El oficialismo en el Congreso se diferencia de la Casa Rosada y plantea opciones para avanzar con el Salario Básico Universal

POLÍTICA 26 de julio de 2022 Por David Cayón*
6KX4QN6QXRENPMR4MD3IW5CI7M

La ministra de Economía, Silvina Batakis, asumió con el mayor apoyo político que hoy puede tener alguien del Frente de Todos. Pero los problemas dentro de la coalición son mucho más que los que se pueden ver a simple vista. Y el Congreso de la Nación se volvió una caja de resonancia de esas diferencias.

El proyecto de Salario Básico Universal divide aguas dentro del oficialismo. La Casa Rosada ya lo vetó -fue una de las primeras definiciones de la titular de Hacienda apenas asumió- y la razón es simple: no se puede gastar más. Pero no todos están de acuerdo y hasta los sectores más cercanos a Balcarce 50 que ocupan una banca buscan alternativas para poder avanzar a pesar de la negativa.

El jefe del bloque, Germán Martínez, decidió levantar el perfil y entrar de lleno en las discusiones dentro del Frente de Todos. El diputado santafesino, que impulsó el comunicado por el oficialismo que señala que hay “acciones que apuntan a la desestabilización política y económica”, se refirió al proyecto de ley del salario básico como que necesita “una discusión más amplia y profunda que incluya la forma de financiamiento”.

El legislador, a diferencia de la Casa Rosada, no lo rechaza. No solo eso, sino que entiende que es una discusión que hay que dar.

En la misma línea, la diputada Victoria Tolosa Paz señaló que a la medida hay que “estudiarla” pero que “antes que nada hay que avanzar en los proyectos de ley para que lo paguen los que la fugaron, avanzar con la renta inesperada y con el monotributo inclusivo”.

De todas formas, Tolosa Paz se diferenció de las manifestaciones de las organizaciones sociales y planteó un nuevo punto a la hora de debatir la norma. “Hay que discutir el ingreso universal sin castigar al resto de la población. El Estado no es infinito”.

Un tercer legislador, pero en este caso proveniente del massismo, también pidió avanzar con el tema y propone alternativas frente a la negativa del Ejecutivo. El ex ministro de Desarrollo Social y actual diputado del Frente de Todos, Daniel Arroyo, propone avanzar en el debate del Salario Básico Universal y aplicarlo aunque sea por etapas.

“Creo que hay que hacer un plan anti inflacionario y estabilizar las cuentas. Entiendo que hay cierta precariedad, pero podemos pensar alternativas como por ejemplo ir aplicándolo por etapas. Podemos empezar por las provincias del norte que es donde tenemos los mayores niveles de pobreza”, dijo el diputado que también participó de la presentación del proyecto y lo apoyó públicamente.

Por su parte, la diputada de extracción sindical Lucila de Ponti aseguró que se trata de una medida que puede “aliviar la situación de muchos sectores en una emergencia”, pero no puede “incidir de manera estructural en algunas transformaciones”.

En paralelo, y también teniendo en cuenta la negativa del Ejecutivo de avanzar con el proyecto que surgió de los diputados de las organizaciones sociales, desde el sector kirchnerista también se está trabajando en una segunda posibilidad legislativa.

Bajo el nombre de Ingreso Complementario para Frenar la Indigencia, Juliana Di Tullio, la senadora y presidenta del bloque Unidad Ciudadana, trabaja en un proyecto de ley que sea superador al salario universal.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar