Que no se le escape la tortuga: Perotti prefirió Nueva York a Vietnam

POLÍTICA 20 de noviembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
1668793459995

 El que hoy pone el banquete en el mundo es el sudeste asiático. Vietnam, su motor, no para de comer. Millones de personas incorporadas a la clase media demandan día a día carne de cerdo, leche, legumbres, todo lo que Santa Fe produce. Es ahí donde puso el ojo el gobernador Omar Perotti con una gira oficial a la que, finalmente, no se subió por viajar a Nueva York, pero que intenta usufructuar en términos provinciales y también nacionales, con la apertura del mercado argentino. Una bestia hambrienta que crece y a la que el círculo rojo productivo santafesino le arrima el plato y Perotti la servilleta.

Una expo de alimentos hacia aquel país y Singapur fue la terminal de la delegación santafesina, la provincia de Entre Ríos y Córdoba, como refuerzo de la región centro, y un grupo de empresas de distintos rubros para hacer negocios y abrir, aún más, la ventana santafesina. En ese marco, los frigoríficos se llevaron el premio mayor aprovechando las ganas de comer carne que tienen los vietnamitas. Perotti hizo el puente a un sector con el que se lleva de maravillas e incluso defendió cuando el presidente Alberto Fernández cerró las exportaciones de carne. 

Después de varias negociaciones y de idas y vueltas, en 2023 se abriría el mercado vietnamita para carnes porcinas como ya ocurre con Singapur, el otro gigante que también fue parte de la gira comercial santafesina. Según la secretaria de Gestión Federal, María Candelaria González del Pino, las expectativas son altas porque fue el primer ministro de Vietnam, D. Pham Minh Chinh, quien confirmó el anuncio.

“La apertura del mercado porcino es una noticia muy relevante para Santa Fe, abre puertas”, sostuvo la funcionaria. La Cámara de Frigoríficos de la provincia de Santa Fe (Cafrisa) fue la que representó a la industria y logró meter el pleno. Incluso, acordó con varios traders para que lleguen a las industrias de Santa Fe para ver procesos y de paso invertir.  

Sin embargo, al no haber tratado de libre comercio entre el país asiático y el Mercosur -Singapur está a tiro de lograrlo- se vuelve compleja la competencia con los países que tienen arancel cero, como Nueva Zelanda que no sólo le ofrece carnes sino también lácteos. Igualmente, en caso de abrirse el mercado con el Mercosur habría que moverse rápido y no perder con Brasil que tiene una industria porcina tremenda. Allí deberá interceder la diplomacia y, en caso de éxito, Perotti podría sumarse un poroto. 

Además de carne, los vietnamitas empezaron a consumir mucha leche y quesos. Los litros per cápita suben año tras año. Por eso se subieron al avión ejecutivos de las lácteas Corlasa, Pampa Cheese, Ilolay (Sucesores de Alfredo Williner S.A.) y Tregar (Garcia Hnos). Se sumaron otras empresas alimenticias y de la agroindustria que proveen insumos para darle de comer no a los vietnamitas sino a los cerdos que pasarán a sus platos. De hecho, los principales productos exportados son harina y pellets de la extracción del aceite de soja y maíz en grano.

Adecoagro, un pulpo inabarcable del sector, también Jewell con sus legumbres, Insuga (harinas de carne y huesos), Yeruvá (proteína y nutrición) y no faltó el negocio de la insumos veterinarios con ProAgro y Wiener Laboratorios. “Algunas firmas ya exportaban, pero el vínculo fue muy positivo y quedaron conformes. Los vietnamitas son pragmáticos: si ven que un negocio no va a andar, se retiran de inmediato. Acá no pasó”, explicó Del Pino. 

Entre los últimos pedidos, hubo un reclamo de las empresas argentinas que se logró canalizar con el primer ministro. Es la falta de una conexión más directa de Argentina a Vietnam, ya que el viaje, con escalas en Brasil y Doha, hoy demora unas 34 horas. Por eso buscan contactos entre Aerolíneas Argentinas y la de bandera vietnamita, Vietnam Airlines, y las cancillerías. Si algo quedó en claro es que se tiraron puentes varios y Perotti sigue enviando guiños al sector productivo y al campo. 

Fuente: Letra P, sobre una nota de Facundo BORREGO

Te puede interesar