Por diferencias internas, Juntos por el Cambio no logró un comunicado conjunto sobre la posición del Gobierno en la ONU respecto a Venezuela y China

POLÍTICA Por Robertino Sánchez Flecha*
4W7GCGCSWRE3PP33XQ23NZXG5Y

Las diferencias internas de Juntos por el Cambio tensionan la convivencia dentro de la coalición. El espacio opositor atravesó una semana turbulenta y ayer estrenaron un nuevo capítulo. Los matices no sólo son en relación con cuestiones de política doméstica, sino que ahora surgieron rispideces sobre política exterior que generaron más roces públicos.

La coalición opositora no logró consenso para emitir ayer un comunicado conjunto respecto a la posición del Gobierno argentino en Naciones Unidas (ONU) sobre dos proyectos relacionados con la violación de los Derechos Humanos (DDHH) en China y Venezuela.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU puso ayer en Ginebra a consideración de sus miembros un proyecto sobre los DDHH en el país bolivariano. La iniciativa fue apoyada por 19 países, rechazada por 5 estados miembros y tuvo 23 abstenciones -dentro de los cuales estuvo Argentina.

El documento impulsaba la continuidad de una comisión especial para investigar “la erosión del Estado de Derecho, los actos generalizados de represión y persecución selectivas por motivos políticos” llevados adelante por el gobierno de Nicolás Maduro.

En tanto, Naciones Unidas había debatido el jueves un proyecto de Decisión presentado por los Estados Unidos acerca de las denuncias por crímenes de lesa humanidad y contra los DDHH que se aplican en China en perjuicio de la minoría musulmana de los uigures. El documento fue rechazado por 19 votos a 17 con 11 abstenciones, entre ellas la del gobierno de Alberto Fernández.

Cuando se conoció la posición de la diplomacia argentina en relación con el proyecto sobre Venezuela, distintos referentes de Juntos por el Cambio repudiaron individualmente, por redes sociales, la posición del Gobierno. El ex Presidente, Mauricio Macri, fue uno de los primeros en tuitear al respecto.

“Pido perdón a nuestros queridos hermanos venezolanos por la abstención de la Argentina a la condena de crímenes de lesa humanidad en su país”, sostuvo el fundador del PRO y agregó: “Los argentinos de bien sentimos vergüenza por este gobierno que no defiende ni la libertad ni los derechos humanos”.

Luego se sumaron dirigentes como Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta y Jorge Macri, por parte del PRO. En tanto, desde la UCR Gerardo Morales, Mario Negri y el propio Comité Nacional repudiaron la postura diplomática de Argentina. En la misma línea también se expidieron desde el Peronismo Republicano que lidera Miguel Ángel Pichetto.

Hubo consenso en repudiar la decisión internacional del Gobierno sobre el proyecto que la ONU trató ayer sobre Venezuela. “Los que se abstienen son cómplices. No es novedad que las posiciones del Gobierno no representan los valores democráticos de los argentinos”, señaló Bullrich.

Por su parte, el Jefe de Gobierno porteño consideró que “Venezuela es un pueblo que siempre fue generoso con nosotros y merece que lo defendamos. Me da mucha vergüenza la abstención de hoy, debimos condenar la violación de DDHH del gobierno venezolano”.

En la misma línea se pronunció el gobernador de Jujuy y presidente del Comité Nacional del radicalismo. “Argentina fue ejemplo ante el mundo con el Juicio a las Juntas Militares. La abstención del Gobierno ante la ONU por los crímenes de lesa humanidad en Venezuela es una muestra más del relato kirchnerista”, cuestionó Morales.

Sin embargo, en la coalición opositora no hubo acuerdo para emitir un comunicado conjunto en el que también se repudiara la abstención argentina sobre el proyecto de la ONU que proponía investigar las violaciones a los DDHH en Xinjiang, China. Esa diferencia tensionó a la alianza y la Coalición Cívica puso el grito en el cielo.

El partido de Carrió salió al cruce del PRO y la UCR

La CC pretendía que todos los partidos de la mesa de Juntos por el Cambio apoyen y emitan un comunicado conjunto que repudie la doble abstención del Gobierno: sobre Venezuela y, también, sobre China.

Por diferencias de criterio, la oposición no logró acuerdo y los dirigentes del espacio optaron por posicionarse individualmente, cada uno desde sus redes sociales. Eso molestó a los lilitos, que con la anuencia de Elisa Carrio, fundadora y referente del partido, apuntaron contra el PRO y la UCR.

Quien salió primero con los tapones de punta fue Maximiliano Ferraro, diputado nacional de la CC y presidente del partido. “Sorprende como algunos omiten condenar la vergonzosa abstención Argentina con respecto al informe Bachelet sobre China. La plena vigencia de los derechos humanos se defiende siempre, no podemos hacernos los distraídos y tener una posición sesgada, ambigua y oportunista”, lanzó el legislador cercano a Lilita Carrió.

“Iba a haber un comunicado y nosotros pedimos que se agregue el tema China”, le explicó a Infobae un dirigente que frecuenta el Instituto Hannah Arendt. El pedido de la Coalición Cívica dividió aguas y Juntos por el Cambio no emitió un texto conjunto.

“No se quiso y quedamos en que cada partido se exprese por su lado”, le dijo a este medio otro dirigente nacional de la coalición opositora. Carrió consideró que fue “acertada” la posición de los legisladores de su partido.

“Ella no está enojada. En esto es clara y tiene una posición histórica en temas de DDHH. No especula y no es oportunista”, detallaron cerca de la ex diputada chaqueña.

Las sospechas sobre las inversiones chinas en Tierra del Fuego

En este contexto, el bloque del partido de Carrió en la Cámara Baja emitió dos proyectos, uno de Declaración y otro de Resolución -impulsado por Mariana Zuvic y con la firma de sus colegas de la CC- al respecto.

En uno de los documentos expresan “su más enérgico rechazo a la abstención especulativa del gobierno” sobre la abstención en ONU por el tema China. Y en el otro citan a ministros del Ejecutivo a que “informen acerca del pronunciado interés de China por generar inversiones en áreas clave de la provincia de Tierra del Fuego”.

En la resolución exigen explicaciones al Gobierno sobre una carta de entendimiento entre China y la provincia austral para “reflotar la producción de fertilizantes en Tierra del Fuego a través de la inversión de 1.250 millones de dólares a cargo de la empresa estatal China Shaanxi Coal and Chemical Group”.

Las diferencias sobre el tema China

Juan Manuel López, presidente del bloque en Diputados, también fue enfático al cuestionar a sus socios de Juntos por el Cambio. “Es una vergüenza la abstención de Argentina con Venezuela en la ONU y lo es que lo haya hecho con China también”.

Más dura aún fue Zuvic. La legisladora de la CC sostuvo que “las condenas selectivas a las violaciones a los DDHH muestran la dimensión de la descomposición a la que ha llegado la clase política”, y remató: “La miseria humana es el gran mal de esta década”.

Por parte del PRO, quien sí había repudiado la abstención de Argentina respecto al proyecto de ONU sobre China fue el diputado nacional Gerardo Milman. “Los que se llenaban la boca hablando de Derechos Humanos y en defensa de las minorías. El kirchnerismo ya no funciona ni robando banderas”, espetó el dirigente cercano a Bullrich.

En el partido de Carrió sospechan que sus socios decidieron no pronunciarse sobre la cuestión China por “intereses”. Sin embargo, hay confusión. “Lo que pasó con China es igual de grave y el resto de JxC no quiso hablar del tema”, renegó un lilito.

“Tienen una mala lectura de la posición que se puede tener con China. Los chinos saben separar. Ellos saben diferenciar comercio de otras agendas”, analizaron en el entorno de la CC. “Incluso desde el pragmatismo ponerte tan a los pies te lesiona”, sentenciaron.

Es un nuevo episodio que sacude a la oposición a poco menos de ocho meses de las próximas elecciones presidenciales.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar