La furia de Cinthia Fernández tras la internación de su hija en Punta Cana: “El problema fue la clínica”

ESPECTÁCULO 30 de agosto de 2022 Por Julia VOSCO
ZZMBEVIAAVG7DFKIBWIMBHNG3A

Cinthia Fernández regresó al país luego de pasar unos días en Punta Cana junto a sus hijas. Lo que serian unas vacaciones, terminó siendo una odisea para la bailarina debido a la intoxicación de Francesca, su hija menor. Frente a tantos rumores, de vuelta en su rol de panelista en Momento D, relató como pasaron las cosas:

“Pasé unas vacaciones hermosas. Mi hija está bien, gracias a todos realmente porque fue muchísimo el cariño. No pude responder a nadie”, arrancó Cinthia Fernández ante la consulta de Fabián Doman.

“Comió una hamburguesa de la M, que la detesto, no coman ahí, es basura. Lamentablemente todos los chicos la piden, hay que quemar etapas, yo la dejo. No tiene escherichia coli , fue lo primero que descarté”, explicando el motivo de la intoxicación

“Nos subimos al avión, la nena estaba perfecta, nos subimos a las doce de la noche, dos y media de la mañana empieza a vomitar y nunca más paró. Llegó totalmente deshidratada, y el tema es que cuando dejo las valijas, la termino de bañar, porque se hizo encima, ya no tenía más ropa”, continuó la panelista.

Luego Cinthia describió como llegaron y apuntó contra la clínica donde se internó la nena: “Llegué a las once de la mañana, todas esas horas la nena deshidratada porque no había forma de que retuviera nada. Y nada, llegamos y la llevé a la clínica porque se me desmayó. El problema fue la clínica, Centro Médico Punta Cana, un desastre. Ellos son un amor, son muy acogedores, muy cálidos, pero el sistema médico la verdad que es paupérrimo. A mí me salvó el seguro y ser la mamá molesta que estaba preguntando absolutamente todo”.

“Le pusieron una vía, la vía nunca conectó, le empezó a filtrar el líquido por todo el cuerpo, pudo haber sido gravísimo. Se me cruzó todo porque la nena empeoraba. Termina eso, apareció con un brazo todo inflamado, la enfermera nunca se dio cuenta, y encima un día y medio después se acordaron que le tenían que poner el antibiótico”, siguió.

“Fue todo una negligencia médica que mi cabeza viajó por todos lados, la nena empeoraba, pudo haber pasado algo peor. Yo pensaba que era una bacteria, no podía dejar de pensar en casos que todos conocemos, y por suerte empezó a mejorar automáticamente cuando le empezaron a pasar el antibiótico”, se explayó al borde de las lagrimas.

“Sólo disfrutamos un día, y bueno, la vida me sonríe, siempre, debe ser tanto gualicho que tengo encima ¿no?”, cerró Fernández a pura ironía.

Fuente: la100.cienradios.com

Te puede interesar