Rusia detiene a ocho personas por el ataque en el puente de Crimea y culpa al Ministerio de Defensa ucranio

INTERNACIONALES Por Javier G. CUESTA
IBJUSG2R45CHVCPWOEQ5F5QCDE

La investigación rusa del ataque del sábado contra el puente de Crimea ha llevado a la detención, por el momento, de ocho ciudadanos de Rusia, Ucrania y Armenia. El Servicio Federal de Seguridad (FSB) y el Comité de Investigación han establecido que el sabotaje se hizo mediante un camión y corrió a cargo del jefe de la Dirección Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania, Kirill Budanov.

Los arrestados son cinco ciudadanos rusos, dos armenios y un ucranio. La versión de Moscú apunta a que el artefacto explosivo fue camuflado entre los palés de 22 toneladas de rollos de película de polietileno que fueron enviadas a principios de agosto desde el puerto ucranio de Odesa al búlgaro de Ruse. De allí fue llevado a la capital armenia, Yereván, a través de otra empresa de carga. El 4 de octubre cruzó la frontera rusa a través de Georgia, a bordo de un camión con matrícula de ese país y con destino a la ciudad sureña de Armavir, adonde llegó el 6 de octubre, dos días antes de la explosión. En esta localidad, que se encuentra en Krasnodar, región fronteriza con Crimea, fue contratado el camionero para entregar la carga a una empresa inexistente en aquella región.

“El control sobre el movimiento de la carga a lo largo de toda la ruta y los contactos con los participantes en este esquema de transporte criminal estuvo a cargo de un empleado de la Dirección Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa, quien se presentó como Iván Ivánovich”, ha señalado el FSB.

El Gobierno ucranio ha tildado de “disparate” la investigación rusa sobre la explosión en el puente de Kerch, según ha señalado este miércoles el portavoz del ministerio del Interior, Andri Yusov. Para Yusov, el FSB y su Comité de Investigación son “estructuras falsas que sirven al régimen de Putin”, por lo que Ucrania “no hará más comentarios sobre sus próximos comunicados”.

Kiev no ha confirmado oficialmente su participación en el ataque del puente de Kerch, símbolo de la anexión de la península de Crimea y de la ocupación de las fuerzas rusas en Ucrania, aunque algunas autoridades celebraron la explosión. Desde la cuenta del Ministerio de Defensa ucranio se tuiteó el siguiente mensaje: “La fragata Moskva [el buque insignia de la flota rusa en el mar Negro, destruido el pasado abril] y el puente de Kerch, dos importantes símbolos del poder ruso en Crimea, han caído. ¿Qué será lo siguiente, rusos?”.

Un día después del sabotaje en el puente de Crimea, Rusia inició una campaña de ataques con misiles contra objetivos civiles, incluidas plantas eléctricas. El lunes, Moscú apuntó directamente contra el corazón de Kiev, con bombardeos en el centro de la capital, y contra otras 11 provincias ucranias, que provocaron la muerte de al menos 14 personas y heridas a otras 97.

Fuente: El País

Te puede interesar