Presión sobre el blue: el BCRA habilitará dólar ahorro a 3 millones de personas pero proscribirá a más de 9 millones

ECONOMÍA 28 de agosto de 2022 Por Mariano Jaimovich*
541375

Los precios del dólar blue y de las otras referencias libres, que en este momento se encuentran en medio de una tensa calma, pueden llegar a escalar en las próximas semanas, a causa de la presión que ejercerá una medida que estaría por anunciar el Gobierno. La misma implica que los 9 millones de usuarios que se anotaron para pedir subsidios energéticos no podrán comprar los u$s200 mensuales permitidos en el mercado oficial.

Es que el Gobierno está avanzando en ajustar cada vez más el cepo cambiario, en un marco en el que las reservas del Banco Central se encuentran en un nivel mínimo preocupante en cuanto a los dólares netos disponibles. Y, en este caso, ahora los apuntados serían aquellos argentinos que todavía tienen acceso al mercado oficial de cambios y que se anotaron en el registro para mantener los subsidios en las tarifas de luz, gas y agua.

De esta forma, se estima que desde el 1 de septiembre, no podrían adquirir dólares en bancos y casas de cambio al precio del "dólar ahorro" (actualmente de $240), alrededor de 20% inferior del que tiene la moneda estadounidense en el mercado libre.

Si bien desde fuentes del Gobierno indican a iProfesional que "todavía no se anunciará oficialmente esta restricción a la compra de dólares, empezará su aplicación a partir que empiece a estar vigente la diferenciación de las tarifas".

Incluso, varios expertos no descartan que los plazos de implementación se "estiren" hasta mediados de septiembre o principios de octubre, debido a la falta de definición de las autoridades de los problemas operativos y regulatorios para el incremento de tarifas, a lo que se suma el reclamo de las entidades de usuarios de que haya audiencias públicas.

La "amnistía" a los que recibieron ATP no alcanza

Por otro lado, la "buena noticia" es que el BCRA está pensando en eliminar la restricción a la compra de divisas a aquellas personas que hayan recibido salarios con la ayuda del Estado, a través de los ATP.

Aunque esta medida tendría bajo impacto, debido a que la mayoría de los trabajadores que responde a ese segmento también se habría anotado en el registro de los subsidios energéticos, por lo que de igual forma quedaría excluída a poder adquirir hasta los u$s200 mensuales en bancos y casas de cambio.

Sucede que, según registros oficiales, unas 328 mil empresas solicitaron el ATP para recibir ayuda y pagar el salario a 3,07 millones de trabajadores durante la pandemia.

Todas estas personas hasta ahora no pueden acceder al dólar ahorro durante estos dos años.

Como contrapartida, los hogares que pidieron subsidios a las tarifas son más de 9 millones.

Impacto en el precio del dólar libre

Más allá del avance de las medidas que impiden acceder al mercado cambiario, los economistas consultados por iProfesional alertan que este mayor cepo al dólar puede presionar al alza de los precios de las divisas libres, como son el blue y las que se consiguen en la Bolsa de Comercio (MEP y contado con liquidación).

Por un lado, el "cierre de la canilla verde oficial" generaría que muchos de los ahorristas que tienen capacidad de compra del límite de los u$s200 mensuales permitidos, empezarían a "migrar" a demandarlos a los segmentos libres. Por ende, ejercerían una presión al alza de su precio por la mayor demanda.

Por otra parte, determinados ahorristas que podían adquirir sus dólares en bancos y casas de cambio realizaban el llamado "puré". Es decir, luego de hacerse de sus u$s200, los revendían luego en el mercado informal, para obtener una ganancia de alrededor de $10.000, por el mayor valor que tiene el dólar blue.

La cuestión central de la mencionada operación es que estas divisas que se adquieren en el mercado formal, ahora, con el mayor cepo, dejarían de ingresar a las cuevas. Por ende, habría menos oferta de dólares, algo que también podría causar un incremento en los precios del blue.

"Se estima que las ventas a minoristas para atesoramiento son de u$s200 millones mensuales, y del público que accede al mismo alrededor del 20% podría verse afectado por haberse anotado a los subsidios. Es decir, con esta medida, el BCRA podría ahorrar mensualmente como máximo unos u$s40 millones, que podrían presionar con más intensidad en el blue", dice a iProfesional Andrés Méndez, director de AMF Economía.

Economistas alertan por aceleración del dólar blue

Los economistas consultados por iProfesional, alertan sobre esta situación que presionará a las cotizaciones de los dólares libres y que puede trasladarse al resto de los precios de la economía, tal como ocurrió en julio pasado cuando el blue y el contado con liquidación llegaron a valer $350.

"La pregunta del millón es saber cuánta gente que mantendrá el subsidio ya podía comprar los u$s200. Es que ahora parte de los pesos que tenían para comprar los dólares, deberán canalizarlos a pagar las mayores tarifas por la quita de subsidios. Y para aquellos que pueden pagar el incremento de tarifas, y les siguen sobrando pesos, pueden comprar ´cuasi dólares´ por medio de buscar bienes durables, como cambiar el televisor", indica Fernando Marengo, economista jefe del Estudio Arriazu.

Y finaliza: "Pero así el Banco Central pierde reservas, y si el BCRA no le da los dólares al importador, hay escasez de productos y problemas de producción. Entonces, si tampoco la autoridad monetaria me brinda los dólares en efectivo y elijo ir al blue, se amplía la brecha. Algo que trae problemas".

Al respecto, Isaías Marini, economista de la consultora Econviews, sostiene que el efecto más probable es de una aceleración en los precios de los dólares libres, "particularmente del blue, lo que se traduce básicamente en una mayor brecha cambiaria, algo que también implica mayores dificultades para acumular divisas".

Según detalla este analista, la demanda de dólar ahorro, con todas las restricciones vigentes, totaliza menos de u$s200 millones mensuales, una cifra que es muy inferior a la demanda para pagos con tarjeta por turismo al exterior. Por ende, considera que sólo una fracción de esa demanda se volcaría al blue, porque su precio es de unos $50 más caros que el dólar ahorro.

"La mayor presión en el precio en el dólar vendría por un tema de oferta: muchos de los que aún pueden acceder al cupo mensual lo utilizan para aprovechar la brecha, y ganarse instantáneamente unos $10 mil haciendo el famoso ´puré´. Entonces, con esa menor cantidad de dólares disponibles en el mercado informal, el precio sube", concluye Marini.

En ese sentido, Pablo Repetto, jefe de Research en Aurum, opina que la prohibición de comprar dólares a los que se anotaron para recibir subsidios le va a restar oferta a los mercados libres del dólar. Y también podría llevar a que aumente la demanda de dólares de la gente que recibirá el subsidio, y que quiera seguir ahorrando algo de sus ingresos en moneda dura. "Esto implicaría una presión alcista sobre el valor de estas divisas", afirma.

Impacto del dólar en la economía

La presión que sufrirían los precios de los dólares informales por el mayor cepo cambiario, también tendría un impacto directo en el resto de la economía.

"Tenemos que saber que todo cepo, toda restricción, genera que menos gente pueda acceder, es decir, reduce su demanda. Si la gente quiere dólares, los va a conseguir, por lo cual, esa demanda se termina yendo a otras cotizaciones. Un dato no menor a tener en cuenta es que desde enero 2020 hasta hoy se fueron u$s6.200 millones por la vía del dólar ahorro. Y con un Banco Central con reservas netas rondando los u$s1.000 millones, sigue apretando cada salida de divisas", afirma Andrés Salinas, economista e Investigador de la Universidad de La Matanza.

En este tema, Repetto suma: "Al considerar que la demanda del dólar ahorro está de por sí muy restringida, deja en evidencia la precariedad del balance del Banco Central y del atraso cambiario que fomentó la autoridad monetaria desde 2021. En definitiva, cuando ya no hay más reservas, cualquier número que se pueda recortar, por mínimo que sea, es mucho".

Desde la perspectiva de la economista Natalia Motyl, "claramente que mayores restricciones generan mayores presiones en el mercado de dólares paralelos. Toda esa gente que no podrá acceder al dólar oficial va a pasarse al dólar informal. Inclusive, en un contexto en el que la oferta de divisas disminuye a partir del segundo semestre, por la estabilización de los precios de las commodities, porque el agro no tiene incentivos de liquidar y la suba de tasas de interés de los principales bancos del mundo".

En consecuencia, acota que esa reducción de oferta va a generar presiones sobre el dólar oficial y también sobre los paralelos. 

"La brecha, muy probablemente, volverá a subir y los precios de la economía van a comenzar a responder a los dólares paralelos. Por lo que se esperan mayores presiones inflacionarias por expectativas", alerta a iProfesional Motyl.-

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar