Sergio Massa cumple su primera semana como ministro: los grandes riesgos para su gestión

ECONOMÍA 12 de agosto de 2022 Por Pilar Wolffelt*
540237

Este miércoles, Sergio Massa cumplió una semana de su llegada al cargo de ministro de Economía. Su nombramiento fue como un relanzamiento del golpeado Gobierno de Alberto Fernández, pero el nuevo funcionario sabe que tiene poco tiempo para mostrar algunos resultados positivos o, cuanto menos, que tiene un plan que pude resultar exitoso para recuperar la economía. Es por eso que se vienen semanas de fuertes definiciones para él, según observan en la City.

En sus primeros siete días, Massa concretó algunas decisiones y medidas:

* El jueves pasado se conocieron dos normas del Banco Central que apuntan a acelerar la liquidación de exportaciones por parte de ciertos sectores productivos.

* La cuestión cambiaria parece haberse resuelto temporalmente tras su llegada con una recuperación de la calma en las cotizaciones alternativas.

* Luego, a comienzo de esta semana, Economía hizo efectiva la devolución de u$s10.000 millones de adelantos transitorios al BCRA.

* Nombró nuevas autoridades en la secretaría Industria, Agricultura, Energía y también en el Banco Central, con la llegada de un vicepresidente elegido por él.

* Concretó el canje de deuda que había adelantado que haría con una participación del 85% sobre los pagos programados, logrando extender a 2023 $2 billones de los vencimientos de agosto, septiembre y octubre.

Son avances con los que busca demostrar acción y determinación y avanzar en su plan de recuperación económica. Sin embargo, lo esperan otros grandes desafíos en los próximos días. ¿Cuáles son, según el mercado?

Reservas y exportaciones: tema primordial

Sin dudas, un fuerte reto será dar los mensajes necesarios para que el mercado cambiario conserve la relativa tranquilidad de los últimos días. Esto, además, irá muy atado a la dinámica del mercado de capitales, la inflación y el riesgo país. Sin embargo un tema esencial en ese sentido es el que señala el director de MyR Asociados, el economista Fabio Rodríguez: "reforzar las reservas netas del BCRA, que están en una situación crítica". Ese es un tema clave para los próximos días tras haber pasado el canje.

Esto, en un contexto en el que las reservas internacionales están muy golpeadas ya que debe afrontar un gasto promedio diario de u$s100 millones en concepto de pagos de importaciones de energía y el saldo negativo total de la entidad en el mercado de cambios ya supera los u$800 millones en lo que va del mes. Esto se explica, asimismo, porque la fuerte pérdida de dólares por la cuenta energética se combina con un momento de descenso en el volumen de liquidación de la cosecha, no solo por motivos estacionales, sino también por una falta de incentivos debido al precio del dólar oficial.  

Así, Rodríguez sostiene que "cambiar la dinámica de pérdida continua de reservas es básico para dos puntos que planteo el flamante Ministro: evitar una salto devaluatorio y que aterrice el nivel de actividad".

Como se señaló, ya hay una propuesta en marcha para intentar resolver, o al menos, paliar ese problema. Según el economista Federico Glustein, las nuevas medidas del BCRA muestran al mercado que tiene la voluntad de dar instrumentos que alienten la liquidación de exportaciones y espera que se logre con ellas un nivel de liquidación de exportaciones cercano a los u$s4.000 millones en lo que resta del año.

Eso significa un aumento en el ritmo de liquidación de la cosecha actual, pero anticipa que será un paliativo para la atender la escasez de dólares urgente que viene como consecuencia del gasto energético porque ese volumen en dólares representa apenas un cuarto del total de la producción que aún hay por liquidar.

Nombres clave: ¿quién será el viceministro?

Pero ahí no acaban las cuestiones centrales de los próximos días. Esos son los temas que impone la agenda, pero hay otros más de fondo que resolver aún. "Un gran problema a destrabar es definir finalmente quién será el viceministro de Economía, puesto clave para ordenar el panorama del ministerio porque Massa no es economista y, si bien tiene influencias, le falta la directriz técnica", apunta el economista Federico Glustein.

Recordemos que hace unos días sonaba el nombre de Gabriel Rubinstein como ficha segura para el cargo, pero luego hubo marcha atrás, supuestamente, por oposición de Christina Kirchner, pero no está confirmado. Lo cierto es que aún no hay un nombre elegido y el cargo de segundo de Massa sigue vacante.

Un caso similar era la definición de las cabezas de Energía, que se resolvió, tras muchas idas y vueltas, con la salida de Darío Martínez y de Federico Basualdo y la llegada de la nueva secretaria, Flavia Royón, y Federico Bernal y Santiago Yanotti como subsecretarios.

Gasto en energía: urgencia en puerta

Ahora, deberá avanzar en la toma de decisiones y, según sostiene el economista de la Universidad de Avellaneda, Pablo Pererira, "en esa área está el principal rojo fiscal al cual tiene q apuntar Massa y cualquier ministro que pase por el área de economía".

Su afirmación se basa en el hecho de que, hasta el mes de julio, el 67% de los gastos de provisión de energía al país lo pagó el Tesoro, según revela el reporte financiero de Cammesa, la administradora del mercado eléctrico argentino. La empresa, sólo cubrió el 33% del total con sus ingresos.

Por otro lado, también en materia energética, Pereira señala que habrá que avanzar con la implementación de los aumentos que se vienen en las tarifas y de tope de 400 kw subsidiados por hogar. "Todavía no hay mayores definiciones aunque sí se mencionó que los aumentos serían escalonados y es un tema que se irá definiendo en los próximos días", anticipa el economista.

Asimismo, habrá que ver cómo se resuelven los nombramientos en el directorio del BCRA, donde Arnaldo Bocco ya dejó su silla vacía para la llegada de los nuevos integrantes, y también en el Banco de Inversiones y Comercio Exterior, que tras la salida de José Ignacio de Mendiguren, espera un nuevo líder.

Se viene la gira internacional de Massa

Otro de los puntos que menciona Glustein, por su parte es la importancia de avanzar en algunas definiciones sobre el proceso del endeudamiento externo. "En ese sentido, el rally internacional que emprenderá el próximo 29 de agosto el ministro", dice. El itinerario comenzará en Washington, que será el punto de partida de una gira internacional con la que Massa se propone potenciar las relaciones con los organismos internacionales de crédito, ganar confianza en los mercados y traer inversiones, con el objetivo de recomponer las reservas y apuntalar la economía.

Así, se vienen días muy complejos para Massa en el segundo decanato de agosto. Todo parece indicar que está dispuesto a que nada se interponga entre él y sus objetivos. Y es que no sólo se juega la reputación del gobierno de Alberto Fernández en esto, sino también sus proyectos de llevar adelante en dos años un proyecto político propio. El respaldo de gran parte del empresariado y el establishment lo tiene, pero hay que ver si le alcanza porque, ya lo ha comprobado la historia, incluso la reciente –basta con preguntarle a Silvina Batakis y al propio Martín Guzmán-, que no la tendrá fácil en un Argentina muy revuelta como la actual.  

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar