Ucrania retoma la actividad en tres puertos del mar Negro para poder exportar grano

INTERNACIONALES 28 de julio de 2022 Por Albert NAYA
KTTMFY7N4RH7HAEKEK32DPRWAA

La Marina de Ucrania ha anunciado este miércoles la reanudación de la actividad en tres puertos del mar Negro –Odesa, Chornomorsk y Pivdeni– para volver a exportar grano tras el acuerdo que Moscú y Kiev firmaron por separado la semana pasada para su desbloqueo. Mientras, en Estambul, el ministro de Defensa turco, Hulusi Akar, ha inaugurado el centro de coordinación que supervisará la aplicación del pacto y ha calculado que el comercio marítimo volverá en los próximos días. El centro logístico, instalado en la Universidad Nacional para la Defensa, supervisará las salidas desde esos tres puertos ucranios y realizará inspecciones a los barcos entrantes para asegurarse de que no transportan armas.

Akar ha sido el único que ha tomado la palabra en un acto escueto en el que han participado Ucrania, Rusia y Turquía ―el país con el que los dos primeros firmaron acuerdos simétricos para no hacerlo entre ellos― y la ONU, mediadora y supervisora. El ministro ha cifrado en 25 millones de toneladas el grano a la espera de ser exportado y señalado que “continúa la preparación y planificación de los primeros barcos cargados de grano que saldrán de los puertos ucranios”. También se ha mostrado convencido de que “el trabajo realizado en el centro de control contribuirá a superar la crisis alimentaria que afecta a todo el mundo, especialmente bajando los precios”. Desde que los barcos están atrapados en los muelles, el pasado febrero, la inflación está haciendo estragos en los países en vías de desarrollo, que se han llevado la peor parte de la falta de grano y la subida de precios en sus derivados, según la ONU.

El ministro ha explicado que el centro registrará y monitoreará la salida de barcos comerciales vía satélite, internet y otros medios, y que actuará en todo momento en coordinación con las partes y con Naciones Unidas. También agregó que los barcos serán revisados por equipos de inspección conjuntos en los puertos de Ucrania y al llegar a los de Turquía. En este momento, aseguró, “no hay necesidad de desminado” para que se cumpla el acuerdo. El pacto tiene una vigencia de 120 días que se prorrogarán de forma automática, salvo que lo rechace una de las partes.

Los representantes rusos y ucranios que monitorearán el cumplimiento del acuerdo conviven en un mismo espacio, en el campus de la universidad. “Tienen conversaciones en el campus. Comen juntos aquí”, ha señalado una fuente oficial turca a la agencia Reuters, que destaca que las relaciones se han suavizado desde la firma del acuerdo, en cuya negociación las delegaciones eligieron no verse cara a cara.

“El elemento principal que debemos considerar es la seguridad de la navegación de los barcos”, uno de los mayores objetivos de la ONU para que el acuerdo sea un éxito y permita la llegada del grano a los puertos de todo el mundo, ha resaltado posteriormente a la prensa el representante de la ONU, Frederick Kenney.

Luz al final del túnel

La inauguración del centro de control ofrece una luz al final del túnel para resolver un problema que ha ido creciendo desde el inicio de la invasión de Ucrania, el pasado 24 de febrero, y la toma rusa de posiciones en el mar Negro. Antes de la guerra, Ucrania proporcionaba a los mercados mundiales el 10% del trigo, el 16% del maíz y, aproximadamente, la mitad del aceite de girasol.

Según el acuerdo, los navíos comerciales tendrán vía libre para cruzar el Mar Negro sin que las fragatas rusas se interpongan en su camino. Las infraestructuras portuarias también están incluidas en el acuerdo, pero menos de 24 horas después de la firma, Rusia bombardeó el puerto ucranio de Odesa y la comunidad internacional temió que supusiera el fin del pacto. “No importa lo que Rusia diga y prometa, encontrará formas de no implementar el acuerdo”, respondió entonces el presidente ucranio, Volodímir Zelenski.

Fuente: El País

Te puede interesar