¿La dirigencia política conoce a su electorado?

OPINIÓN 13 de septiembre de 2022 Por María Herminia Grande
HMEKISMFZJCBNKONGHDJO4JF5I

A 12 días del intento de magnicidio contra Cristina de Kirchner, ¿qué pasó en Argentina? El tiempo político parece estallar en manos de los protagonistas de ambas coaliciones. Los polos se consolidan ante un electorado que adhiere a ellos inicialmente y luego vota al centro. Andrés Malamud sostiene que “se acumula por el extremo y se vota al centro”, agregando incluso, que por fuera de las ideologías.

No obstante, Argentina tiene actitudes extrañas que la política debe analizar. Como ya mencionamos, el martes pasado distintas consultoras han medido creencias sobre evidencias. La creencia se impone ampliamente: fue un actor de reparto, un arma de juguete, una movilización (la del día posterior) planeada con anticipación al hecho en sí, etc. Esto descorre un telón que muestra un escenario en el cual se evidencia que la sociedad argentina se ha empobrecido mucho más de lo sospechado. Acomodar los hechos a un ramillete de montajes lo demuestra.

Otro de los puntos a resaltar es que la centralidad política –más allá de si deciden ser candidatos presidenciales-, recae en Cristina Kirchner y Mauricio Macri. Con la foto de hoy ningún candidato de estos sectores, insisto, de no ser ellos, tienen autonomía. Ante esta realidad que achica a las coaliciones, dado que ambos ex Presidentes quieren poner en el mundo estrecho de sus trajes a los sectores que adhieren a sus respectivos espacios, es probable que el FdT y JxC sufran procesos de erosión, aunque quizás no de ruptura. Es decir, dirigentes que vayan quedando en el camino. ¿Significa esto que se aglutinarán en espacios alternativos?

Juan Manuel Urtubey hace meses que dialoga con todos, a los efectos de moldear un espacio alternativo a los extremos. Y reconoce: “La otra vez lo hicimos mal, -lo pongo en primera persona-, pero debemos seguir insistiendo en una construcción colectiva, , corrigiendo aquellos errores”. El dirigente se imagina en unas PASO junto a Juan Schiaretti (habrá que ver cómo reacciona el gobernador de Córdoba ante los resultados adversos en Marcos Juárez) y no descarta sumar a la partida al neurólogo Facundo Manes. Imagina un espacio sin salvadores, con volumen político. Prevé un escenario 2023 más parecido al 2003, con polos que no aglutinen el 45% cada uno, sino un 25%. Está convencido que el desgaste lo paga el poder y esto recae sobre Macri y Cristina Kirchner. El análisis de Urtubey tiene que ver con el crecimiento de los libertarios, que indica que hay un espacio, en todo caso, a conquistar fuera de los polos.

A hoy, el FdT tiene en el ministro de Economía, Sergio Massa, el posibilitador de cierto sosiego. Le dice a Infobae el Lic. Idígoras: “Él y su equipo se han reunido con el sector del campo en un mes, más que en casi dos años y medio. Sorprendió esta forma de diálogo y el decir que ‘el campo es clave para nosotros’ y preguntar qué necesitan pero también decirles que deben acompañar el esfuerzo”. Idígoras avanza sobre el eje del potencial argentino, aunque la decadencia dirigencial no lo advierta. Se pregunta por qué no hay una liga de gobernadores que representen a la agroindustria. Vale recordar que Brasil redujo la pobreza en un 50% con una política agroindustrial impulsada por Lula y seguida por Bolsonaro. Es obvio que Argentina carece de una visión integradora, la política está tan atrasada en sus conceptos como quienes sostienen la discusión campo versus industria. Rosario es uno de los dos/tres polos mundiales de desarrollo de bioeconomía y Argentina le presta tan poca atención como al narcotráfico. Esta gran revolución es protagonizada no sólo por grandes empresas, sino por pequeños emprendedores. Idígoras da un ejemplo: “El suéter o la camisa que tenemos puesta, en pocos años serán elaborados con derivados lácteos. Desaparecerá la síntesis química. La soja y el maíz sustituirán los plásticos del mundo. La bioeconomía es el camino”.

Tal vez el hecho de que la política haya congelado el concepto Estado-Nación sea el responsable de que luego de formar a nuestros profesionales, los mismos crean que vale la pena hacer el esfuerzo en el exterior dado que en nuestro país eso, no vale la pena (la falta de discusión del concepto Estado/Nación, impide el sentido de pertenencia y la apropiación de la identidad cultural).

La política debe dejar de mirar su ombligo. La oportunidad sigue golpeando la puerta de Argentina.

Política en Santa Fe

Mientras el gobernador Perotti le dice Infobae que aún no tiene candidato para sucederlo y que todos tienen que moverse, en la oposición hay gran despliegue de cara al 2023. El socialismo ha logrado coincidencias, diálogo y acción conjunta, como lo hicieron el sábado en Arroyo Leyes ante la juventud. Mónica Fein reconoce que el Frente Progresista no existe más, pero cree que pueden recuperarse y conformar otro espacio. Al no haber ningún candidato que mida más de 15%, calculan los tiempos sin el apuro que imprime el senador Felipe Michlig, presidente del comité provincial de la UCR santafesina. “Clara García tiene mucho por crecer aún”. Este próximo viernes se mostrarán nuevamente juntos en un encuentro en Santa Fe junto a los intendentes Emilio Jatón y Pablo Javkin. Hoy por hoy lo principal es no perder la identidad.

Por su parte, el intendente rosarino va tejiendo alianzas a través del “Foro de la Reconstrucción”, que son encuentros con actores e intendentes regionales. Tendrá en veinte días un encuentro en Corrientes de “Ciudades Sustentables”. Hoy el esfuerzo de Javkin está puesto en su candidatura a gobernador. Cerca del intendente se escuchó decir sobre el otro candidato, el radical Maximiliano Pullaro: ”se consume en su propia agresividad”, más allá de reconocer que el diputado provincial tiene una armado territorial interesante.

El PRO de Santa Fe tiene sus particularidades. Algunos de sus dirigentes se fueron con el radical Pullaro, caso Gabriel Chumpitaz. Otros, como Anita Martínez y Alejandro Roselló, con Carolina Losada. Algunos, como Roy López Molina, podrían estar más cerca de Javkin, si este abriese su espacio. El diputado nacional Federico Angelini el fin de semana propició una reunión con la idea de mostrar una foto que evidencie los rostros de quienes, según uno de los organizadores: “Desde el 2008 siempre estuvimos con Mauricio, en las buenas, en las malas, y seguimos estando”. Este sector cree que para entrar al Frente de Frentes se le debe reconocer un lugar preponderante, no por lo que implica en Santa Fe, sino porque tiene en su haber línea directa con los tres posibles candidatos presidenciales: Mauricio Macri, Patricia Bullrich y Rodríguez Larreta.

Lo cierto es que hay tres posibles candidatos: Maximiliano Pullaro, quien ya fue ministro de Seguridad y no pudo controlar lo que hoy critica; Carolina Losada: que no definió si quiere ser candidata a gobernadora de Santa Fe o ir a una fórmula presidencial. La senadora santafesina no sólo comparte su vida privada con el senador Naidenoff, es de suponer que con él analizará estas posibilidades. Queda claro que ser candidata a gobernadora de una provincia como Santa Fe es mucho más que cualquier otro cargo. Pablo Javkin sabe desde hace años cómo jugar en política. La inseguridad hace que no esté pasando su mejor momento. Sostienen a su lado que el crédito que el intendente le dio al gobernador Perotti en este tema se está consumiendo.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar