Sabina Frederic: "La inseguridad no se resuelve policializando la vida cotidiana"

POLÍTICA 22 de noviembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
sabina-frederic-1457135

La directora de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Quilmes, Sabina Frederic, sostuvo que es "necesario" generar un nuevo acuerdo democrático y de seguridad. "Hay poco debate serio y profundo sobre el tema", reflexionó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9). Asimismo, manifestó que "no es un problema de cantidad ni de distribución, sino que hay tensiones con la centralización de la conducción de la policía".

Cristina Kirchner colocó el tema de la seguridad primero en su agenda de menciones en su acto en La Plata. ¿Qué opinás al respecto de lo que dijo?

Es novedoso que Cristina haya incluido el tema de la inseguridad entre los principales. Veo una conexión que ella hace de la vulnerabilidad de los políticos a partir del intento de magnicidio. Y mencionó la necesidad de un acuerdo democrático y de seguridad. 

En nuestro país hubo ese tipo de acuerdo en 2009, que dio lugar a la creación del Ministerio de Seguridad al año siguiente. Así que deberíamos volver a hacer un acuerdo de seguridad democrático que involucre a todos los espacios, más allá del Frente de Todos. Hay poco debate serio y profundo sobre eso.

También es novedosa su empatía con las víctimas, no sólo las institucionales (como el caso de Lucas González, que fue un desastre ese operativo), sino también otros delitos que no son producidos por la policía. Y el otro tema es el despliegue de la Gendarmería.

Ella ordenó, por primera vez, de forma masiva, el Gran Buenos Aires, con cerca de 5 mil efectivos. Pero ese número fue desgranándose, porque en el 2013 ya había menos. Una parte fue desplegada de Rosario.

Y entre 2020 y 2021 fuimos aumentando la cantidad de gendarmes hasta lanzar, con la presencia del Presidente, el Centinela II. Esto fue para retomar aquel despliegue, pero con una organización diferente. Porque cuando nosotros llegamos estaban esparcidos en el Conurbano, sin conducción centralizada, ni articulación simultánea entre la Provincia y los municipios. Además se sumaron prefectos y personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria

Esta demanda de la vicepresidenta tiene que ver con las presiones de los intendentes y las dificultades de la coordinación con la policía de la Provincia. Sigue habiendo muchas dificultades con la policía provincial y siempre las Fuerzas Federales van a tapar esos agujeros.

¿Hay una critica a la conducción de la Policía de la Provincia de Buenos Aires?¿Qué opinás al respecto de usar gendarmes para "tapar los problemas" de la Policía Bonaerense?

Ella está planteando una ineficiencia en esa gestión porque sigue reclamando Fuerzas Federales. La Policía de Buenos Aires tiene 100 mil efectivos y en 10 años se duplicó la cantidad, cuando no fue el mismo promedio de crecimiento poblacional. Por su parte, los gendarmes son 37 mil, o sea, que se duplicó en 10 años, con un plan progresivo de crecimiento que desbordó. Es decir, que no es un problema de cantidad ni de distribución. Hay tensiones con la centralización de la conducción de la policía.

Hay que revisar la especialización interna de la Policía de la Provincia y mejorar todo el conocimiento de la investigación criminal para ser más eficientes a la hora de prevenir y resolver delitos, entre otras cosas. Y todo eso no se ha trabajado en los últimos años, sino que se da prioridad a salir a responder a la prensa rápidamente. Sólo se responde a la urgencia, muchas veces, electoral. 

¿Es un tema de gestión, es decir, de una mala utilización de los recursos? ¿A qué responde desde el punto de vista macro?

Hay un problema de concepción, con un ideal imposible de tener un policía por cada esquina. La inseguridad no se resuelve policializando la vida cotidiana. Y eso hizo que la política quiera aumentar la cantidad de personas, en lugar de darle prioridad a los equipamientos y a los perfeccionamientos en varios aspectos, entre otras cosas. Muchos ciudadanos también tienen esta demanda. Obvio que sirve el incremento de personal, pero deben haber otras herramientas.

Muchos de los que gestionan la Policía tienen cierto temor a avanzar en reformas estructurales y posibles. Y no hay forma de generar cambios profundos en el mediano plazo si no es con la Policía. Vale mencionar que las condiciones de trabajo son muy duras: los adicionales se pagan muy bajos, la eficacia de su trabajo es decepcionante y están sobrecargados laboralmente. Todo esto genera una precarización de la acción policial. Hay que cuidarlos más.

 

 

Con información de www.perfil.com

Te puede interesar