Auxilio Massa, auxilio

POLÍTICA 30 de septiembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
1664469092229

El Sindicato de Trabajadores de la Industria Lechera (Atilra) le mete presión al ministro de Economía, Sergio Massa, para que reactive el salvataje financiero de la firma láctea SanCor que desde hace unos meses entró en un pantano y corre el riesgo de quedar en la nada. El pedido del gremio conecta directamente con las aspiraciones de un pool de inversores de peso que había logrado el aval y empuje del exministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, para crear un fideicomiso que dé origen a una nueva firma.

A principios de enero, la asamblea de socias y socios aprobó por unanimidad el ingreso de la cooperativa al fideicomiso liderado por por José Urtubey de Celulosa Argentina, Marcelo Figueiras del laboratorio Richmond, Gustavo Scaglione del grupo Televisión Litoral y el diario La Capital de Rosario, Jorge Estévez, quien estará a cargo de la nueva empresa, y el abogado Leandro Salvatierra.

 Sin novedades del impulso prometido por el Gobierno, Atilra sacó un comunicado presionando al tigrense. “El proyecto y compromiso del Gobierno para reorganizar y recuperar la capacidad productiva de SanCor se encuentra estancado por falta de respuesta de las autoridades gubernamentales, situación que, ante esta problemática de tan vasta magnitud cuya crisis terminal viene siendo soportada por las y los trabajadores, nos obliga a retomar medidas de acción sindical”, azuza.

Sin perder tiempo, el grupo empresario de capitales nacionales que puja por quedarse con la firma dejó trascender que sigue en pie su interés y se sube al reclamo gremial que advierte medidas de fuerza. “Permaneciendo en estado de alerta y movilización, en los próximos días estaremos comunicando la batería de medidas que iremos realizando en conjunto, hasta la paralización total de la actividad en toda la industria lechera o, Dios mediante, hasta la solución del tema”, agrega Atilra.

 

La palabra clave del comunicado es “estancado” para referirse a las gestiones y a la burocracia, no a la falta de interés de Massa, que se supone banca el diseño. La demora estaría en la firma para crear finalmente el fideicomiso que emitirá los Valores Representativos de Deuda (VRD) en busca de la capitalización para la láctea que podría destrabar el Banco Bice.

 

SanCor CUL (Cooperativas Unidas Limitada) cuenta con 1.700 trabajadores. La nueva firma absorbería 700 puestos laborales y, a medida que crezca, seguirá sumando personal de la cooperativa en una suerte de virtual despido de empleados. Con el visto bueno de los productores socios, el directorio del fideicomiso tenía vía libre para apretar el acelerador y conseguir el financiamiento, que es justamente lo que reclaman ahora que todo entró en una nebulosa.

Con información de Letra P, sobre un nota de Facundo BORREGO

Te puede interesar