Manifiesto de dirigentes de todo el país por “la dignidad de la persona humana desde la concepción hasta la muerte natural”

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
S4B7CDAR65HCTG2INNN4PJUP5Q

Más allá de sus distintas pertenencias político-partidarias, coinciden en una “agenda basada en los valores que hicieron grande a nuestra Nación”, explican en un comunicado. “El mundo celeste se une y busca ser un factor desequilibrante en las próximas elecciones”, anuncian.

“Desde 2018, cuando una ola celeste defendió causas como la defensa de la vida desde la concepción, salió las calles y era mayoritaria, como se reflejaba en las encuestas, hay un amplio espacio de gente que no tiene representación política ni legislativa”, dijo Pablo de la Torre a Infobae en referencia al encuentro.

El médico pediatra, ex secretario de Salud y actual asesor de esa secretaría y de las de Infancia y Bienestar Familiar del municipio bonaerense de San Miguel, explicó que este Primer Encuentro Patriótico Argentino reunió a gente que está en los dos grandes espacios que son del FdT y JxC, también en otras fuerzas, como Nos, y que ve “a la Patria en peligro porque están siendo atacados sus valores” y que se une en defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, es decir, que se oponen al aborto y a la eutanasia, pero también a la legalización de las drogas.

Parten del diagnóstico de que la profunda crisis en que se encuentra la Argentina no es “solamente económica, sino también de valores y de identidad”.

De momento, la intención no es crear un partido político, asegura, sino unir fuerzas en defensa de esos principios y para promover la inclusión en las diferentes listas de representantes de estos valores.

Tienen por delante un trabajo de institucionalización de este ámbito, de formación de dirigentes, de sistematización de una doctrina. “Una suerte de Instituto Patria -dice De la Torre con ironía- pero que de verdad defienda los valores que hicieron grande a la Argentina”.

“Se está perdiendo el fundamento esencial de nuestra sociedad -dice el Manifiesto firmado por los presentes en el Primer Encuentro Patriótico Argentino-. Cuestiones tan importantes como los conceptos de comunidad, bien común, familia y persona, son permanentemente atacados. Nos duele el avance constante contra los principios que forjaron nuestra Patria y nos dieron identidad”. Citan como ejemplo la ideología de género que “avanza sin pausa en aulas y oficinas, castigando a todo aquel que se anime a disentir”.

Denuncian que no solo se ha legalizado y se fomenta “la aberración del aborto, sino que también se discrimina y persigue a quien no lo aprueba o rechaza practicarlo”; también señalan que no hay “verdadero interés por la salud física y espiritual de nuestros jóvenes” como lo demuestra “el sostenido avance del narcotráfico, principalmente en los barrios más humildes”, lo que “constituye una seria amenaza al destino nacional”.

“El globalismo -dice el Manifiesto- impone una agenda que amenaza nuestra independencia para tomar decisiones (...), condicionando gravemente el futuro de nuestra Patria”.

El próximo encuentro ya está planeado y la elección de la fecha, como en el primero, está cargada de sentido: “Será el 12 de Octubre, el Día de la Hispanidad”, subraya Pablo de la Torre, y luego habrá un tercero en diciembre.

En el Manifiesto, los firmantes declaran querer ser “los representantes de esta mayoría de ciudadanos que buscan dirigentes políticos y sociales comprometidos con su Patria” y “que tengan el bien común como norte de todas sus políticas”; “que consideren a la dignidad de toda persona humana, desde su concepción hasta su muerte natural, como principio irrenunciable”; “que comprendan el flagelo de la droga y tomen medidas para erradicar su comercio y su consumo”; “que, en vez de fomentar corrientes exógenas como la ideología de género, defiendan los valores y tradiciones que hicieron grande a nuestra Patria”; “que defiendan los principios fundamentales de nuestra Nación: la promoción de la familia como célula básica de la sociedad; la promoción de la dimensión religiosa del hombre; el respeto al derecho de propiedad y la promoción de la libre iniciativa privada y del rol subsidiario del Estado”; “que inspirándose en los ideales sanmartinianos y en los héroes de Malvinas, defiendan la soberanía e integridad territorial de nuestra querida Nación” y, último pero no menos importante, “que tengan el valor y las agallas de no quedarse callados, y estén dispuestos a actuar”.

Entre los decididos a no quedarse callados, estaban, además de De la Torre, la senadora nacional por Santa Cruz Belén Tapia, el diputado nacional por Neuquén, Francisco Sánchez, los diputados provinciales Raúl Albarracín (Tucumán), Nicolás Mayoraz (Santa Fe), Nahuel Sotelo y Catalina Buitrago (Buenos Aires) y Rosa Marcone (Córdoba); Agustín Coto, convencional constituyente de Ushuaia; los dirigentes Miriam Muller (Entre Ríos), Andrés Suriani (Salta), Aurelio García Elorrio (Córdoba), Gabriel Ballerini (CABA), Fernanda Megías (La Rioja), María Marta Silva Ortiz (Corrientes); Mauricio Ortiz, por Encuentro Mendoza; Omar Al Kaddour y Agustín Sánchez Sorondo, por Fundación Contemporánea; Agustín Caulo, Presidente de Frente Joven, y Alejandro Geyer, de Marcha por la vida.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar