Perotti ya puso en marcha el proceso electoral

POLÍTICA 19 de noviembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
20190616_110655957_bae170619-012f01.jpg_675828847

Con la decisión tomada del gobernador Omar Perotti de retrasar las elecciones aunque sin precisar, todavía, las fechas, el calendario electoral en esta provincia ya arrancó. Así lo confirman las licitaciones que puso en marcha, para ganar tiempo, Pablo Ayala, secretario electoral de la provincia. Se trata de pliegos para la adquisición de insumos destinados a poder llevar adelante los comicios, tanto para las PASO como las generales.

La ministra de Gobierno Celia Arena confirmó esta semana que en diciembre se realizará la ronda de consultas con los partidos políticos sobre las fechas de los comicios, una reunión que dará certezas a cada uno de los espacios sobre los tiempos y los márgenes para negociar los armados de las listas. El decreto con esas precisiones, se estima que podría oficializarse recién en febrero de 2023. Al margen, la maquinaria electoral requiere tiempos muy finos que obligan a aceitar determinados procesos, como las licitaciones.

Las compras arrancan tranqui. Por cuestiones de espacio de guardado, las más jugosas quedarán para febrero, pero este mes ya se están analizando las ofertas para conseguir todos los insumos necesarios sobre los cuales tienen capacidad de almacenaje. Entre ellos, cintas, sellos, los sobres, que tienen un presupuesto de algo más de 5.5 millones de pesos; los útiles, que incluye materiales como lapiceras, pegamentos, etcétera, fue de poco más de 6.6 millones de pesos, fajas por casi 10 millones de pesos, y bolsas, por un monto de 16.7 millones de pesos.

En el caso de las urnas y las cabinas (que son los boxes de votación y se necesitan tres por mesa) la cifra ya es más alta. Estiman un valor por arriba de los 120 millones de pesos. Esa licitación quedará para febrero, la fecha se fija en simultáneo con la publicación del decreto con el calendario oficializado y los insumos no van a ir al edificio del Tribunal, sino que directamente las empresas las mandan al correo que luego se encarga de distribuirlas.

 

Para las boletas, la dimensión de la licitación es otra. Se estima que este año podría costar cerca de tres mil millones de pesos. El año pasado, se imprimieron casi 30 millones de boletas entre ambas elecciones, en todas las categorías. Para el 2023 habrá que pensar en seis millones de boletas para la elección de la fórmula para la gobernación y la misma cifra para las diputaciones y senadurías. Y es que el sistema de boleta única tiene numerosas ventajas, pero es caro. En la ciudad de Rosario, por ejemplo, el año pasado se imprimieron 900 mil boletas para la elección de integrantes del Concejo en las PASO y cada una tuvo un costo de 110 pesos.

 

Por el volumen de impresión, la velocidad en la que tiene que estar resuelto y el stock de papel que exige, no son muchas las empresas que pueden llevar adelante esa tarea. Hay algunas que ya concursaron otros años, entre ellas Su Papel S.A, Artes Gráficas del Litoral (propiedad del Grupo Clarín y el diario local El Litoral), DP Argentina S.A. y Boldt, que fue la ganadora de la licitación el año pasado.

Fuente: Letra P, sobre una nota de Gabriela ALBANESI

Te puede interesar