Perotti ya sabe que no habrá PASO y retrasa el calendario electoral en Santa Fe

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
SM-perotti-151021

Para la oposición de esta provincia, ya no es un secreto a voces que el gobernador Omar Perotti piensa, y con ganas, atrasar el calendario electoral en la Bota. Algunos sectores lo toman de trascendidos, otros de rumores de pasillo y otros, con más asidero, de boca del propio mandatario. La decisión, en caso de concretarse, modificará de manera sustancial la partida.

Hace unas tres semanas, el propio Perotti le reconoció a un dirigente radical que pensaba llevar las elecciones generales a septiembre y calculó un cierre de listas para mediados de abril. El encuentro, casi informal, fue en un despacho de la Casa Gris y ante la mirada atenta de dos integrantes de la mesa chica del gobernador, uno de ellos en el ojo de la tormenta por los y las trabajadoras del canal público.

Que este boina blanca haya tenido el privilegio de haber escuchado el plan de boca del rafaelino no implica que el resto del arco opositor no empiece a carburar la idea. El no peronismo tiene para sí que la decisión de Perotti está atada a la posibilidad nacional de suspensión de las PASO.

Perotti tiene de boca del ministro de Interior Eduardo “Wado” de Pedro que las primarias no se realizarán gracias a los votos del Frente de Todos (FdT) y aliados en el Congreso. En Juntos por el Cambio (JxC) Santa Fe manejan la misma data; que las PASO se suspenderán y que el gobierno nacional tiene los votos para ello.

Otro argumento de índole nacional que el gobernador cuenta es la palabra del ministro de Economía Sergio Massa, quien estima que para el segundo semestre de 2023 el país va a contar con una recuperación económica que le pueda permitir al oficialismo vender algo de futuro. Si Perotti atrasa el calendario, ineludiblemente su esquema va a quedar atado a la arena nacional. Salvo que se aleje del FdT, como más de una vez especuló, no se ve mucho lugar para su tan ansiado santafesinismo.

 

El  tema escaló tanto que la mano derecha de Perotti, el diputado Roberto Mirabella, no pudo esquivar el bulto. En una entrevista a Sin Mordaza, remarcó que “hay que evitar las transiciones largas". En efecto, recordó el pase de banda de seis meses que tuvo Perotti con su antecesor socialista, Miguel Lifschitz. Con presupuesto ajeno entre manos incluso, el perottismo no quiere repetir aquel descalabro.

La chance de estirar el calendario se robó buena parte del cónclave de la mesa provincial de JxC. Cambian los meses, cambian las estrategias. Para la oposición también es un repensar, un desensillar hasta que aclare ¿Conviene jugarse todo por el todo para armar el frente de frentes? ¿O tan cerca de la elección nacional, alcanza con el sello cambiemista?

Por lo pronto, la posibilidad demora las definiciones y presume un cierre de año en calma, extendiéndose también hacia el verano. Todo el arco político de la provincia se mueve en función de un eventual atraso. El peronismo especula con ganar el tiempo, JxC se inquieta ante el marco de acuerdos en la oposición y el progresismo sigue, sin apuro, con el reloj de arena en la mano.

Fuente: Letra P, sobre una nota de Pablo FORNERO

Te puede interesar