Toma fuerza el operativo clamor: Kicillof y un sector del sindicalismo pidieron que Cristina Kirchner sea candidata a presidenta

POLÍTICA 28 de octubre de 2022 Por Joaquín Mugica Díaz*
4PBPVYDDUZFO3FM26KTOVOHKJY

El homenaje a Néstor Kirchner, a 12 años de su fallecimiento, realizado en la sede de ATE Capital, sirvió para que el sindicalismo K y el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, insistan con un pedido que va tomando cada vez más volumen: la candidatura presidencial de Cristina Kirchner para el 2023.

Los cuatro oradores del acto fueron el mandatario bonaerense; el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky; el secretario general de ATE Capital, Daniel “Tano” Catalano; y el Subsecretario de Obras Públicas de la Nación, Edgardo Depetri. Tres de ellos pusieron en el foco de su relato político a la Vicepresidenta.

El primero en darle forma al operativo clamor fue Yasky, uno de los sindicalistas más cercanos a la ex presidenta, quien dijo no coincidir con las declaraciones de Máximo Kirchner, que el último martes dijo que no cree que CFK sea candidata el año que viene. “Disiento con el compañero Máximo. Sigo viendo en Cristina una enorme mujer y una enorme candidata a presidenta”, sostuvo.

Las palabras del sindicalista abrieron paso a un cántico que se repite cada vez más en los actos kirchneristas. La voz de los militantes se unió con la de los ministros del gobierno de Kicillof, los legisladores porteños del Frente de Todos y los sindicalistas K que entonaron “Cristina Presidenta” como un grito de guerra. El pedido musical que le da color al operativo clamor.

Yasky se refirió a una de las teorías políticas que giran en la oposición y en algunos sectores del peronismo, respecto al comportamiento electoral que tendrá el kirchnerismo el año que viene. “Si hay un lugar desde donde traccionar el triunfo popular es desde la provincia de Buenos Aires”, aseguró.

“No estamos pensando en derrotas ni retiradas tácticas. Pensamos a la provincia como el lugar desde donde vamos a construir una victoria del movimiento popular”. Ese conclusión fue el pie para apuntar al sector de la CGT donde se concentran “los gordos” y los independientes, afines a la Casa Rosada, y volver a resaltar la división interna que existe en el movimiento obrero.

El titular de la CTA dijo que se necesita “un movimiento sindical que no tenga que recluirse en un estadio a puertas cerradas para discutir cómo vincularse con la política”, en referencia al festejo del Día de la Lealtad peronista que hizo ese sector de la CGT en Obras Sanitarias.

Allí, los sindicalistas anunciaron la creación de un espacio político-sindical y reclamaron tener más participación en la mesa de decisión y en las listas legislativas del año que viene. Además, apuntaron contra La Cámpora, lo que les valió una respuesta de Máximo Kirchner y Pablo Moyano, socios bajo el paraguas de Cristina Kirchner.

“Podemos tener candidatos en la lista, pero no los tenemos porque somos astutos en la negociación, sino porque son compañeros legitimados por poner el pecho en la lucha”, indicó, buscando dejar en claro que el sector de la central obrera que está alineado a Alberto Fernández les falta “rendir cuentas en la calle frente a lo compañeros”.

El titular de ATE Capital, Daniel “Tano” Catalano expuso el sentimiento que atraviesa al gremio que conduce. “En este sindicato se respira kirchnerismo”, explicó. Destacó el rol de Cristina Kirchner después de la muerte de su esposo y cómo influyó en el armado de la fuerza política sin la conducción del ex presidente.

Al final de su discurso, levantó el tono de voz y en clave electoral, sentenció: “Tenemos candidata y candidato para el 2023. Vamos a ganar. No hay lugar para la derrota. Nuestro pueblo tiene que abrazarse a la esperanza. Con un proyecto de país que es del Frente de Todos y que lo va a encabezar Cristina en la Nación y Axel en la provincia”.

El tercero en inflar las expectativas sobre una posible candidatura de la actual Vicepresidenta fue Axel Kicillof, quien ayer dijo que “hay una voz en la calle que empieza a decir Cristina 2023″. El gobernador bonaerense recordó en público unas palabras que dijo Andrés “Cuervo” Larroque en la mañana de este jueves recordando al ex mandatario.

“Hoy el “Cuervo” dijo que homenajear a Néstor es bancar a Cristina. Acá estamos recordando a Néstor y bancando a Cristina”, afirmó. Sus palabras volvieron a hacer sonar el “Cristina Presidenta” en la puerta del sindicato, donde se colocó un escenario sobre la calle Carlos Calvo, y una hilera de sillas para los políticos invitados.

Allí sentada apareció la ex ministra de Mujeres, Género y Diversidad Elizabeth Gómez Alcorta, que renunció a su cargo disgustada por el desalojo de grupos mapuches en Villa Mascardi. En esa platea también reapareció el ex ministro de Ciencia y Tecnología Roberto Salvarezza, y la primera línea del gabinete bonaerense.

Kicillof recordó el primer discurso de Néstor Kirchner en el Congreso en mayo del 2003 y contó que en ese momento “dijo cómo iba a ser el pilar del crecimiento económico del país”. Y agregó: “La clave de ese crecimiento es a la que tenemos que volver ahora. Contra el ajuste. No hay forma de sostener el crecimiento y que la economía se expanda si no es a través de la inclusión social y la distribución de la riqueza”

El mandatario bonaerense apuntó directo contra el PRO y, sin nombrarlo, contra el ex presidente Mauricio Macri, a quien en el oficialismo advierten como “el enemigo político” a vencer. “Ahora escuchamos a la derecha sin máscara, sin mordazas y sin consultores sudamericanos”, en referencia al reconocido consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, hombre clave en la estrategia de comunicación del ex presidente.

“Hoy, a diferencia del 2015, dicen que es lo que van a hacer. Vienen a ajustar, a quitar derechos y modificar leyes laborales y previsionales. Estamos todos advertidos. Honrar a Néstor es salir a contar a lo que vienen, pero no en los estudios de televisión, sino en las escuelas, las fábricas y los barrios. Hay que explicar lo que quieren hacer”, aseguró.

Para cerrar su discurso usó una frase efectista y le puso el moño con un pedido concreto. “Lo que hay que discutir es si la Argentina va a tener a la derecha o a los derechos. Nosotros vamos a estar del lado de los derechos. Tenemos que apoyar a Cristina y seguir luchando por una patria justa, libre y soberana”, sentenció.

En el kirchnerismo le dan forma al operativo clamor que empujan desde diferentes sectores, pese a las expresiones de Máximo Kirchner sobre el futuro electoral de su madre. La dinámica electoral ya se infiltró en las arterias del oficialismo. En el acto nadie nombró a Alberto Fernández. En el mundo K el Presidente está invisibilizado.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar