Paritarias "las pelucas"

POLÍTICA 12 de agosto de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
perottijpg

En un mes complicado por las protestas gremiales, el gobernador Omar Perotti endurece posiciones y se mantiene firme en el rumbo que eligió tomar. Con cambios en Seguridad de por medio, el humo de las islas invadiendo Rosario, semanas de incertidumbre macroeconómica y números altísimos de inflación, la ola de reclamos sindicales chocan contra la decisión del Ejecutivo provincial de sostener lo acordado a principios de 2022 y reabrir la mesa paritaria recién en septiembre. El rafaelino pidió al interior de su gobierno resistir y controlar lo mejor posible las turbulencias de un agosto conflictivo.

En la Casa Gris aseguran no negar “la realidad” ni desconocer los momentos de zozobra económica para gran parte de la población santafesina. Sin embargo, explican que la hoja de ruta está clara: liquidar los aumentos previamente acordados y volver a sentarse nuevamente en septiembre. Repiten que a fin de año la suba salarial le va a ganar a la inflación. En la otra vereda, los gremios de la educación Sadop y Amsafe, los estatales Ate y Upcn, y los de la salud Amra y Siprus, con  matices internos, oyeron a las bases y los paros empiezan a contarse de a pares.

“Se está tratando de sostener la economía de Santa Fe para que no se caiga todo lo que la provincia tiene en marcha, como la obra pública, uno de los sectores de mayor generación de empleo y lo que tiene que ver con insumos para las empresas”, explica una fuente gubernamental. A su vez, también detallan que, por ejemplo, se reforzó la asistencia alimentaria y los fondos de Billetera Santa Fe en “contexto muy complicado”.

Los gremios, que ya comenzaron con los paros, mueven las tropas. Tras una semana con movilizaciones y cese de tareas, planean asambleas para volver a evaluar cómo seguir. “Si no hay convocatoria, esto se va a recrudecer”, coinciden en diferentes espacios sindicales. El diálogo gobierno - gremios no está cortado, hay diferentes contactos, pero eso no significa la posibilidad de acuerdos. “Nos dicen que tienen que tomar medidas por el reclamo que reciben de las bases”, comentan por lo bajo en la Casa Gris.

 

La hipótesis de una posible reunión del presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Sergio Massa, con la CGT y un sector del empresariado que pueda modificar la dirección provincial fue desechada en la capital provincial. Lo que sí esperan es que se estabilice la situación económica a nivel nacional para poder tener más certezas al momento de sentarse en el próximo mes. Mientras tanto, control de daños.

 

La idea de romper con los gremios o bombardearse en la arena pública , aunque continuar resistiendo los embates de los paros sindicales será una tarea compleja. El fantasma del descuento por días no trabajados no aparece en el horizonte, lo que marca el pulso de las intenciones gubernamentales. Por más paros que hagan los gremios docentes, de empleados y empleadas de la administración central y de la salud la situación seguirá igual y el próximo mojón son las charlas en septiembre. La tarea es resistir.

 Fuente: Letra P, sobre una nota de Agustín VISSIO

 

Te puede interesar