Dudas en las empresas que firmaron el acuerdo de Precios Justos para acceder a dólares para importar

ECONOMÍA Por Natalia Donato*
P2NHBWK2KBFMJCPQ6EW3ZF6THU

A quince días del arranque del programa Precios Justos, que mantendrá los valores de 1.800 productos congelados hasta fines de febrero, el Gobierno todavía está haciendo esfuerzos por lograr que las empresas adhieran formalmente a lo que se comprometieron de palabra, es decir, que firmen el convenio de puño y letra.

Si bien algunas compañías lo hicieron, otras tantas todavía se resisten por cuestiones legales, a pesar de que son pocas las adendas que la Secretaría de Comercio aceptó realizar y que había pedido la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal). Lo que temen algunas es quedar atrapadas en ese acuerdo, que no sólo contempla el congelamiento de una canasta determinada sino también el ajuste de 4% mensual de todo el resto de los productos, y ante cualquier cambio brusco en las condiciones macroeconómicas no poder mover los precios.

De las 109 que adhirieron al programa de precios, firmaron, entre otras, Queruclor, Sancor, Georgalos, Cabrales, Loreal, Menoyo, Mondelez y Morixe, confirmaron a este medio fuentes de la Secretaría y algunas de estas firmas. Pero la promesa oficial de que si sellaban el convenio accederían a los dólares de forma inmediata no se está cumpliendo por el momento. En algún caso, los permisos de importación (SIRA) le siguen saliendo a 90 días, como venía sucediendo hasta ahora por el rubro, mientras que en otro todavía esperan la aprobación del pago de un permiso viejo (SIMI) cuyo plazo de 180 días venció la semana pasada.

“Teníamos que ejecutar un pago y no salió. Nos figuraban inconsistencias. Cuando indagamos en Comercio, nos preguntaron si queríamos entrar a Precios Justos y que si no lo hacíamos, iba a ser más dificultoso todo, desde la salida de las SIRA hasta el pago”, confesó un empresario. La compañía, entonces, firmó el ingreso al programa pero todavía los dólares no aparecieron. Desde el Gobierno aseguran que no permitirán que el sector privado defaultee su deuda comercial, pero en las empresas hay temor de no poder cumplir con sus proveedores, que confiaron en ellos y en el país al otorgarles financiación a 180 días. “Si en los próximos 15 dias no se nos liberan pagos desde los bancos, vamos a tener complicaciones con los proveedores; no nos van a embarcar más insumos”, agregó la fuente.

El Gobierno promete adelantamiento de plazos de pago frente a los 180 días que vienen demorando las SIRA desde sus comienzos, pero no tiene tanto margen para liberar tantas divisas de forma inmediata, ya que además debe cumplir con las cancelaciones de todas las SIMI viejas que comenzaron a vencer y que, según cálculos oficiales, rondan los USD 1.500 a USD 2.000 millones hasta fin de año. “Es un flujo que podemos bancar con el dólar soja 2 más la sintonía fina del SIRA”, aseguraron desde el BCRA, lo que deja en claro que las aprobaciones y fechas de pago se analizarán con sumo cuidado y considerando las urgencias productivas.

La Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina (UIA) discutió este tema en su reunión de ayer y se concluyó que “persisten muchas y graves dificultades para el acceso a insumos, el pago efectivo a proveedores del exterior y la falta de financiamiento para los plazos establecidos”, según informó la entidad en un comunicado. Además, los industriales coincidieron en manifestar su gran preocupación y señalaron el impacto negativo que está generando en los sectores industriales de todo el país comprometiendo la continuidad de procesos productivos. “Además, destacaron la necesidad de que el nuevo sistema ya implementado debe generar previsibilidad, evitar toda forma de discrecionalidad, así como también permitir planificar la producción de cara al 2023″, agregó el parte de prensa.

Hasta el momento, las empresas que todavía no firmaron el convenio y que siguen manifestando que “está siendo analizado por el equipo de Legales de la compañía” aseguran que si bien hubo un mayor flujo de aprobación de SIRA hacia fines de la semana pasada, los plazos de pago no se modificaron. “Se agilizará el proceso una vez que firmen”, aseguran en el Gobierno, a modo de presión. Pero nadie en estas compañías cree que ese acuerdo les resolverá el problema de los dólares.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar