Dólar tarjeta para extranjeros: ¿cuánto ayudará a las reservas del Banco Central?

ECONOMÍA Por Pilar WOLFFELT
dolar-tarjetas

Luego de una fuerte demora en la implementación por parte de los emisores de las tarjetas de crédito, antes del fin de semana, arrancaría “en serio” el dólar para turistas extranjeros, una medida que el Gobierno implementó el 4 de noviembre pasado, pero que aún no se hacía efectiva en la práctica. Según afirmó a Ámbito en las Jornadas Monetarias y Bancarias del Banco Central (BCRA) el presidente de la entidad, Miguel Pesce, la empresa Mastercard lo tendrá operativo desde este viernes y Visa se sumará la semana próxima.

Se trata de una decisión del Gobierno que apunta a captar los dólares del turismo receptivo. Y, con ese fin, a través de la Comunicación "A" 7630, el BCRA exceptuó de la liquidación en el mercado de cambios a los pagos que realicen los turistas extranjeros mediante tarjetas de débito, crédito, compra o prepagas emitidas en el exterior y les permite acceder al tipo de cambio del dólar MEP (lo que es muy beneficioso teniendo en cuenta que este jueves ese tipo de cambio financiero cotizó $317 y el oficial alrededor de $175).

Con esta norma, que se elaboró en forma conjunta entre Economía, Turismo y el BCRA, las tarjetas de crédito le reconocerían un mejor tipo cambio a los turistas del exterior y el Central busca evitar, así, que se dirija al mercado del dólar blue para cambiar los billetes que traen a la vez que digitaliza las operaciones y combate la economía informal.

Pero no lo hicieron de entrada y tampoco unos días después, como él mismo Pesce había asegurado que sucedería, ya que al ser consultado unos días más tarde de lanzar la medida que, desde el 14 de noviembre, entraría en práctica.


Dólar tarjeta para extranjeros: los turistas se sintieron estafados

Así es como, varias fuentes comentaron en diálogo con Ámbito que muchos visitantes del exterior que realizaron compras con sus tarjetas en el país no habían recibido ese beneficio, sino que les habían cotizado el dólar al tipo de cambio oficial al momento de cobrarles los consumos.

“El nuevo dólar sigue sin funcionar. Muchos turistas se vieron estafados al usar sus tarjetas esperando recibir el cambio prometido, pero finalmente recibieron el cambio oficial por sus gastos”, reclaman algunas voces. Consultada sobre si habrá una devolución posterior de la diferencia que no se les pagó a los usuarios, una fuente cercana al BCRA dijo que no será así. Y, ante la falta de implementación y la experiencia negativa inicial, muchos expertos en finanzas y turismo recomienden abiertamente seguir llevando cash a su viaje por la Argentina y cambiar en el mercado blue.

Lo cierto es que la medida se aprobó hace más de 20 días y había sido acordada con las tarjetas de crédito, que "se habían comprometido a implementarlo a la brevedad”, señaló Pesce. En el Banco Central esperaban que Visa fuera la primera empresa que lo hiciera efectivo, pero no fue así.

Según explicaron desde el sector bancario a este medio, lo que demoró la implementación es que para las tarjetas de crédito resulta una operatoria algo engorrosa. "La norma explicita que este valor del dólar es aplicable solo a no residentes en el país. Y esa es una gran dificultad que hay que ver cómo se resuelve", señala una fuente bancaria. De lo contrario, esa sería una ventana con la que se verían beneficiados con un tipo de cambio mejorado aquellos nacionales que tienen plásticos emitidos en el exterior.


