Tras el rechazo opositor, Morales se diferencia y habló con Eduardo de Pedro sobre la convocatoria del Gobierno

POLÍTICA 08 de septiembre de 2022 Por Ricardo Carpena*
S5ZINMYLVFHK7NRGHWNZSISHWQ

El Gobierno ya comenzó a hablar con referentes de la oposición para encarar un diálogo destinado a hablar sobre “la intolerancia política”: el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, llamó este miércoles al líder de la UCR, Gerardo Morales, y a los diputados radicales Facundo Manes y Emiliano Yacobitti para intercambiar ideas sobre cómo “bajar un cambio” luego de los altos niveles de enfrentamiento entre el oficialismo y la oposición tras el ataque contra Cristina Kirchner.

“No es el mejor contexto para convocar al diálogo”, dijo Morales a Infobae. Anticipó, además, que llevará el tema “a la mesa del partido y de Juntos por el Cambio”.

El ministro del Interior inició contactos con miembros de la UCR porque considera que son más permeables a una instancia de diálogo político que en el PRO, donde cerca de su titular, Patricia Bullrich, negaron conversaciones con cualquier representante del Gobierno.

Allegados a Morales confirmaron a Infobae que el gobernador de Jujuy habló con De Pedro sobre la convocatoria al diálogo y el servicio religioso que el oficialismo organiza por “la paz y la fraternidad de los argentinos” en la Basílica de Luján el sábado próximo, a las 13.

El ministro del Interior también lo llamó a Facundo Manes, diputado de la UCR y uno de los presidenciables de JxC que cuestiona en forma permanente a “la grieta”.

“Debemos recuperar la racionalidad, bajar un cambio y ponernos hablar sobre qué tipo de convivencia democrática queremos en nuestro país”, expresó el ministro del Interior al justificar el cambio de postura oficial, que viró de la dureza contra la oposición a llamarla a un diálogo.

Yacobitti, quien es vicerrector de la UBA y pertenece al sector de Martín Lousteau en la UCR, también confirmó a Infobae que esta tarde habló con De Pedro: “Sí, efectivamente, hablo siempre con Wado porque lo conozco desde hace mucho tiempo, de la universidad -dijo-. Los dos compartimos la preocupación por el nivel de enfrentamiento que tiene la política y cómo hacer para bajarlo porque sin diálogo entre los partidos va a ser imposible resolver los problemas de la Argentina”.

“Estamos discutiendo como amigos que se juntan a tomar un café y hablan sobre cómo armar algo porque esto así no puede seguir -agregó-. Todo el mundo sabe que cualquier medida que tome cualquier gobierno, el que viene va a hacer lo contrario. Es muy difícil generar credibilidad así”.

¿Cómo se instrumentará el diálogo que propone el Gobierno? Yacobitti destacó que aún no está definido: “Estamos viendo si será desde el Congreso o desde instituciones como las universidades, pero siempre de cara a la gente -aseguró-. Queremos ver cómo desandar el nivel de enfrentamiento de la política. Parece que si uno se junta a hablar con alguien de otro partido está cometiendo un pecado y, en realidad, es lo que te obliga a hacer la política”.

Sostuvo que una de las ideas es “armar algo de la universidad, como un espacio de reflexión y pensamiento” para incentivar el diálogo político. “En la UBA, como en la Universidad de La Plata y Córdoba, todos los partidos forman parte del oficialismo. ¿Cómo puede ser que la gente salga de la universidad y tenga que estar peleada y a los gritos?”, se preguntó.

De todas formas, Yacobitti señaló que la convocatoria del Gobierno deberá ser analizada “en forma orgánica” por las máximas autoridades de Juntos por el Cambio.

Por su parte, el presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, sostuvo a Infobae que nadie del Gobierno lo había llamado para hablar sobre el diálogo político y prefirió no hablar sobre la iniciativa: “No creo que sea prudente ahora opinar sobre lo que todavía es sólo una idea”.

De todas formas, resaltó que “el lugar institucional para el diálogo es el Parlamento”. “Qué mejor lugar que ése en tiempos de democracias erosionadas”, consideró el diputado.

En el PRO, donde hay más resistencia a dialogar con el Gobierno, hay posturas como la expresada por Cristian Ritondo, presidente del bloque del PRO en la Cámara de Diputados: tras confirmar que no recibió ningún llamado del Gobierno, advirtió que sería bueno que desde el Frente de Todos “paren con la intolerancia antes de llamar intolerantes a los demás”.

Señaló a Infobae que De Pedro podría comenzar por pedir disculpas por las declaraciones de la titular del Inadi, Victoria Donda, quien dijo en una columna periodística publicada el domingo pasado que “las armas de los odiadores las cargan los Macri, las Bullrich, los Milei, las Granata y los López Murphy”.

La idea lanzada por De Pedro, hasta el momento, está generando malestar y divisiones en Juntos por el Cambio. Y tampoco convence la asistencia a la misa del sábado próximo en Luján: “La están convocando para apoyar a Cristina Kirchner. Va a hacer un acto más del Gobierno”, interpretó un referente de la oposición, nada dispuesto a sumarse al diálogo que insinuó el oficialismo.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar