Alberto Fernández y el futuro encuentro con Biden: ¿Qué buscará en esa cumbre bilateral?

POLÍTICA Por Daniel Scarímbolo*
537370

La anunciada reunión bilateral que el presidente Alberto Fernández tiene en agenda con su par estadounidense Joseph Biden sigue en pie, aseguran en el Gobierno nacional, pero a casi tres meses de la postergación inicial debido a un cuadro de Covid del mandatario norteamericano aún no hay una fecha definida y el encuentro todavía no es una certeza. Más allá de las idas y vueltas por la dilación del encuentro, en el Gobierno no muestran apuro para realizar la reunión, mientras se espera la confirmación por parte de los Estados Unidos. 

En septiembre pasado, en ocasión del viaje del Presidente a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, el embajador argentino en los Estados Unidos Jorge Argüello fue notificado por el Departamento de Estado de ese país sobre la realización del encuentro impulsado por el mandatario norteamericano, y en ese marco se reunió con el asesor especial para América Latina, el colombiano Juan González. 

En el Ejecutivo explican que cuando se confirmó la bilateral con la Casa Blanca tras la primera suspensión quedó en claro que probablemente sería después de las elecciones generales de medio término en los Estados Unidos del 8 de noviembre venidero. "Nosotros no tenemos premura, la reunión está oficialmente confirmada, se va a hacer", aclaran. 

De sostenerse la reunión, prevista originalmente para el 26 de julio pero que debió suspenderse debido a un diagnóstico de coronavirus que había sufrido Biden cinco días antes, se realizará en el Salón Oval de la Casa Blanca, en Washington. 

Cumbre Fernández- Biden: ¿Qué buscará el mandatario argentino? 

Básicamente, con este encuentro, el Presidente busca lograr acuerdos que permitan afianzar las relaciones entre ambos países, confían cerca del entorno de Fernández. 

Entre los puntos a tratar figuran profundizar la relación bilateral en una amplia agenda de temas estratégicos de cooperación, como cambio climático, cooperación financiera, energías renovables, innovación tecnológica, derechos humanos y producción agro-alimentaria, indicaron fuentes de Presidencia. 

Y también para analizar la problemática de la inseguridad alimentaria, la transición energética, las nuevas cadenas regionales de valor y el cambio tecnológico con inclusión social, en un contexto donde sobresale la importancia de consolidar pasos concretos para garantizar la paz global. 

Además, se buscará establecer una hoja de ruta que, en el marco de América Latina y el Caribe, permita desplegar oportunidades de desarrollo humano integral, sostenible e inclusivo. 

La imposibilidad de encontrarse en el G20 en Indonesia

Si bien el 15 y 16 de ese mismo mes ambos mandatarios participarán de la Cumbre del G20 en Bali, la capital de Indonesia, la administración Biden no prevé encuentros bilaterales en ese tipo de reuniones. 

De hecho, el mandatario estadounidense no tendrá una reunión formal con su presidente ruso Vladimir Putin en Bali, luego de que el propio Biden señalara en la segunda semana de octubre que había una posibilidad de que ello ocurriera. 

Y tampoco lo hará con el príncipe saudí Mohammed bin Salman en paralelo al G20, después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), del que Arabia Saudita es miembro, decidiera recortar la producción de petróleo. 

El 1 de junio último Fernández y Biden habían dialogado durante unos 25 minutos por teléfono, cuando el presidente estadounidense había formalizado la invitación para acordar la bilateral que finalmente fue diferida. 

Después, en la IX Cumbre de las Américas en Los Ángeles, realizada entre el 6 y 10 de ese mismo mes, el jefe de Estado argentino le había cuestionado a Biden la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela del cónclave regional por decisión de los Estados Unidos, pero luego lo invitó a asistir a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), como presidente pro témpore de ese organismo y que se realizará en diciembre próximo en la Ciudad de Buenos Aires, y el mandatario norteamericano la aceptó. 

Otras misiones argentinas en Estados Unidos

Alberto Fernández aprovechó su estadía en Nueva York de septiembre pasado para entrevistarse con Kristalina Georgieva, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), a quien le pidió una solución al "problema de los sobrecargos", una distribución "más justa" de los Derechos Especiales de Giro (DEG) y la creación de un Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad.

Antes, en julio, Silvina Batakis, en su efímero paso por el Ministerio de Economía, se reunió en Washington con Georgieva y en septiembre lo hizo su sucesor Sergio Massa, quien además tuvo encuentros con la titular del Tesoro Yanet Yellen y su asesor David Lipton, con directivos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial, y con inversores privados. 

El 27 de septiembre, el ministro del Interior Eduardo de Pedro mantuvo en la Casa Blanca un encuentro con Julie Chávez Rodríguez, la directora de la Oficina de Asuntos Intergubernamentales del Gobierno de Estados Unidos y asesora de Biden, en el contexto de la agenda de trabajo que desarrolló junto a los gobernadores del Norte Grande.

De Pedro y Chávez Rodríguez intercambiaron experiencias ligadas al trabajo al frente de la administración pública en los actuales contextos políticos, económicos y sociales que atraviesan ambos países, y dialogaron sobre los caminos a recorrer para "continuar fortaleciendo la relación bilateral". 

Massa tuvo otro viaje en octubre para participar de la Reunión de Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del G20, en el marco de la Asamblea Anual del FMI y del Banco Mundial que se hizo en la capital norteamericana.  Allí también avanzó en las negociaciones con el Club de París para renegociar la deuda por 2.400 millones de dólares, durante un encuentro que mantuvo con su secretario general Emmanuel Moulin, y programar para fines de octubre un viaje a Francia a fin de rubricar este acuerdo. Y además consiguió un préstamo del BID por u$s700 millones. 

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar