandemia que se observó en el empleo privado.

¿Cuánto creció el empleo público?

Debido a que en el sector público muchas personas trabajan también de forma independiente hasta que son incorporadas mediante un concurso a la planta permanente, hay quienes estiman que el peso del sector en el empleo es mayor que el que indican las cifras oficiales.

El último estudio al respecto es del Centro de Estudios Económicos Argentina XXI (CEEAXXI). El mismo fue publicado el último 22 de junio, y releva qué ocurrió en materia de trabajo registrado y desempleo desde 2007 –cuando la desocupación se estabilizó en 9% de la PEA- hasta 2021, cuando el país comenzó a salir del parate por el aislamiento social obligatorio.

"El Estado ha funcionado como una agencia de empleo. Durante los últimos 22 años, ninguna administración ha realizado significativas reducciones del empleo público, sino que, por el contrario, al crecer en funciones que no le pertenecen o no son importantes, el Estado sigue sumando trabajadores, más allá de la militancia política", se lee en el reporte firmado por el director de Políticas Públicas de CEEAXXI, Jeremías Morlandi. Y consigna que existen 13 provincias argentinas donde el empleo público supera al empleo privado.

CEEAXXI calcula que en 2007 había 2,43 millones de personas trabajando en el sector público en la Argentina, y que para 2015 –tras atravesar las dos presidencias de Cristina Fernández de Kirchner- eso se había incrementado en un 27%, a 3,1 millones de personas.

Para 2019, cuando terminó el mandato de Mauricio Macri, el empleo público ya incluía a 3,21 millones de asalariados (un incremento de 3,9% en cuatro años).

En tanto que para CEEAXXI, los dos primeros años de gestión de Alberto Fernández sumaron a ese segmento otro 3,9% de alza, y llegó a incluir a 3,33 millones de trabajadores registrados.

A esto, tomando parámetros que estableció un estudio del CIPPEC en 2015 que aseguran que "al menos un 30% de los trabajadores estatales prestan servicios a través de modalidades de contratación de obra y servicios (…), como así también mediante los convenios de cooperación a través de las Universidades", el CEEAXXI suma a esa cifra a los monotributistas que trabajan para el Estado.

Así concluye que para fines de 2021 el empleo público representaba a 4,3 millones de personas bajo diversas modalidades de contratación.

Sueldos en el sector público

En su último informe de salarios, correspondiente a abril de 2022, el INDEC mostró que los sueldos en el sector público habían tenido una suba del 2,7% intermensual, lo que implicaba una pérdida del 3,2% del poder adquisitivo real contra la inflación en ese mes.

El segmento de empleados registrados en el sector público –que incluye solo a los que están en relación de dependencia- acumuló un aumento salarial del 21,7% en el primer cuatrimestre, cuando la inflación en ese período fue de 23% según el mismo organismo.

Y en el último año relevado por el organismo, logró un incremento del 65,6% del sueldo en promedio, por encima del 57% de media que obtuvo el sector privado registrado.

En junio se celebró un nuevo acuerdo paritario por un 60% de aumento para los estatales, a pagarse de la siguiente manera:

* 16% en junio,

* 12% en agosto,

* 12% en octubre,

* 10% en enero,

* 10% en marzo.

El ministro Moroni ya aclaró que en caso de que la inflación continúe en este ritmo de aceleración, se reabrirían las discusiones paritarias una vez más. También se revisará un nuevo aumento del Salario Mínimo Vital y Móvil. 

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar