Mauricio Macri alienta las conjeturas sobre su futuro político con una calculada reaparición en Mar del Plata

POLÍTICA Por Facundo Chaves*
G26ZFYRCUVBHRDZ4EPOGRR3ZKY

Mauricio Macri ejecutará este jueves una calculada reaparición política en Mar del Plata con dos encuentros -uno abierto y público y otro más cerrado y exclusivo- que encabezará con la excusa de presentar su libro “Para Qué”. Se espera que en su visita a la ciudad turística el ex presidente plantee duros cuestionamientos al gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner y envíe un fuerte mensaje hacia la interna de Juntos por el Cambio.

Se trata del primer acto político de este 2023 del que participará Macri desde que viajó a Cumelén, en Villa La Angostura, donde pasó las fiestas y tuvo una intensa actividad política, aunque alejado de las cámaras y los micrófonos. Allí mezcló el descanso con una intensa agenda de reuniones: desde el emir de Qatar, Tamin bin Hamad Al Thani, a Horacio Rodríguez Larreta.

Arribado hoy mismo a Mar del Plata desde la Patagonia, y a partir de las 18, el ex presidente reunirá en los eventos de esta tarde a la primera línea del PRO, aunque no estarán ni Larreta ni Patricia Bullrich. Sí en cambio dará el presente María Eugenia Vidal, ex gobernadora, diputada y quien no oculta su vocación por competir por la Presidencia.

Larreta porque está abocado a la gestión en la ciudad de Buenos Aires y la presidenta del PRO y precandidata porque está de vacaciones (y tiene prevista una reunión a solas en Cumelén antes de fin de mes). En cambio, sí darán el presente, en primera fila, los precandidatos a gobernador Cristian Ritondo, Néstor Grindetti, Joaquín De la Torre y Javier Iguacel.

Con aval de Larreta, también estará Diego Santilli, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, y otras figuras relevantes de Juntos, como el vicepresidente del PRO y precandidato a gobernador de Santa Fe, Federico Angelini; el ministro de Gobierno porteño, Jorge Macri; el precandidato Miguel Ángel Pichetto, el intendente de Pinamar, Martín Yeza, el presidente de la UCR bonaerense, Maxi Abad, y autoridades de la Coalición Cívica. “La invitación fue amplia. No hubo exclusiones”, aclararon a Infobae en el entorno del ex presidente.

Macri hablará primero en La Normandina, en Patricio Peralta Ramos al 5000, en el corazón de Playa Grande, ante un auditorio compuesto de público en general, dirigentes de su partido, y medios de comunicación. Allí será presentado por el intendente local y miembro del PRO, Guillermo Montenegro, y hablará con el formato de la primera presentación del libro que se hizo el año pasado en La Rural de Palermo.

En la organización del primer encuentro tuvieron un rol destacado el diputado Hernán Lombardi y el equipo político de la Municipalidad. Según lo que pudo saber Infobae, este evento tendrá un perfil más abierto y buscará mostrarlo a Macri más en contacto con la gente e involucrado en la actualidad política. La platea estará conformada por vecinos y turistas que se inscribieron por medio de redes sociales.

El segundo encuentro se había anunciado de manera formal para que se iniciara a las 19.30, aunque se descontaba que ese cronograma tendrá cambios. Macri iba a hablar ante un auditorio más cerrado, con empresarios, dirigentes y referentes sociales en el hotel Costa Galana.

La Corte Suprema, Brasil y la interna

Más allá de sus vacaciones patagónicas, Macri se mantuvo en los últimos días activo en términos políticos e intervino en el debate público ante los dos hechos más importantes que se registraron en el inicio del año: la amenaza de juicio político contra los jueces de la Corte Suprema que orquestó el kirchnerismo duro e impulsó el kirchnerismo y los gobernadores peronistas y el intento de golpe de Estado en Brasil impulsado por fanáticos de Jair Bolsonaro.

El ex presidente estuvo en diálogo con líderes y referentes de la coalición opositora con quienes compartió sus ideas de endurecer la posición frente al kirchnerismo en ambos temas. De hecho, hilvanó en un tuit una postura que fue mayoritaria en la oposición de señalar la supuesta contradicción de rechazar el ataque a las instituciones brasileñas y embestir contra la cabeza del Poder Judicial en Argentina.

Esa misma posición la manifestó en la reunión por Zoom con los integrantes de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio.

La reaparición de Macri en Mar del Plata se produce en un momento singular de la coalición opositora. Rodríguez Larreta enfrenta un delicado momento político. Si bien está en el centro del ring porque el kirchnerismo lo empujó a ese lugar -fallo de la Corte por la coparticipación mediante- afronta una situación complicada luego de perder a su ministro de Seguridad, Marcelo D’Alessandro, tras una operación de espionaje ilegal que reveló conversaciones privadas con Silvio Robles, vocero del presidente de la Corte, Horacio Rosatti, y con Marcelo Violante, un empresario beneficiado con un contrato leonino para gerenciar las grúas de acarreo de automóviles.

Y Patricia Bullrich -que se mantiene con buena imagen y encabeza algunas encuestas- perdió a su principal espada política, Gerardo Milman, tras una andanada de denuncias impulsadas por representantes del ultrakirchnerismo, como el diputado Rodolfo Tailhade: desde vínculos con el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Kirchner, hasta su sistema de contrataciones de colaboradoras y asesoras.

Más allá de la actualidad sombría que atraviesan los presidenciables de Juntos por el Cambio, ex presidente vivió como un éxito personal la voluntad de toda la coalición de endurecerse frente al gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. “Halcones ahora son todos”, admitía en diálogo con Infobae un interlocutor de Macri.

Incluso, el radicalismo que tenía una posición menos intransigente, asumió en las últimas semanas una narrativa más crítica hacia el kirchnerismo. De hecho, Gerardo Morales -que es presidente de la UCR y tiene aspiraciones de estar en el binomio presidencial de JxC- expresó su apoyo ante la insólita vinculación que hizo el canciller de Santiago Cafiero de Macri con el bolsonarismo golpista.

Sin embargo, los radicales enfrentan una interna que se viene acelerando por la indefinición del partido -de Morales, pero no sólo de él- de negociar para estructurar fórmulas mixtas en Nación, provincia, Capital Federal y municipios y listas cruzadas, o avanzar con lista propia para todas las categorías. “Para Mauricio, lo ideal sería que haya pureza entre la oferta electoral y que la gente elija”, explicaban anoche.

Ahí es donde está uno de los factores que pueden decidir a Macri jugar o no: si ve que el discurso, los planes de gobierno y las listas no están alineados con el “Para Qué” que planteó, sobre todo, en el capítulo 25 del libro:

“O somos el cambio o no somos nada. Esta vez no habrá tiempo ni sustento político para quedarnos a mitad del camino. No podemos llegar al gobierno con prejuicios ideológicos de ningún tipo. Habrá que tomar decisiones drásticas. Aquel “buenismo” que algunos señalaron durante nuestra gestión, no va más. El populismo light no es una opción”.

Ese es uno de los mensajes más contundentes que se espera que el ex presidente exprese en Playa Grande para la interna de Juntos por el Cambio. El de las críticas al kirchnerismo ya son conocidas, pero habría un agregado que empezaron a escucharle quienes lo trataron: la definición del oficialismo actual como un “gobierno fallido”.

“Macri es una celebrity y, como celebrity está donde tiene que estar. Estuvo en Qatar durante el Mundial y se fue de vacaciones a Cumelen. Esa es su manera de construir poder y hace la política del celebrity”, dijo semanas atrás el sagaz Jorge Asís, en un reportaje que publicó Infobae. En pleno arranque del año electoral y aunque dice que no es candidato, el ex presidente estará hoy en Playa Grande, Mar del Plata. En un año electoral ¿dónde más?

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar