Irá a juicio el ex jefe de fiscales de Rosario acusado por corrupción: la fiscalía pedirá 12 años de condena

JUDICIALES 02 de noviembre de 2022 Por Ramiro FORTIS
64HHNW6FLRDELME562R2PB6AKE

Este martes se confirmó que el ex jefe de fiscales de la ciudad de Rosario, Patricio Serjal, irá a juicio acusado de recibir coimas para permitir el funcionamiento de una red de juego clandestino. La fiscalía pedirá una pena de 12 años de prisión.

La resolución la llevó a cabo el tribunal integrado por los jueces Paula Álvarez, Eleonora Verón y Alejandro Negroni al término de una audiencia preliminar al juicio, que se inició el miércoles pasado en el Centro de Justicia Penal de esta ciudad de Santa Fe.

 
Además de Serjal, irá a juicio oral el empleado del Ministerio Público de la Acusación (MPA) Nelson Ugolini, para quien los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos, Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, adelantaron el pedido de una pena de 5 años de cárcel.

Serjal fue jefe de los fiscales rosarinos hasta agosto de 2020 cuando presentó su renuncia al quedar involucrado en una investigación de sus propios subordinados que lo acusaron de haber cobrado coimas mensuales del empresario Leonardo Peiti de unos cinco mil dólares a cambio de brindar protección en la región en caso de resultar investigado.

Su detención, imputación y posterior destitución en el puesto –decidida por la Legislatura santafesina– obligó a una reestructuración en la Fiscalía de Rosario, que pasó a tener como jefa a María Eugenia Iribarren, una de las funcionarias judiciales que había investigado el juego ilegal.

El ex jefe de fiscales está acusado por cohecho pasivo, incumplimiento de los deberes de funcionario público, transmisión de datos reservados, omisión de persecución y peculado. Quedó detenido el 11 de agosto de 2020 y en febrero de 2021 fue beneficiado con prisión preventiva domiciliaria.

Durante ese tiempo obtuvo permisos para salidas terapéuticas debido a que se le diagnosticó depresión luego de la trascendencia de su caso y posterior destitución del cargo.

Ayer el tribunal dio por formalizada la audiencia preliminar al juicio oral y aceptó las pruebas ofrecidas por las partes para el debate oral, informó el MPA.

Según adelantaron en la audiencia que comenzó el miércoles pasado y concluyó este martes, los fiscales Edery y Schiappa Pietra pedirán una pena de 12 años de prisión para su exjefe, una multa de $90.000 e inhabilitación absoluta para ejercer cargos públicos.

En la estructura de la asociación ilícita se lo acusa a Serjal de haber tenido una pata comercial en Peiti y una política en el senador provincial Armando Traferri, quien no fue imputado por la protección de la ley de fueros.

 

El origen de la causa

La investigación comenzó en enero de 2020 a partir del asesinato de un gerente de una sucursal del Banco Nación en el casino de Rosario. El hombre fue baleado mientras se encontraba fumando en un balcón de la casa de juegos, pero el crimen se trató de una intimidación a los dueños del casino para que accedieran a pagar por “seguridad” al jefe de la narcobanda “Los Monos”, Ariel “Guille” Cantero, quien desde la cárcel había organizado una serie de extorsiones a comerciantes.

En el teléfono secuestrado a un hombre identificado como Marcelo “Cachete” Díaz, quien ejecutaba el plan presuntamente ideado por Cantero, los investigadores encontraron el contacto de Peiti.

El empresario del juego, a la vez, había consultado con el empleado del MPA Ugolini, quien también irá a juicio, por la suerte de dos personas detenidas unos días antes de la balacera al casino, que estaban ligado a “Cachete” Díaz y buscaban hacer explotar un automóvil en el estacionamiento del casino, con fines intimidatorios.

Los fiscales Edery y Schiappa Pietra descubrieron el presunto vínculo de Peiti con Serjal, a quien según la investigación le pagaba entre 4 y 5 mil dólares mensuales para mantenerlo informado sobre causas en su contra y allanamientos a los casinos clandestinos que operaba el empresario del juego clandestino.

En este marco, en septiembre del año pasado fue condenado también el exfiscal Gustavo Ponce Asahad, a quien Serjal habría designado como su hombre para cobrarle las coimas de Peiti y tenerlo al tanto de investigaciones judiciales en su contra.

Peiti por su parte fue condenado en diciembre de 2021 tras haberse acogido a la figura del imputado colaborador.

Fuente: Infobae

Te puede interesar