"El 2022 fue el año que Perotti se convirtió definitivamente en un eslogan de campaña"

OPINIÓN Por Agencia de Noticias del Interior
carlos1234

Por Carlos ZIMERMAN. CEO de Grupo 24 Noticias

Culminó el 2022 y con la finalización del año comienza el último año de Perotti al frente de la Casa Gris. A lo largo de estos más de tres años, Omar Perotti no su y no quiso cumplir con sus promesas de darle a los santafesinos "paz y orden" como lo promocionó en su campaña electoral para llegar a ser gobernador. Evidentemente el fracaso en la gestión es evidente y bien sabe Omar Perotti que la historia va a decir que su gobierno contribuyó para que el peronismo de Santa Fe pierda y por un buen tiempo se aleje de la posibilidad de gobernar una provincia que en su momento confió en él, pero que hace mucho le quitó su apoyo.

Omar Perotti basó su campaña electoral con la consigna de que le "devolvería" a la provincia de Santa Fe la paz y el orden que supuestamente los anteriores gobiernos habían perdido para la provincia. Muy lejos de haber resuelto o mejorado algo, en estos casi tres años de gobierno de Omar Perotti, las conclusiones son penosas.

La inseguridad que se vive en la provincia llega a niveles tan graves que estudiantes universitarios que eligieron Rosario, se están yendo aún sin terminar el año regular por miedo a seguir viviendo en una ciudad con un número de muertos por cuestiones de inseguridad que supera abiertamente los días transcurridos de este 2022.

Seguramente que Rosario es la ciudad más afectada por la nula política en materia de seguridad y las pésimas decisiones de los ministros que desempeñaron ese cargo, comenzando por el impresentable Marcelo Saín que más que un ministro fue un mismísimo "pistolero" al frente de una cartera fundamental.

Hoy la inseguridad se trasladó a otras ciudades de la provincia, y Santa Fe capital pasó a ser una zona de riesgo constante sin que nadie encuentre algún tipo de solución.

Rafaela y Reconquista también están padeciendo la falta de políticas y los robos y el narcotráfico ya son moneda común. 

Perotti prometió "Orden y Paz" y su gobierno esta repleto de hechos improlijos que poco y nada pueden contribuir a brindar lo que en campaña dijo que iba a hacer.

El nombramiento de jueces en la provincia y en las comunas es otro  talón de Aquiles  de una gestión que a falta de un año para terminar, no da para más.

Por ahora son solo promesas, por ahora son solo expresiones de deseo, por ahora es solo un slogan. Perotti no puede brindar lo que el mismo contribuye para que no se logre. El narcotráfico se combate con voluntad y por sobre todo con convicción, nada de ello caracteriza a Perotti y su gobierno. La improvisación en estos tres años fue la moneda corriente.

El gobierno anterior, el del fallecido Miguel Lifschitz, con Maximiliano Pullaro a cargo de Ministerio de Seguridad, dejó una base importante que Perotti no quiso aprovechar por egoísmos políticos inexplicables.

Nadie puede decir que el combate que se debe llevar en contra de las mafias y narcotraficantes que acechan a la provincia es fácil o sencillo, todo lo contrario, pero no hay peor empresa que la que no emprende, y Perotti por ahora nada hizo al respecto-

El Derecho Penal es muy claro cuando habla que las acciones de los hombres pueden ser por acción o por omisión, no estamos en condiciones de aseverar que algunas de ellas le alcance a Omar Perotti, quizá el gobernador inauguro una nueva, "vender humo". Eso es lo que hizo en su campaña cuando prometía "Orden y Paz", siendo consciente que desconocía como solucionar esos dos problemas fundamentales que sufren los santafesinos, los que día a día salen de sus casas y no saben si van a regresar a sus hogares.

Perotti no nos da orden, Perotti no nos da Paz, Perotti por ahora nos da humo, el que a muchos no les deja ver la realidad de una provincia que se cae a pedazos sin un capitán que conduzca un barco que día a día se hunde un poco más.

Te puede interesar