Con el devenir de los días, seguramente veremos las miserias de la política

OPINIÓN 02 de septiembre de 2022 Por Carlos ZIMERMAN
5ff779e5ab563

La justicia debe ser la encargada d "hablar", se deben dejar de hacer especulaciones sin ningún tipo de sentido y no es momento para "tirar nata al fuego".

Argentina vive momentos de dramatismo por la situación social y económica, hay gente que no tiene para comer y muchas familias no pueden hacer todas las comidas diarias necesarias. 

El atentado contra la expresidenta es una nueva mancha a esta democracia renga que tenemos los Argentinos, una democracia en donde hay niños desnutridos, la educación es paupérrima, la salud es para pocos y la inseguridad se extiende por lo largo y ancho de país.

Seguramente en las próximas horas la grieta se va a hacer mucho mas grande y habrá quienes aprovechen el atentado para llevar agua a su molino, un clásico de un país inmaduro políticamente. No creo equivocarme, nada me indica que sea diferente en esta oportunidad. 

El Presidente de la Nación decretó un feriado nacional que llenó de sorpresa a la mayoría de la población de quiere trabajar y no se permite, ni las "cuentas" le permiten, tener un día menos de trabajo. Los Argentinos queremos trabajar y la actitud del Presidente parece apuntar para otro lado. 

Por milagro Cristina Kirchner está con vida, ello nos tiene que dejar una enseñanza, ya es hora que hagamos las cosas en serio. 

Seguramente que el clima que se vive ayuda para que algún trasnochado fuera de los cabales tenga la posibilidad de hacer lo que pasó ayer, ese clima que se vive es responsabilidad de todos los sectores políticos, que nadie intente quitarse responsabilidad.

Argentina así no puede seguir más, el odio y la grieta no dan para más y los únicos responsables son los políticos, los que nunca se ponen de acuerdo para sacar al país adelante y solo coinciden para fijarse una dieta más alta.

Lo de ayer debe marcar un punto de inflexión, estamos tocando fondo y parece que nadie se da cuenta.  

No puedo ser optimista, no hay motivo para serlo. Hace casi 40 años que los mismos de siempre nos vienen prometiendo y prometiendo y nada cumplen. Con el devenir de los días, seguramente veremos las miserias de la política.

Te puede interesar