Dólar: los riesgos que amenazan con romper la pax cambiaria

ECONOMÍA Por Carolina Paparatto*
calculator-and-money-wallet-investment-saving-finance-concept-on-pink-background-3d-renderingjpg

Los dólares paralelos consolidaron una incipiente estabilización a lo largo de la semana pasada. A pesar de que las nuevas medidas que tomó el Gobierno, con el objetivo de conservar las divisas acumuladas gracias al “dólar soja”, generaron expectativas de mayor tensión cambiaria, los dólares financieros cayeron por seis jornadas consecutivas y el blue se estabilizó en $291.

Entre los factores que influyeron al descenso de las cotizaciones se destaca la política monetaria contractiva que sostuvo el Banco Central a lo largo del año, llevando las tasas a terreno positivo. Asimismo, el mercado reaccionó positivamente al cumplimiento de las metas del FMI y ante señales concretas de un freno a la emisión monetaria y reducción del déficit fiscal.

Sin embargo, analistas consultados por Ámbito advierten que las cotizaciones en términos reales están atrasadas, y que en el mediano plazo pueden corregirse bruscamente. Asimismo, señalan que la dinámica de las reservas se complejizará de cara a los meses de menor liquidación, lo que le quitará margen el BCRA para operar en la brecha cambiaria.

Un informe de GMA Capital destaca que las cotizaciones financieras retrocedieron 2,5% en los últimos 5 días. “Así, la brecha del CCL contra el oficial ronda el 100%, el mismo valor que marcaba a fin de junio, en la previa a la salida de Guzmán, y 60 puntos menos que el pico de estrés de julio. En lo que va del año, el CCL aumentó 50% equiparando la variación del tipo de cambio mayorista. Sin embargo, la inflación acumuló 74% hasta el día de hoy, bajo el supuesto de 6% mensual en octubre. De esta manera, el dólar se abarató en términos reales”.

Salvador Vitelli, analista financiero, consideró que “uno de los grandes factores que explican la estabilidad cambiaria es que hay un excedente de pesos, principalmente los generados por el dólar soja, que aún no encontraron un destino consolidado, y eso lo vemos en los Fondos Comunes de Inversión (FCI), que este mes aumentaron 4,12% y las colocaciones extra fueron de 1 punto. Asimismo, si observamos la evolución de los FCI Money Market, desde fines de agosto a la fecha, aumentaron 19,3%, lo que significa 10 puntos de suscripción entera, es decir pesos colocados a tasa sin que se vuelquen al dólar”. Asimismo, Vitelli señaló que “en la semana se dio el desembolso del BID y se confirmó que se cumplieron con los objetivos del FMI en cuanto al déficit primario. También, Finanzas logró financiamiento neto positivo y una de las Ledes que licitaba, fue con tasa efectiva del 113%, que en definitiva termina siendo una aspiradora de dinero, ya que el mercado tiene apetito por tasas bien altas”.

Julián Grancharoff, economista miembro del Observatorio de Coyuntura Económica y Políticas Públicas, subrayó que “la leve baja de los últimos días de los dólares financieros estuvo vinculada fundamentalmente a la política monetaria más contractiva que ha llevado adelante el gobierno. De todos modos, el gran problema es que si la demanda de dinero sigue bajando generará presiones adicionales sobre la política monetaria. A su vez, mientras los dólares financieros sigan estables y la inflación se mantenga en estos niveles tan elevados tarde o temprano volverán a aparecer los temores de saltos cambiarios que borren potenciales ganancias de hacer tasa en moneda local”.

Hacia adelante, Vitelli sostuvo que no espera movimientos demasiado bruscos en el corto plazo, en tanto no haya un driver que motive un movimiento de mercado. “Sin embargo, en valores reales ajustados por inflación, las cotizaciones del dólar son las más baratas del año, por lo que esperamos que en algún momento se ajusten en términos reales”. Por su parte, Grancharoff advirtió que “terminó la cosecha gruesa y las perspectivas para el trigo son preocupantes por lo que la dinámica de las reservas netas de aquí en adelante estará marcada por fuertes tensiones sin margen para operar en la brecha cambiaria dadas las necesidades de cumplir con las metas del FMI. Por ello será clave la política monetaria para desincentivar la compra de moneda extranjera”.

 

 

* Para www.ambito.com

Te puede interesar