Luis Castellano: 11 años de mala gestión, ¿para qué otro período?

OPINIÓN 31 de agosto de 2022 Por Carlos ZIMERMAN
HFSDIOLEMM2GGOBWGUZDAOLBGI
Luis Castellano junto al Presidente Fernández.

El ejercicio del poder es capaz de embriagar y deformar la visión de la realidad circundante: todo parece sometido a la voluntad única del mandatario, que pretende ser perpetuo. Es un proceso patológico, semejante a una enfermedad progresiva que consume la mente de quien la padece y afecta directamente a toda una colectividad.

 LA TENTACIÓN.

Una vez cumplido el período legal -establecido por la Constitución- el mandatario siente la tentación del continuismo; es la aspiración a seguir en el poder: padecimiento tan frecuente como ominoso. El proceso es simple: ya instalado en el período de gobierno, al cual puede acceder electoralmente, el mandatario siente la embriaguez del ejercicio del mando y va aspirando, progresivamente, a no abandonarlo nunca. Y entonces comienzan los ardides y las trampas para lograr la perpetuación. Hasta ese extremo llegan la obnubilación y el empeño obsesivo.

Semanas atrás Castellano se manifestó dispuesto a presentarse para otro período al frente de la intendencia de Rafaela, supuestamente para poder completar objetivos no cumplidos.

Hace 11 años que Castellano está al frente de la intendencia de Rafaela, y el próximo 10 de Diciembre de 2023 se van a cumplir 12.

¿Realmente el intendente piensa que no le alcanzó el tiempo para cumplir con los objetivos que se había fijado?

Seguramente cualquier persona pensante se daría cuenta que los argumentos de Castellano son infantiles.

Hace 11 años que no hace nada para que la ciudad tenga un orden vial que no sea el actual que provoca accidente y perdidas humanas por una incapacidad en la gestión alarmante y digna del peor de los improvisados.

Hace 11 años que no puede solucionar el tema de los Almacenes Ripamonti, quizá el lugar más histórico y emblemático de la ciudad, que se encuentra en estado de abandono y es una autentica vergüenza inadmisible.

Tuvo todo el tiempo del mundo para hacer un eficiente y serio centro de monitoreo que sirva para prevenir accidentes y robos en la ciudad, todo lo contrario a lo que es hoy.

Castellano pide más tiempo para terminar con la maraña burocrática que origina que las empresas no se quieran instalar en la ciudad y elijan otras geografías mucho más amigables para emprender y dar trabajo.

Podríamos ocupar ríos de tintas destacando lo que en estos once años Castellano no hizo: asfalto, cloacas,tránsito,descentralización, salud, educación, viviendas, una GUR eficiente, etc, etc, etc.

La realidad es que Castellano quiere otro período para seguir prendido a la "teta" del Estado que al único que favorece es a él y a sus amigos, nada más.

Llegó el momento de dar un paso al costado y permitir que las nuevas generaciones se hagan cargo de una ciudad que tiene muchísimo potencial, pero que los egoísmos de los "dinosaurios" de la política no lo permiten.

váyase a su casa Señor Intendente, deje que la ciudad crezca de la mano de gente con ideas nuevas y sin una mochila pesada como la suya, que lo único que hace es tirar para abajo e impedir el crecimiento de la ciudad acorde a los tiempos que corren.

12 años al frente de una ciudad es muchísimo, 16 ya son una exageración.

Te puede interesar