Eduardo Belliboni desafió a la CGT a pocos días de la marcha del 17 de agosto

POLÍTICA 15 de agosto de 2022 Por Ignacio Mendez*
Eduardo-Belliboni-1408

Luego de un nuevo acampe en la Plaza de Mayo, la Unidad Piquetera volverá a salir a las calles el próximo miércoles, 17 de agosto. Curiosamente, para esa misma jornada, la Confederación General del Trabajo (CGT), la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y movimientos de izquierda se movilizarán ante el aumento de precios y para exigir aumentos salariales. En este marco, el dirigente del Polo Obrero Eduardo Belliboni desafió a la central obrera.

Belliboni anunció que Unidad Piquetera marchará el próximo miércoles hacia la Plaza de Mayo para exigir “un paro y plan de lucha” mientras que la central obrera va a “ir a dar una vueltita por el centro”. “Vamos a movilizarnos el 17, pero lo vamos a hacer de forma independiente de la CGT. Nosotros vamos a ir a Plaza de Mayo a diferencia que la CGT que va a ir a dar una vueltita por el centro”, chicaneó el referente piquetero.

El pasado miércoles, el mismo Belliboni fue el referente de un masivo acampe frente a la Casa Rosada para exigir que el ministro de Economía, Sergio Massa, reciba a los dirigentes piqueteros. En declaraciones a AM1420, Belliboni acusó a la cúpula de la CGT de ser “cómplice del ajuste” del gobierno de Alberto Fernández y consideró que la marcha que realizará la central obrera “parece más a favor que en contra” de la administración nacional.

“Lo raro es que, si los trabajadores hacen una movilización tienen que tener una reivindicación ¿Ellos qué piden? Te diría que los veo cómplices de todos los ajustes, pasivos es muy breve”, apuntó el referente del Polo Obrero. En ese punto, afirmó que “la CGT no está cumpliendo con la principal función que tiene un sindicato o una central obrera, que es defender el poder adquisitivo del salario de sus trabajadores”.

Belliboni además enfatizó: “Vamos a hacer una movilización a la Casa de Gobierno, nosotros tenemos que levantar un pliego de reclamo y salir a luchar con un paro y plan de lucha y no esperar a que los empresarios bajen los precios”. Y completó: “El problema de fondo es que se está haciendo una campaña feroz de estigmatización de las organizaciones sociales y de los piquetero. Nadie es un planero. Es un trabajador que no tiene trabajo y a nadie le gusta vivir de un plan social”, concluyó.

La marcha de la CGT
A 15 días de la asunción de Massa como ministro de Economía, las centrales sindicales y los partidos de izquierda se volcarán a las calles por aumento salarial y contra el aumento de inflación que registró niveles récords conquistando 7,4% en julio. Luego de varias idas y vueltas, la CGT y la CTA finalmente reafirmaron la convocatoria que efectuó hace un mes, cuando Silvina Batakis todavía estaba al frente del Palacio de Hacienda.

Los gremialistas ratificaron salir a protestar, pero sin delimitar a quién va dirigido el reclamo ni señalar responsables ante la crisis económica. Se trata de un llamado a las calles que apunta contra “los formadores de precios” que “especulan” con las subas de la moneda extranjera y generan inflación. Aunque también surge en un momento de tensiones con la gestión de Fernández que intenta compensar el desajuste salarial con un bono que parece no convencer a la totalidad del triunvirato, a excepción de Pablo Moyano. 

Los dirigentes de la central creen que la mejor forma de saldar el desajuste es vía paritarias que permitan renegociar la remuneración en concordancia con las subas inflacionarias registradas. A pesar de que la movilización se sostiene, el Presidente reveló que evalúa una reunión junto a la CGT y la UIA para negociar precios y salarios, aunque –hasta el momento– no cuenta con una convocatoria concreta.

 

 

* Para www.elintransigente.com

Te puede interesar