Las seis opciones electorales de Perotti

POLÍTICA 12 de septiembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
1662835576313

El gobernador de Santa Fe Omar Perotti tiene seis propuestas de calendario electoral en su mano. Todas de desdoble en comparación con el nacional. Desde la más cercana en el tiempo, que propone el llamamiento a elecciones para el mes de noviembre, como la más lejana, que pretende arrancar el clima en febrero de 2023. El grueso del arco político provincial razona que el jefe de la Casa Gris será de los primeros mandatarios en convocar, pero el perottismo no descarta estirar la bocha un par de meses ¿Cuánto cambia el escenario un atraso?-

Hacemos Santa Fe soltó en un encuentro del PJ que Perotti llamaría a elecciones en noviembre, con un cierre de listas en febrero, PASO en abril y general en junio. Un esquema que se viene repitiendo en la provincia desde las gestiones socialistas. La revelación la hizo en dicha ocasión la ministra de Gobierno Celia Arena.

Pero en los últimos días Perotti recibió de la misma área un informe con seis opciones de calendario con sus respectivas fechas, de llamado a elecciones, de cierre de listas, PASO y finales. La primera contempla un comienzo del ciclo en noviembre y la última tres meses después. En concreto, el gobernador tiene que convocar sí o sí entre el 24 de noviembre y el 2 de febrero.

Perotti tiene una única limitación en la convocatoria. Las elecciones generales no pueden realizarse a menos de tres meses o a más de seis meses del 10 de diciembre de 2023, fecha de cambio de autoridades nacionales. Eso está fijado en el artículo 70 de la Constitución santafesina.

 

Cancelada la chance de unificación con la nacional, la cancha se modifica si Perotti demora el llamamiento. Por un lado, el gobernador gana más tiempo para imponer un o una candidata propia, que le responda a él antes que al conjunto del peronismo. En toda encuesta que circula por Santa Fe el primer peronista que asoma es el senador Marcelo Lewandowski. Pero el periodista deportivo no es perottista y no es garantía de continuidad, según como interpreta la política el mandatario.

De ese modo, Perotti puede confiar en el crecimiento de su equipo, particularmente del diputado Roberto Mirabella, la propia Arena y no mucho más para la categoría suprema ¿la ministra de Salud Sonia Martorano quizás?,

Pero la cancha no solo variaría para el oficialismo. La oposición también se vería afectada si el calendario se atrasa y se acerca más al nacional. En ese caso, y de manera ineludible, la campaña tomaría un tamiz no tan santafesino para el no peronismo. Las candidaturas a la presidencia estarían casi definidas y, en ese sentido, bajar a Santa Fe será seductor para cualquiera que quiera aspirar a la poltrona más pesada de la Casa Rosada.

 

Si el frente de frentes finalmente se conforma, ¿cómo harían sus actores y actrices para convivir con el acecho permanente de figuras nacionales? ¿cuánto margen tendría la dirigencia de acá para desmarcarse y jugar al provincialismo?

 

Ante el escenario supuesto, la inquietud también le cabe a Perotti ¿Cómo se puede diferenciar de la conducción del AMBA del Frente de Todos si casi yuxtapone los calendarios? Y, por otro lado, y algo no menor, ¿puede sostener dos candidaturas al mismo tiempo?

 

Es que se prevé que Perotti lidere una lista en la categoría Diputados provinciales. Con un calendario lo más cercano a hoy en el tiempo, el gobernador tiene margen para abrir el paraguas y cerrar algo en la arena nacional. Tendría, seguramente, un puñado de días entre fin de una elección provincial y cierre de listas de la nacional. Pero si estira el calendario, se vería obligado a candidatearse casi en ambos niveles al mismo tiempo.

 

Muchas preguntas sin respuestas por el momento. El gobernador tiene el informe en su despacho y solo él conoce los tiempos de su determinación. O va a lo seguro, a lo conocido, o experimenta algo nuevo e impensado para la política doméstica.

Fuente: Letra P. Nota de Pablo FORNERO

 

Te puede interesar