Cuántas divisas perderá el Banco Central durante el Mundial si el Gobierno no aplica un "Dólar Qatar"

ECONOMÍA Por Claudio Zlotnik*
542135

El Gobierno tiene una estimación propia de la cantidad de divisas que perderá el Banco Central si, antes, no se aplica un "dólar Qatar" que encarezca las compras con tarjetas de crédito durante el mes que dure el Mundial. El escenario luce preocupante.

De acuerdo a esos pronósticos, el BCRA perdería entre u$s1.300 millones y u$s1.500 millones durante las cuatro semanas que dura el Mundial de Qatar. Nada menos.

Es decir: puede llegar a ser el doble de la cantidad de divisas que gastaron los argentinos que andan por el extranjero en los últimos meses.

Durante agosto, por ejemplo, se fueron u$s795 millones por los gastos en dólares de argentinos que hacen turismo en el exterior con una paridad cercana (hoy) a los $270. Se trata de la mayor erogación para un mes de agosto desde el año 2017 cuando el atraso cambiario era indiscutible y, en todo caso, mayor al que existe hoy.

Qué pasa con el dólar tarjeta

En los meses previos, el volumen de dólares perdidos por el BCRA por las erogaciones con tarjetas de crédito habían trepado a un promedio de u$s750 millones mensuales.

La urgencia por retener los billetes verdes demora -no obstante- una definición por un tipo de cambio más alto para los gastos con tarjetas de crédito en el exterior. Por ahora, el "dólar Qatar" se mantiene en pausa.

"Algo habrá", dice una fuente del gabinete económico a iProfesional. Admite, eso sí, diferencias internas por la posible "solución" para que los turistas que viajan afuera gasten menos. ¿Lo harían si imponen una cotización de $300 en lugar de $270? Difícil creerlo.

"Dólar Qatar": cuánto podría ahorrarse

Fuentes oficiales admiten que, aún cuando se imponga un dólar de $300 para los gastos con tarjetas, el ahorro sería menor: no más de u$s200 millones en un solo mes. Luce escaso para el gran problema de escasez de reservas que sufre la Argentina.

Por otra parte, la puesta en marcha de restricciones no garantiza nada: cada vez que el Gobierno fue por ese camino, la brecha cambiaria se agrandó y todo se hizo más complicado.

¿Y entonces? ¿Madura acaso la idea de un desdoblamiento liso y llano que permita el ingreso de divisas a las reservas de los turistas que arriban desde otros países?

Massa se esforzó, antes del fin de semana, por negar una devaluación abrupta. "Hay que tener responsabilidad. Sería empujar a la pobreza a un 20% de los argentinos", expresó. De esta forma, intentó poner punto final a quienes -incluso desde su propio entorno- le acercaron la posibilidad de un plan de estabilización que comience por una devaluación.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar