El hincha detenido por mostrar una bandera LGBT contó lo que vivió en la cárcel y aseguró que se irá de Qatar

UP5PNHT6TFDWTNNQDIKO7CWNZI

Mario Ferri fue detenido en una cárcel de Qatar después de invadir el campo de juego del partido entre Uruguay y Portugal, con una bandera con los colores del arcoíris, en apoyo a la comunidad LGBT. También tenía puesta una remera con un mensaje a favor de las mujeres iraníes y la causa de Ucrania, motivo por el que pasó varias horas tras las rejas.

En diálogo con el medio español RAC1 Ferri contó que lo liberaron a las 3 de la mañana y que Gianni Infantino, presidente de la FIFA, tuvo que intervenir para conseguir su libertad: “Tuve muchos problemas con la policía, pero apareció Gianni infantino que vino personalmente a ayudarme y resolvió la situación”.

En la misma entrevista, el italiano de 35 años aseguró que la FIFA respaldó su protesta: “La FIFA no considera que mis símbolos sean violentos, era un mensaje de paz. La policía es humana y me trataron muy bien”.

Ferri explicó que durante el partido subió hasta el techo del banco de Portugal para saltar al césped desde allí. Ya lo había intentado en Francia-Dinamarca y en España-Alemania, pero la seguridad de los estadios se lo impidió.

Ferri, apodado “El halcón”, es un habitué de este tipo de acciones en los estadios. En el Mundial del 2014 en Brasil entró en el terreno durante el duelo Bélgica-Estados Unidos con una camiseta que llevaba las inscripciones “Salven a los niños de las favelas” y “Ciro Vive”, en homenaje a un fanático del Napoli fallecido poco tiempo antes, según la agencia italiana AGI.


Ferri confirmó también que mañana se irá de Qatar después de cumplir con su tarea.

Fuente: TN

None

Redacción Deportes

Te puede interesar