Los santafesinos que si quieren PASO

POLÍTICA 28 de octubre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
diputados-santa-fe

Luego de varias idas y vueltas, finalmente ingresó a la Cámara de Diputados de la Nación, un proyecto de ley que busca eliminar del cronograma electoral argentino la instancia de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso). Dicha iniciativa tiene un futuro completamente incierto respecto a su aprobación, sobre todo, si se tiene en cuenta que, dentro del oficialismo, no hay una postura unificada. En la oposición, el rechazo es absoluto.
               
En diálogo con AIRE, diputados de diferentes bloques políticos de la Cámara baja de la Nación, expresaron su mirada respecto y coincidieron en respetar “las reglas de juego”, al menos durante el proceso electoral que está por iniciarse. En tal sentido, incluso, un sector del Frente de Todos, valora positivamente esa herramienta electoral.

 “Lo vengo diciendo hace semanas y lo ratifico: ningún diputado o diputada de nuestro bloque está trabajando sobre un proyecto sobre las Paso”, dijo Germán Martínez, jefe del bloque del Frente de Todos, y agregó que “el Poder Ejecutivo no nos dio ninguna indicación en ese sentido, ni envío ninguna iniciativa legislativa sobre el tema”.

 En cambio, el diputado del Movimiento Evita, integrante del oficialismo, Eduardo Toniolli, fue más claro. “Nosotros siempre hemos defendido la herramienta de las Paso, porque creemos que es una buena herramienta para seleccionar candidatos en los partidos, frentes y coaliciones”.

 Para Toniolli, las internas son “una herramienta democrática” y advirtió que “entendemos que la Argentina ya no es bipartidista, sino bicoalicionista. Por lo tanto, es una herramienta que sirve para construir las mayorías necesarias paras estabilizar los procesos políticos y generar las condiciones para profundizar determinadas políticas que impulsamos”.

Alguno de los argumentos expresados en los fundamentos del proyecto que busca derogar las Paso es el innecesario “gasto electoral” que genera esa instancia. Al respecto, Toniolli dijo eliminar las Paso “representa una vuelta atrás, donde los candidatos se eligen en una mesa entre cuatro dirigentes o en una interna partidaria cerrada” y sostuvo que no ve un escenario en el que la derogación de la interna “pueda mejorar la institucionalidad”.

 Sin embargo, el diputado rosarino reconoció que podrían acceder a debatir una reforma de la ley de las Paso “pero para mejorar el sistema de selección de candidatos” Y observó que “hasta ahora, solo escuchamos propuestas de derogación, sin más”.

 Otra de las corrientes dentro del oficialismo es la expresada por el diputado Roberto Mirabella, quien adelantó que “si hay voluntad mayoritaria, la voy a acompañar. Sino no voy a forzar un debate que no está entre mis prioridades”.

 El rafaelino destacó que “estas cosas que no tiene que ver con la vida cotidiana de la gente, sino que tiene que ver más con los partidos políticos”, por lo que “debiera haber acuerdo mayoritario para modificarla o cambiar las reglas de juego y no llevarse de atropellada a los demás”.

 Dentro de la oposición, las posturas están un poco más unificadas. Mario Barletta, diputado de la UCR - Juntos por el Cambio, sostuvo que “estamos totalmente en contra” y resaltó: “Pusieron las Paso porque les convenía, y ahora la quieren sacar porque les conviene o creen que les conviene”.

 El exintendente de Santa Fe denunció que se trata “de una muestra más de cambiar las reglas de juego sobre la marcha” y advirtió que “tampoco estoy convencido de que esté todo el oficialismo detrás de esto”.

 Desde el PRO, Federico Angelini, calificó a la iniciativa como “manotazo de ahogado del Kirchnerismo para cambiar las reglas de juego, ante la imposibilidad de encaminar la situación de la Argentina. Su única salida frente a eso es cambiar las reglas de juego para ver si puede sacar una ventaja electoral y perjudicar a la oposición”.

 Respecto a los votos dentro de la Cámara de Diputados, Angelini deseó que “no le den los números” pero aclaró: “sabemos que el oficialismo usa todo tipo de recursos”.

 “Creo que muchos gobernadores, sobre todo del PJ, quieren eliminar las Paso. De hecho, la propuesta inicial surgió de los gobernadores del peronismo. Dentro de JxC hay una decisión política de no avalar el cambio de reglas de juego en el comienzo del proceso electoral”.

 Al igual que algunos sectores del PJ, el PRO está de acuerdo en debatir modificaciones de las Paso, pero una vez que finalice el proceso electoral que está por comenzar.

 Quienes también rechazan la derogación de las Paso son los diputados del Socialismo. Tanto Mónica Fein como Enrique Estévez, precisaron que “estamos en contra”.

 “No nos parece positivo cambiar las reglas de juego entrando a un año electoral, por eso no vamos a acompañar ese proyecto”, señalaron.

“Es manosear a los ciudadanos”
AIRE también habló con el senador nacional por Santa Fe, Dionisio Scarpín quien advirtió que “no se puede cambiar la ley electoral por la conveniencia de un partido político, en este caso el Kirchnerismo, en un momento histórico determinado, eso es manosear a los ciudadanos y al proceso electoral”.

 El legislador, incluso, fue por más y sostuvo que “hay que fortalecer el sistema electoral mediante la botella única”.

 “Especialmente, teniendo en cuenta que el año que viene se cumplen 40 años de democracia, tiene que haber Paso, un sistema electoral permanente e ir hacia la boleta única”, enfatizó.

Fundamentos
Entre los fundamentos del proyecto de ley que el bloque Provincias Unidas ingresó a la Cámara baja, se destacan que “se ha desvirtuado la finalidad de las Paso, porque mientras que algunos las ven como una interna financiada por el Estado, otros las critican por configurar una elección general anticipada. Incluso, algunos objetan que las Paso interfieren en la vida interna de los partidos.

 En la iniciativa, se advierte que las Paso atentan la gobernabilidad e incluso resulta inconstitucional (ya que el Artículo 95 de la Constitución Nacional, reformado en 1994, dispone que las elecciones presidenciales deben realizarse dentro de los sesenta días anteriores a la finalización del período en el que se desarrolla la gestión del presidente que culmina su mandato), ya que al extenderse el plazo del período electoral (y de la campaña electoral), más allá de lo razonable (e incluso, traspasándose el límite previsto en nuestra Constitución Nacional), licúa el poder del Gobierno hasta el traspaso del mando.

Además, los autores del proyecto señalan que la interna incrementa innecesaria y considerablemente el gasto electoral, ya que se estima que para este año 2022, las Paso implicarán un gasto de 22.500 millones de pesos.

Wado de Pedro se mostró a favor de eliminar las Paso
El ministro de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, se mostró a favor de eliminar las Paso en 2023 debido a que “eso manifiesta la mayoría de los gobernadores e intendentes" dentro del Frente de Todos y dijo que “quieren convencerlo al presidente (Alberto Fernández) de la idea que tienen ellos”.

 Para Wado de Pedro, “la gente está para votar, pero las discusiones internas se tienen que dar adentro de cada fuerza política”, en rechazo a unas primarias el año próximo. Además, afirmó que “la discusión es pública, el 100% de los gobernadores y gobernadoras se manifestó a favor de que no haya cuatro elecciones en el año”.

 De Pedro además, agregó que “el argumento de la guerra y la pandemia” como otras de las justificaciones a favor de la eliminación de las Paso, que fueron creadas en el 2009 –paradójicamente– por iniciativa del por entonces gobierno de Cristina Kirchner.

 Sin embargo, dijo que el mandatario será quien tenga la definición sobre qué se hará. “Somos un sistema presidencialista, la Presidencia es unipersonal, el que toma las decisiones es el presidente Alberto Fernández, y por eso se generan tensiones y se discute públicamente, porque la mayoría de los gobernadores e intendentes quieren convencerlo al presidente de la idea que tienen ellos”, refirió.

Fuente: Aire de Santa Fe, sobre una nota de MAXI DUFFORT

Te puede interesar