Cristina Kirchner recupera la centralidad en el Gobierno: la necesidad política de Alberto y Massa detrás del apoyo

OPINIÓN 23 de agosto de 2022 Por Pablo Sieira*
536672

El duro alegato y pedido de sentencia contra la vicepresidenta Cristina Kirchner en el juicio "Vialidad" volvió a darle la centralidad dentro del Gobierno, donde el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Sergio Massa, se alinearon en su defensa ante la necesidad de preservar el apoyo político de la ex mandataria a la gestión, que sigue siendo clave.

La reacción del Gobierno luego de que el fiscal Diego Luciani pidiera 12 años de prisión e inhabilitación perpetua no fue solo una defensa de Cristina Kirchner sino de todo el espacio oficialista. Así quedó reflejado en el comunicado oficial que emitió Alberto Fernández, el cual les dio carácter institucional a las críticas contra el accionar del Poder Judicial.

Y es que, como se vio durante la disputa entre Fernández y Cristina Kirchner que durante los últimos meses complicó la gestión del Gobierno, la vicepresidenta mantiene hacia adentro del Frente de Todos una cuota de poder determinante para la gestión de Gobierno, especialmente en un momento que obliga a tomar medidas económicas antipáticas.

El apoyo que el Presidente y el ministro de Economía le dieron públicamente a la vicepresidenta ante el avance de la causa judicial fue también en defensa propia, dado que ambos necesitan mantener la tregua alcanzada en el seno de la coalición oficialista y el silencio del kirchnerismo duro, que les permite encarar sin turbulencias internas el ajuste fiscal con el que buscan ordenar la economía para que el peronismo llegue con salud a las elecciones de 2023.

Mantenerse al margen de la situación judicial que preocupa a Cristina Kirchner hubiese abierto la puerta a que volvieran a aflorar las tensiones internas que habían puesto en jaque al Gobierno y que lograron controlarse hace apenas algunas semanas.

En momentos en que la vicepresidenta afirma públicamente que se encuentra "ante un pelotón de fusilamiento mediático-judicial" que además le "impide" ejercer su derecho a la defensa, los principales actores están obligados a salir en su defensa. 

Cuáles son las claves del apoyo de Fernández y Massa a Cristina Kirchner

Fueron las críticas permanentes de la vicepresidenta y sus dirigentes más allegados las que forzaron al ex ministro de Economía Martín Guzmán a renunciar al cargo y profundizar la crisis económica, y también las que crearon un clima de "debilidad" alrededor de Alberto Fernández.

Cuando Silvina Batakis asumió en reemplazo de Guzmán en medio de una fuerte crisis cambiaria el mundo financiero se preguntaba si tenía el apoyo de Cristina Kirchner y la entonces ministra tuvo que destacar que sí lo tenía, durante su primer y único contacto con los acreedores externos.

De la misma manera, el visto bueno de la vicepresidenta fue determinante para que Massa reemplazara a Batakis y asumiera en Economía con una importante concentración de funciones y apoyo político para encarar un ajuste fiscal que evite una catástrofe económica.

Todo ello dejó en claro que tanto el ministro como el Presidente no pueden prescindir de Cristina Kirchner ni de su fuerza política. La situación judicial de la vicepresidenta no solo es un problema para ella, sino que representa un inconveniente político para el Gobierno.

En ese contexto, la declaración que realizó Alberto Fernández luego del duro alegato del fiscal contra Cristina Kirchner hecha a través de un comunicado oficial tuvo carácter institucional: ya no es el Presidente sino todo el Gobierno el que afirma que hay una "persecución judicial y mediática" contra la vicepresidenta y que "ninguno de los actos" que se le atribuyen "ha sido probado". 

Esa necesidad de mantener la armonía en la cúpula del Frente de Todos se vio ratificada con un gesto de Fernández, quien luego de varias semanas de no hablar con la vicepresidenta la llamó el pasado lunes por la tarde para solidarizarse luego del duro alegato del fiscal, según supo iProfesional de fuentes gubernamentales.

Ambos habían retomado el diálogo para resolver la encrucijada que le planteó la crisis económica al Gobierno pero la conversación se volvió a cortar luego de resolver el desembarco de Massa en el Ejecutivo como garante de equilibrio. La situación judicial de la vicepresidenta hizo que el jefe de Estado volviera a comunicarse con ella.

Señales de conflictividad que preocupan al Gobierno 

Las escenas de tensión entre militantes del kirchnerismo y del antikirchnerismo que se registraron en la puerta del departamento de Cristina Kirchner el pasado lunes por la noche, tras el pedido de 12 años de prisión e inhabilitación perpetua, agregó un motivo de preocupación para el Gobierno.

Si bien el Tribunal Oral Federal 2 (TOF) todavía tiene que dictar una sentencia que no se sabe cuánto recogerá de lo que pidió el fiscal, la situación empezó a mostrar signos de agitación en la calle.

Se le suma a ello que el kirchnerismo tiene en análisis salir a manifestarse para defender a la vicepresidenta ante lo que consideran una "persecución mediático-judicial". Así, empieza a gestarse un clima de conflictividad que el Gobierno temía antes por la situación económica y que ahora puede darse por cuestiones políticas.

No obstante, una reciente encuesta relativizó la fuerza que el kirchnerismo pueda tener en el nuevo contexto en comparación con la que supo mostrar años atrás, en buena medida, debido al alto índice de desaprobación que afecta a la gestión de Gobierno en general.

Se trata de una encuesta realizada por la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires entre el 8 y el 14 de agosto sobre la percepción de la sociedad frente a distintos aspectos de la coyuntura política y económica que incluyó un capítulo sobre las opiniones en torno a la inocencia o culpabilidad de la vicepresidenta.

El estudio abarcó 1.945 casos en la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, los cuatro distritos de mayor peso electoral del país. "En relación a las causas judiciales en las que está procesada Cristina Kirchner y su afirmación de que 'la historia ya la absolvió': ¿usted cree que Cristina Kirchner es inocente o culpable?", fue la pregunta que se incluyó en el cuestionario.

Según ese trabajo, solo el 43% de las personas identificadas como votantes del Frente de Todos creen que Cristina Kirchner es "inocente", mientras que el 26% cree que es culpable y el 31% eligió la opción "sin opinión". En la muestra total, el 80% consideró que es "culpable".

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar