Los ganchos de Perotti

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
1669405536446

El gobernador Omar Perotti le puso el gancho a una licitación de accesos a puertos en el corazón agroexportador y, también, puso uno en la pera de la Nación. En el anuncio de una obra provincial para mejorar los ingresos a las terminales cerealeras decidió pasarle factura a la billetera de la administración central por la falta de infraestructura en la zona desde donde “salen las divisas para todo el país”. En ese mismo compás, optó por darle un guiño al establishment cerealero y constructor que patalea en ese mismo sentido.

La continua tensión entre los gobiernos por las obras se mueve en un límite fino. Hay algunas de índole provincial que otorgan beneficios más allá de los límites de Santa Fe, sobre todo en materia portuaria. Ese es el razonamiento que aplica Perotti desde siempre y repite cada vez que puede. Esta vez fue decidido a enrostrar los 3.000 millones de pesos que pondrá para el nuevo acceso del tránsito pesado al Puerto de Timbúes, en el Gran Rosario, que conduce a las entrañas de cerealeras como AGD, Cofco, ACA, Renova, Dreyfus, Cargill y Terminal 6, las mayores beneficiadas con las obras. 

“De aquí salen las divisas para todo el país, pero esa infraestructura en gran parte se ha aguantado todos estos años sobre la estructura provincial. Hay que seguir reclamando los aportes necesarios de la Nación para que todos tengan claro, gobierne quien gobierne, que el 80% de las exportaciones granarias y agroalimentarias salen de esta región”, advirtió y agregó: “Todos tenemos que estar comprometidos en esto: la Nación en reconocer que aquí hay que hacer inversiones y la provincia, porque puede sumar y mejorar”.

Hay toda una búsqueda de Perotti en el filo de esas declaraciones. En un sólo paso hizo dos movimientos: se desmarcó del Gobierno en materia ladrillos, luego de cuestionados retrasos de pagos de certificaciones en obras nacionales de parte del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa); y les hizo un guiño a las contratistas, que le pidieron que presione por esos pagos. Al final, lo hizo a través de la cartera de Infraestructura conducida por Silvina Frana y terminó cubriendo los huecos con un convenio. También un mensaje a la cadena de la agroexportación: no deja de remarcar las obras nuevas de accesos, caminos rurales, y rutas para la producción.

 

En el medio, cuidó aún más a las constructoras. Letra P contó que el sector privado le pedía alguna salida para mejorar los tiempos en las redeterminaciones de precios porque la inflación se comía todo cálculo. Finalmente, mediante un decreto, se estableció que se actualice esa referencia a partir del Índice de Costos de la Construcción (ICC) del Indec que lo hace mensualmente contra el parámetro de la ley de redeterminaciones que retrasa los pagos hasta 4 o 5 meses.

 

Un regalito de fin de año para las firmas contratistas que, de esta forma, se garantizan cobrar durante todo 2023 a término, ya que la resolución es por seis meses con una prórroga de seis más. Por lo bajo festejaron la aceleración de licitaciones de la última semana que encabezó Perotti, quien pretendía anunciarlas antes del mundial. No pudo, pero hay un listado para el año entrante.  

 

La semana pasada se reunió el Consejo de Entidades Empresarias y de la Producción que nuclea a cámaras empresarias de la construcción, el comercio y el campo. Fue anfitriona la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), institución de sesgo agroexportador que, justamente, acaba de incorporar a su mesa directiva a dos ejecutivos de las cerealeras Cofco y ACA. Allí plantearon lineamientos: “Avanzar con el desarrollo del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), que abarca obras de transporte y logística, caminos rurales y recursos hídricos”; y “reiterar el pedido de fondos al Consejo Federal de Inversiones (CFI) para llevar a cabo el estudio sobre la estructura productiva de la Región Centro”. Todo en línea con lo que promueve Perotti.

 

Sin embargo se coló un reclamo informal del círculo rojo que, claro, no se pasó en limpio ni en público: falta más lobby de Santa Fe y de los legisladores nacionales. Sobre todo en obras para la producción que terminan beneficiando a todo el país como las portuarias. Algo de eso hay también en aquellas palabras picantes del gobernador al presentar la licitación. Rutas y puentes para los puertos, más puentes con el círculo rojo para lo que queda de su gestión y, sobre todo, para lo que haga luego.

 Por Facundo BORREGO pata Letra P

Te puede interesar