En consecuencia, las empresas tienen que liquidar de manera diferente los gastos de las tarjetas internacionales de no residentes, las de residentes y las de las locales. Los primeros se ejecutan por la vía de los dólares financieros. Los pesos que gasta el usuario se cambian al precio del MEP y ese tipo de cambio se le aplica a la hora de cancelar su compra. En tanto, para todos los residentes, los gastos en dólares hasta u$s300 se cotizan al precio del oficial más el impuesto país y un 45% de anticipo de Ganancias, y, una vez que se supera ese monto, pero se le aplican, además, los impuestos que conforman el dólar Qatar (un 25% adicional de Bienes Personales).

Hay quienes señalan que inicialmente será complejo diferenciar a los tenedores locales de tarjetas internacionales del resto. Sin embargo, ese sería un mal menor que debería aceptar el Gobierno en pos de corregir la problemática que se presenta en la cuenta Servicios dentro del balance del BCRA, que refleja que, desde la salida de la convertibilidad hasta acá, nunca ingresaron a las reservas tan pocos dólares por turismo como en este momento. Y esto es debido a la falta de incentivos para el visitante a ir hacia el dólar oficial.


Dólar tarjeta: qué resultados espera el BCRA

En la actualidad, alrededor de un 15% o 20% del gasto de los turistas en el país se hacen con tarjeta y la intención del nuevo dólar para visitantes extranjeros es captar alrededor del 80% u 85% del mismo en el sistema financiero, si bien no irían directamente a las reservas, se incorporarían a la plaza de los dólares bursátiles.

“Dado que los dólares que entran al MEP, quedan siempre depositados en cuentas bancarias y se consideran para las reservas brutas, la medida busca ayudar a compensar la salida de divisas por turismo incentivando la demanda”, explica una fuente cercana al Gobierno.

Dado que no estaba en funcionamiento hasta ahora por los cortocircuitos con las tarjetas de crédito no se puede evaluar el resultado aún. "Se supone que, dentro de los cinco días que un extranjero pagó algo en Argentina, el comercio tiene que depositar los pesos que le pagó, por lo que pasarán unas jornadas para ver el resultado real", indica una voz en la City. Así, habrá que esperar a ver, en los hechos, qué efecto tendrá, ya que no es la primera vez que el Gobierno implementa este tipo de medidas.

 

Dólar para extranjeros: un aporte a la reducción de brecha y blanqueo de la economía

“Lo positivo del dólar tarjeta para extranjeros es que su implementación es más sencilla y no requiere ningún esfuerzo para el usuario, sólo tienen que adaptar sus sistemas las emisoras de los plásticos”, explican desde el sector financiero. De hecho, más allá de que se podría decir que “se llevaron un chasco”, muchos viajeros extranjeros habían comenzado a utilizar esta opción para sus consumos.

Si la medida tiene éxito, los analistas en la City calculan que el dólar tarjeta para extranjeros podría reportar alrededor de u$s250 millones por mes, que es el volumen que representaban los gastos con tarjeta del turismo receptivo antes de la entrada en vigencia del cepo duro que fue poniendo en marcha el actual Gobierno. Hoy, ese número se redujo casi a menos de la quinta parte, ya que ronda los u$s40 millones mensuales.

Dado que las operaciones pasarán por el mercado bursátil y la modalidad requiere la compra de un bono que luego se liquida contra dólares, podría ser un mecanismo que contribuya a reducir el precio del MEP y reducir la brecha con el oficial. Y, si bien los fondos no irán directamente a las reservas, tal como se dijo, esta medida va a impactar en las reservas brutas porque las tarjeteras van a ingresar los dólares al país y luego hacen la operación con los bonos. Asimismo, es una manera de ayudar al blanqueo de la economía porque digitaliza las operaciones y, por otro lado, y como objetivo principal, desalienta las operaciones en el blue.

Aún si se logra volver a los niveles previos cercanos a los u$s250 millones, la sensación en la City es que significaría un incremento de la oferta que, teniendo en cuenta las necesidades de dólares que tiene hoy el Gobierno y la problemática actual de las reservas, es bastante pequeño, pero "todo suma", como se dice popularmente.

Fuente: Ámbito

Te puede interesar