El Banco Central aceleró la acumulación de reservas y está cerca de cumplir la meta pactada con el FMI

ECONOMÍA Por Pablo WENDE
SFKTLP66EU4VUW5VT7QPMRFF2U

El fuerte ritmo de compra de dólares por parte del Banco Central dejaría a la entidad mucho más cerca de cumplir el compromiso asumido con el FMI, que exige un target de reservas netas para fin del tercer trimestre. El dólar soja implementado por Sergio Massa en el arranque del mes, y que termina mañana, resultó clave para conseguir el objetivo, cuando hace menos de 30 días parecía algo imposible.

Ayer el BCRA volvió a terminar con fuerte saldo comprador, en este caso de USD 300 millones. Desde que a principios de septiembre comenzó este esquema, que ofrece un tipo de cambio más atractivo a las cerealeras por la exportación de soja, el campo liquidó USD 6.500 millones.

La cifra es superior incluso a la que había pronosticado el propio ministro de Economía cuando lanzó la medida. En aquel momento proyectó liquidaciones por USD 5.000 millones, cifra que ya fue superada en un 30% y todavía restan dos días para aprovechar ese tipo de cambio preferencial. El propio Massa reconfirmó ayer durante su presentación en la Cámara de Diputados que el 30 de septiembre será el último día de la medida. Es posible que para ese momento se hayan superado incluso los USD 7.000 millones ingresados, en lo que ya es un septiembre récord.

De este volumen ingresado, el BCRA ya acumuló USD 4.200 millones y de esta forma las reservas netas ya superan los USD 5.000 millones. Un informe divulgado por la consultora 1816 señaló que ahora el Gobierno quedó bastante cerca de cumplir con la exigencia trimestral del Fondo en materia de reservas, aunque no es seguro que se alcance la cifra.

Sucede que el nivel actual aún está algo lejos de los USD 6.425 millones exigidos por el Fondo. Sin embargo, al mismo tiempo, consideran que podría alcanzarse esa cifra con alguna ayuda extra. En primer lugar, faltan dos días para que se liquiden divisas bajo el actual esquema especial, sumando al menos otros USD 500 millones. Por otra parte, también se contabilizaría parte de lo que debería desembolsar el FMI (USD 4.000 millones), que llegarían en los primeros días de octubre.

El director de la consultora Econométrica, Ramiro Castiñeira, también estimó cuál es el costo de haber comprado dólares a un tipo de cambio preferencial. “Los USD 7.000 millones los compró a $ 200 en vez de $ 150, lo que significa una expansión monetaria adicional de $ 400.000 millones durante septiembre”. Visto de otra forma, significó una pérdida de $ 50 por cada dólar que el BCRA adquirió bajo este esquema.

En relación a la liquidación del campo, Castiñeira resaltó que se trató de un volumen récord, que duplicó lo del mes previo y representó casi tres veces más que lo registrado en igual mes del año pasado.

La pérdida asumida por el BCRA será asumida por un bono que emitirá el Tesoro por USD 2.650 millones.

Asimismo, advirtió que ni comprando dólares a pérdida el BCRA logra superar un punto del PBI en reservas netas, mientras que Brasil tiene reservas por el equivalente al 20% de su Producto. “No precisó comprar a pérdida, ni imponer cepos, ni cerró importaciones ni ninguna de las mieles de la heterodoxia local”.

Las dudas ahora se concentran en cómo se comportará el mercado cambiario en el último trimestre, ya que habrá una fuerte merma de las liquidaciones del complejo cerealero, que adelantaron buena parte de sus tenencias durante septiembre.

Por eso, Massa ultima los detalles del anuncio del nuevo “dólar Qatar”, que implica un tipo de cambio más alto para el sector turístico y reducir sustancialmente el déficit actual. Solo en julio el rojo llegó a USD 750 millones.

Fuente: Infobae

Te puede interesar