Una joven asegura que su bebé es hijo de El Noba y reclama un análisis de ADN

ESPECTÁCULO 26 de septiembre de 2022 Por Julia VOSCO
6VJJ6TT7QFFFNDMLDOHQX4J6BE

En los últimos días cobró notoriedad la historia de Ailén Díaz, una joven que asegura que en abril tuvo un bebé de El Noba, aunque nunca llegó a contárselo al músico.

En su cuenta de Instagram relató los detalles de su difícil historia, y contó la inesperada reacción que tuvo la familia materna del cumbiero ante el pedido de análisis de ADN.

La historia de Ailén Díaz y su bebé Ramiro: “No fue mala fe”
Ailén Díaz no tuvo miedo de contar su historia después de haber avanzado por la vía judicial. En sus historias de Instagram publicó hasta un video en donde se ve el intercambio que tuvo con El Noba después de haber estado con él. Ahí se referían a la compra de una pastilla del día después, y el músico le apuntaba en un audio que le dijese cuánto le había salido.

Según contó la joven, su historia con el cantante fue de una sola noche. En ese momento, Lautaro estaba en pareja con Priscila, pero le había dicho a Ailén que estaba separado. La relación entre ellas es buena al día de hoy.

Si bien el bebé nació en abril, Ailén no le contó a El Noba que esperaba un hijo. Y es que estaba esperando el resultado de otro ADN, además de que había decidido ser mamá soltera después de haber perdido un embarazo anterior.

“Más allá de saber quién sea el padre o no, el tener un hijo es un cambio en la vida. Yo decidí cambiar mi vida para tenerlo. Yo lo elegí desde el minuto uno, y oh casualidad Lauty no era El Noba. Era simplemente Lauty”, destacó. Cuando finalmente llegó el análisis con resultado negativo, ya era tarde: “Nadie suponía que iba a pasar lo que pasó, no fue mala fe, sino que la vida pasó de esta manera”.

Ailén aseguró que se puso en comunicación con la familia materna de El Noba, pero que la trataron mal y mintieron sobre ella. Señaló que se acercó a Vanesa Aranda y su respuesta fue decirle que “no le interesaba y no quería”. “Acto seguido cerró la puerta en mi cara”, contó.

Cuando la joven se comunicó con ellos para pedirles que se realicen el ADN con saliva, para que no fuese necesario que exhumaran el cuerpo, se negaron.

Sin embargo, la historia fue otra con la familia paterna del cumbiero: apenas conocieron su testimonio, se pusieron a disposición y hasta se acercaron a conocer al pequeño. “Buena gente es querer colaborar en un ADN como hacen ellos. Los que más dicen amarlo prefieren no hacer nada y que toquen el cuerpo, que no descanse nunca en paz”, explicó.

Sus más de 11 mil seguidores destacan el parecido del bebé con el cumbiero. “Todos sus amigos me dicen lo mismo: si el narigón estuviera acá no lo dudes que él se hacía cargo”, señaló Ailén con pesar.

Fuente: TN

Te puede interesar