La carrera por el nuevo diamante verde

POLÍTICA 30 de octubre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
1nQa83oGS_1300x655__1

El gobernador Omar Perotti volvió a retomar la idea de mostrar a Santa Fe como potencia en el futuro productivo nacional, ya no sólo con la agroindustria, sino a partir de la economía del conocimiento que parte del desarrollo científico tecnológico. Se trata de todo un sector que crece por el impulso privado de alta gama al que se le suma el gobierno provincial para apuntalar. Perotti sabe las potencialidades que tiene la patria AgTech para rankear entre las actividades más rentables para el país: tiene el plus de ser generadora de divisas en una economía que ya no sabe de dónde rascarlas.

El gobernador Omar Perotti volvió a retomar la idea de mostrar a Santa Fe como potencia en el futuro productivo nacional, ya no sólo con la agroindustria, sino a partir de la economía del conocimiento que parte del desarrollo científico tecnológico. Se trata de todo un sector que crece por el impulso privado de alta gama al que se le suma el gobierno provincial para apuntalar. Perotti sabe las potencialidades que tiene la patria AgTech para rankear entre las actividades más rentables para el país: tiene el plus de ser generadora de divisas en una economía que ya no sabe de dónde rascarlas.

Parte de la búsqueda de esa medalla tiene la necesidad de contrastar con el resto de la dirigencia que todavía está en edad de piedra. “Queremos convertir a Santa Fe en el centro de la economía del conocimiento de América latina. Hay una fuerte decisión de este gobierno de potenciar los activos. Pero para ser el HUB necesitamos una estrategia nacional que nos contenga. Tener desarrollo en las provincias con el contenido y mirada federal. Aquí (Santa Fe) es donde más marcado está”, destacó.

También lanzó una advertencia al resto: “No podemos equivocarnos en esta etapa de estrategia y hay que consolidar esta mirada federal”. Perotti representa al peronismo núcleo y alimenta la identidad de la región centro junto a su par cordobés Juan Schiaretti como una plataforma de gobierno nacional. En esa línea apostó por generar desde Santa Fe "una matriz productiva que entusiasme al resto de la Argentina porque hay claras posibilidades de desarrollo con una mirada federal". Por ahora le dan ruedo para lanzar un peronismo del medio.

El santafesino hace doble fuerza con el círculo rojo: una centrípeta y otra centrífuga. La primera atrae a las empresas, las arraiga y contiene, por más que tengan vuelo propio y coticen en bolsa. Por su puesto no se iba a dar el lujo de no invitar a Bioceres, una firma amiga que se muestra como modelo. Por eso su CEO Federico Trucco tuvo un panel exclusivo, además de otros dos integrantes de la firma en otros espacios. De hecho, armaron juntos un fondo para potenciar proyectos startups. La cumbre reunió a varios ejecutivos del sector agroindustrial, como la cordobesa del biodiesel Bio4, de incidencia cuando se debatió la ley de biocombustibles.  

 

En esa búsqueda de coordinación de la zona núcleo, integró al pope del agro, Roberto Urquía, CEO de Aceitera General Deheza (AGD), de fluidos contactos con el peronismo, quien se limitó a hablar de biodiesel y apenas soltó una liviana bajada de línea. “Es necesario hacer docencia con la clase dirigente sobre los biocombustibles modernos, para que gobernadores, intendentes y ministros del gabinete nacional sepan la potencialidad de este rubro para generar empleo en este país que tanto hace falta”. Un guiño a la Vaca Viva. 

 

La otra fuerza es centrífuga: exterioriza a las empresas santafesinas del centro para el resto del país. Es ahí cuando se pone como embajador de Santa Fe y evangeliza a las empresas nacionales sobre lo que se puede hacer con el futuro del país tomando como modelo la zona. De hecho, repitió un pasaje de su discurso en la cumbre tal cual lo había dicho frente al círculo rojo en el coloquio de IDEA en Mar del Plata, dos semanas atrás.

 

“Tenemos una política definida de ganar mercados al exterior aprovechando toda la potencialidad. Se definieron cuatro sectores en el país: litio y minerales, gas y petróleo, alimentos, y economía del conocimiento. Dos tiene fuerte presencia en Santa Fe: alimentos con la agroindustria y tiene todo para ser el centro de la economía del conocimiento. Y en los otros aporta equipamiento como a Vaca Muerta”, sacó chapa el rafaelino. 

 

Además de flores, también hizo un pedido frente al auditorio del exclusivo complejo Puerto Norte para que "se animen a emprender"  o "a dialogar con empresarios para que vengan a invertir”. Por eso no es un mero romanticismo por la ciencia aplicada al agro, es cuestión de plata.

 

Luego lo pasó en limpio y afirmó que las nuevas empresas de base tecnológica facturan a la par de empresas más conocidas y las superarán en los próximos años. “Allí hay una oportunidad real de dividas para el país. Si la política tiene una mirada común en esto, la Argentina tiene un enorme futuro y una parte enorme se genera en Santa Fe”, finalizó y puso el norte en la zona núcleo.

 Fuente: Letra P, Nota de Facundo BORREGO

Te puede interesar