Precios Cuidados: con foco en abastecimiento, habrá reuniones con las empresas para definir la nueva etapa

ECONOMÍA 07 de septiembre de 2022 Por Ximena Casas*
6L732VBIRFDQG5I2OI3ET2RFQE

La inflación en el rubro de los alimentos superó el nivel del 6% durante el pasado mes de agosto, según las estimaciones de las consultoras económicas. En este contexto, los funcionarios de la Secretaría de Comercio comenzarán a convocar a las empresas del sector para definir una nueva etapa del programa de Precios Cuidados, cuya versión actual vence dentro de un mes, el próximo 7 de octubre.

La pauta de aumentos actualmente vigente para los productos de consumo masivo —alimentos, bebidas, perfumería y limpieza— que están dentro del programa fue de 3,3% en julio, 3,2% en agosto y 2,5% para septiembre. Los porcentajes quedaron lejos de los índices mensuales de inflación de 7,4% de julio y las proyecciones de más de 6% para agosto.

La idea que se está analizando es que en la nueva etapa la lista de productos sea menos extensa y con una pauta de aumento superior a lo que se venía dando, luego de que los índices actuales quedaron lejos de la inflación mensual. La idea del secretario de Comercio, Matías Tombolini es que estén incluidos productos de de las principales marcas —que funcionen como referencia de precios— y con garantías de volumen para que no haya quiebres de stock.

“El foco y la prioridad va a ser el abastecimiento”, señalaron desde una de las empresas del sector, donde están esperando ser convocados para los próximos días. El actual listado de Precios Cuidados incluye 949 productos y es más reducido que el que estuvo vigente durante la gestión de Roberto Feletti, cuando superaba los 1.300 ítems.

Desde los sectores que agrupan a autoservicios y supermercados regionales, que no están dentro del programa de Precios Cuidados, también esperan ser llamados por el Secretario de Comercio. “Le hemos enviado nota al secretario Matías Tombolini, pero todavía no hemos sido convocados. Esta semana vamos a mandar una nueva nota. Los aumentos de precios continúan; comenzamos el mes y ya tuvimos 9% en café, galletitas entre 8% y 9%, todavía está muy alta la vara de los aumentos”, señaló Fernando Savore, presidente de la Federación de Almaceneros de la provincia de Buenos Aires (Faba).

“Nuestra idea es que se pueda armar una lista de 30 productos, no más que eso, para el comercio de proximidad y que estén condensados los alimentos que tengan alta rotación. Lo más importante que es aceite, azúcar, fideos que tiene una gama tan amplia. Estamos esperando la reunión”, dijo Savore. Y alertó sobre subas de precios registradas esta semana en algunos productos que rondaron entre 7% (vainillas) y 12% (alfajores).

“Si bien el año pasado tuvimos muchos aumentos siempre eran de entre 4% y 5%. Y ahora lo comenzamos a ver en 10% y hasta 15% y esto es tremendamente agresivo para el precio en góndola”, detalló.

Otro de los temas que impacta en los precios es el funcionamiento del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino (FETA), que entró en vigencia en marzo de este año para desacoplar el precio interno del trigo del precio internacional, en un contexto de fuertes subas por la invasión de Rusia a Ucrania. Tombolini aclaró que no existe intención de eliminar el fondo.

“Los fondos del FETA provienen de las retenciones extraordinarias al aceite de soja y hoy son distribuídos entre los molinos que participan de él. De esta manera se subsidia la bolsa de 25 kilos de harina que compran industrias, distribuidores, panaderías y afines. Es una herramienta transitoria que no existía hace 10 meses y está pensada hasta que se termine el fondeo, derivado del aumento de las retenciones producto de la suba de los precios por la guerra”, explicó el secretario en su cuenta de Twitter.

“A la luz de los resultados este mecanismo funcionó parcialmente. Existen casos de molinos que cobran por la harina que se venden a sí mismos para fabricar galletitas. Esto no está necesariamente mal, pero no se observan resultados en precios al consumidor. Buscamos optimizar la operatoria del FETA, por eso propusimos, como alternativa, cambiar el mecanismo compensando la demanda y orientando el subsidio solo a la harina para producir pan, sin dejar de dar curso a nuevas incorporaciones de molinos y agilizando los desembolsos”, señaló.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar