Lewandowski traicionó a Perotti

POLÍTICA 15 de noviembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
6361c78fc4ef0_940_529!

La decisión del senador provincial santafesino Miguel Rabbia de abandonar el bloque Lealtad, afín al gobernador Omar Perotti, para armar juego propio tiene su correlato político y hasta electoral en el líder de su espacio, el senador Marcelo Lewandowski. El legislador nacional se posiciona como uno de los electores peronistas de más peso en Santa Fe junto al gobernador, por eso este movimiento le sirve para blanquear la autonomía de su espacio, hacer valer su peso específico y marcarle la cancha a Perotti, algo que seguramente tensionará el vínculo entre ambos. 

Rabbia puso una estaca que le servirá de mojón a la carrera de Lewandowski, sobre todo hacia el futuro en sus aspiraciones electorales que aún no están definidas, como tampoco las de Perotti, más allá de algunos amagues por candidatear para la gobernación a su ladero el diputado Roberto Mirabella. El apetito del senador lo impulsa a moverse con dinamismo sin esperar a que el tren lo pase a buscar.

Si algo caracterizó los movimientos de Lewandowski es que no fueron arrebatados y en esta ocasión tampoco parecen serlo. A las claras hay una estrategia: darle identidad neta a su espacio y posicionarse sin depender de lo que quiera el gobernador en el futuro que, desde ya, no da ninguna pista política ni electoral. Separarse más que contraponerse. 

Justamente, parece haber una negociación pendiente entre ambos que ahora se sube a la mesa del gobernador. El senador es el único que no dio vuelta el reloj de arena en comparación del resto del peronismo, incluso de Perotti que aspira a recalar en la Cámara de Diputados provincial. Sin embargo, al experiodista deportivo lo puede apremiar la obligación de una candidatura por ser el que mejor mide, pero que no le alcanza para la gobernación. Si bien la construcción del rancho propio en el Senado provincial es una ruptura, no parece ser lo que se entiende como un distanciamiento total y definitivo. En política, se sabe, en muy pocos casos sucede. 

 

Lewandowski nunca ha sido perottista y viceversa, por eso los acuerdos pasados y los eventuales deben leerse en clave transitoria. Ya pasó bastante tiempo desde que las aguas en el Senado provincial se calmaron y bajó la brava espuma entre los espacios peronistas. Hasta suena lógico el despegue en estos momentos para dejar en claro los tantos antes de que comience el año electoral con un PJ aún en veremos. La otra campana posiciona a Perotti como el que comanda los recursos del gobierno, tradúzcase, del peronismo para el año electoral.   

 En cuanto a la parte pragmática de este aislamiento se verá en cómo vota Rabbia, quien hasta ahora lo hizo en sintonía con el bloque Lealtad referenciado en el gobernador. Todo parece indicar que tendrá mayor fineza a la hora de votar; dicho en términos más simples: no le votará cualquier cosa. En ese horizonte puede ingresar la votación por los jueces comunales que despertó una ofensiva del radicalismo de Maximiliano Pullaro contra el oficialismo y el socialismo al acusar la elección de “contubernio”.

Fuente: Letra P, sobre una nota de Facundo BORREGO

Te puede interesar