Exclusivo: El dialogo de Cristina con Batakis

POLÍTICA 14 de julio de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
cristina-kirchner-y-silvina-batakis___hPHNExNIE_1256x620__2

El último lunes, la nueva ministra de Economía brindó una conferencia de prensa apenas pasadas las 9 de la mañana para llegar a la apertura de los mercados con un mensaje de cuál sería el rumbo general de su gestión: si seguiría con los preceptos que Alberto Ángel Fernández venía trazando con Martín Guzmán o si la dirección económica nacional se volcaría a una política vinculada a las consignas del kirchnerismo.

 
Silvina Batakis se presentó en el microcine del Ministerio de Economía y recitó su receta: "Nuestra consigna no es el modelo especulativo. Todas las medidas tienen que ver con garantizar el equilibrio fiscal". Como había anticipado Clarín, Batakis cumplía lo pedido por Alberto en cuanto al tema fiscal. Indicó que el problema económico es global y aseguró que continuaría con el rumbo propuesto por el Presidente. A su lado, movía la cabeza en señal de afirmación Daniel Osvaldo Scioli, hoy ministro de Desarrollo Productivo y quien fuera su jefe político en la provincia de Buenos Aires.

La ministra habló con firmeza y recitó su arsenal de medidas: equilibrio fiscal con tope al sector público, que se mantienen las metas acordadas con el FMI, tipo de cambio en equilibrio, modificación de la Ley de Administración Financiera, congelamiento de ingreso de personal al Estado y habló de que "no podemos permitir abusos de precios".

Aseguró que, desde este viernes, se comenzará con el registro para la Segmentación de tarifas; habló de tasas de interés positivas con instrumentos del sector público nacional y el armado de un Comité Asesor de Análisis de la Deuda Soberana en Pesos. También prometió un Revalúo inmobiliario y conformar la autoridad nacional de defensa de la competencia.

El mercado comenzó su jornada y lo que flotó en el aire en toda esta semana fue la duda de si Cristina Kirchner avalaba esta línea y estas medidas. Clarín puede confirmar que Silvina Batakis habló con Cristina Kirchner durante el último fin de semana, antes del anuncio de las medidas económicas conocidas este lunes.


El último domingo, el Presidente recibió a su ministra de Economía en la Residencia Presidencial de Olivos, donde analizaron los anuncios que Batakis dio al día siguiente, rodeada por parte del Gabinete nacional. Luego de esa larga charla, le pidió que hablara con Cristina.

Ambas mujeres estuvieron on line varias veces durante el fin de semana, por lo que la vicepresidenta conoció de primera mano lo que luego se difundió como el arranque de la funcionaria económica.

Cristina escuchó, discutió criterios y le pidió a Batakis que también hablara con Axel Kicillof, con quien "La Griega" se reunió personalmente. Kicillof es el "gurú" económico de la ex Presidenta y repasa con él todos los números y datos que vierte en sus discursos, cuando cuestiona a la gestión nacional de Fernández así como se refiere a la situación mundial. Tal vez por ese nexo con Kicillof es que se vio este martes a Augusto Costa, ministro bonaerense y mano derecha en lo económico del gobernador, participando de una reunión con referentes de las grandes cadenas de supermercados con eje en el aumento de precios y la escasez de productos básicos en las góndolas.

Con Sergio Massa, Batakis también habló por pedido del Presidente. Lo visitó al titular de la Cámara de Diputados en su despacho, en una foto donde se vio al tigrense con una lapicera en la mano.


De este modo, Alberto Fernández pretende conseguir calma política para su nuevo alfil en la atribulada economía argentina. Esto depende del silencio de la vicepresidenta y también de que su hijo Máximo Kirchner y el vocero principal de La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque, no dinamiten ese puente inaugurado mediante las charlas de Batakis con la titular del Senado. El concepto vertido por batakis de que no va a "gastar más de lo que entre" y de que "se mantienen las metas acordadas con el FMI" ponen en el terreno de la duda el apoyo camporista. Resta saber si el encuentro entre Wado de Pedro y Batakis -de este martes- sirvió para armonizar o si solo fue una despedida amigable entre la nueva ministra y el titular de Interior, quien le dio cobijo en estos dos últimos años como Secretaria de Provincias, lo que generó una aceitada relación con los gobernadores.

Y que esta tregua momentánea -que solo garantiza Cristina con su silencio- dure para lo que queda del año. De todos modos, para el fin del actual mandato presidencial quedan 19 meses, una eternidad para cualquier elucubración económica y política.

Fuente: Clarín

Te puede interesar