Le muerde la mano a quien le da de comer

POLÍTICA 26 de julio de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
PLWZOP2PWJAWXMT25WFIZVQXL4

El presidente Alberto Fernández renovó hoy su ataque contra los productores rurales, en sintonía con las declaraciones del pasado viernes, al señalar que “algunos siguen especulando con una devaluación para vender lo que tiene que vender y hacer ingresar los dólares que le permitan a la Argentina seguir creciendo”. Lo hizo al encabezar un acto en el complejo hotelero de Chapadmalal, junto a funcionarios de su gabinete, en donde también recordó el legado de Eva Perón a 70 años de su muerte.

Sin hacer menciones especiales, el mandatario responsabilizó a los empresarios “que hacen faltar mercaderías especulando con que los precios suban” por la delicada situación económica del país y por la alta inflación.

“En tiempos difíciles luchamos contra los que siguen creyendo que la distribución no puede hacerse de modo igualitario, los que siguen promoviendo el individualismo, contra los que siguen creyendo en la meritocracia”, sostuvo.

En esta línea, también apuntó contra los que “manipulan los precios de los supermercados y promueven inflación haciéndole sentir a la gente que la moneda se va a devaluar; son los que esperan que la Argentina s debilite y devalúa para vender lo que hay que vender”.

Alberto Fernández, así, volvió a embestir contra el campo. El viernes había afirmado que uno de los desafíos de la gestión era “enfrentar a los que especulan con el dólar y a los que guardan 20 mil millones de dólares en el campo y no los liquidan, esperando una mejor rentabilidad”.

“Vemos una pelea por la puja distributiva, cómo se distribuye lo que Argentina gana; los que trabajan tienen los mismos derechos que aquellos que invierten y producen”, aseguró el Jefe de Estado. Detrás suyo se ubicaron, entre otros, el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el canciller Santiago Cafiero; y los ministros Daniel Scioli (Producción), Carla Vizzoti (Salud), Juan Zabaleta (Desarrollo Social). También la titular del ANSES, Fernanda Raverta.

Luego del ataque del pasado viernes, representantes del campo calificaron de “ofensivas” las palabras del Presidente. El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, señaló en ese momento que “se viene comercializando lo que habitualmente se comercializa para esta época del año. Al 13 de julio, el 64% de la campaña estaba vendida”.

Y agregó: “Estamos trabajando como habitualmente trabajamos. Las estadísticas marcan que lo que se viene comercializando es lo habitual. Es así como trabajamos los productores, siempre nos protegemos en lo producido, pero gran parte de lo que se cosecha se entregan a los acopios o exportadores. Es por eso que es un poco atrevido decir que nos estamos guardando no se qué”.

“No son apropiadas las declaraciones del Presidente. El Gobierno no tiene necesidad de faltar el respeto o maltratar al sector de la economía más competitivo, el que más invierte y que hace un aporte muy importante”, agregó Pino.

Por otro lado, Confederaciones Rurales Argentinas señaló en un comunicado: “Los productores no retienen soja ni granos, simplemente escalonan ventas a lo largo de los meses para financiar sus propios gastos a lo largo del año. Ya liquidaron toda la cosecha récord de trigo, y casi toda la de maíz. Tampoco tienen USD 20.000 millones retenidos. No habría manera, porque no son los ingresos totales de los productores en un año calendario”.

Por otro lado, Alberto Fernández aseguró hoy que en el verano de 2023 “los nueve hoteles de Chapadmalal estarán abiertos para el beneficio de todos los argentinos”, y señaló que durante el gobierno de Cambiemos hubo una baja del 72 por ciento en el presupuesto del turismo social, al encabezar la reinauguración del hotel 6 de la Unidad Turística ubicada en cercanías de Mar del Plata, que permaneció cerrado durante 15 años.

También criticó a la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich por el convenio que promovió entre 2015 y 2019 que benefició a efectivos de Gendarmería para el uso de las instalaciones hoteleras de Mar del Plata. La ex funcionaria no tardó el responder a través de las redes sociales: “En Chapadmalal reconstruimos dos hoteles para alojar a los gendarmes que estaban cuidando a los marplatenses y a sus familias. ¿Acaso ellos no son pueblo?”.

Fuente: Infobae

Te puede interesar